¿Qué hay detrás de la victoria de Miss Filipinas?

Valentina Ramírez Gómez / La Voz de Michoacán   PUBLICIDAD Bangkok. Miss Filipinas Catriona Elisa Gray fue la ganadora del 2018 del certamen de belleza Miss Universo. La nueva reina de belleza de 24 años tiene una maestría en musicología, además de trabajar como modelo, cantante y ser una activista en la lucha contra el …

Foto: AP. Las concursantes felicitan a Miss Filipinas tras su victoria en Miss Universo

Valentina Ramírez Gómez / La Voz de Michoacán

 

PUBLICIDAD

Bangkok. Miss Filipinas Catriona Elisa Gray fue la ganadora del 2018 del certamen de belleza Miss Universo. La nueva reina de belleza de 24 años tiene una maestría en musicología, además de trabajar como modelo, cantante y ser una activista en la lucha contra el VIH. De padre australiano y madre filipina, Gray nació en Cairns, Australia, y se mudó a Filipinas tras terminar la secundaria.

Miss Filipinas dijo que trabajar en las zonas pobres de Manila le ha dado la lección más importante que ha aprendido en la vida y que la aplicaría a su experiencia como Miss Universo.

Siempre trato de buscar la belleza en la cara de los niños y ser agradecida. Haría esto como Miss Universo cuando vea situaciones difíciles, veré el lado positivo y dónde yo podría aportar algo”.

PUBLICIDAD

Por su parte Green, quien también tiene 24 años y estudió medicina en Ciudad del Cabo, quedó como primera finalista, mientras que Gutiérrez, de 19 años y estudiante de derecho, fue la segunda finalista.

Miss España Ángela Ponce, la primera concursante transgénero en Miss Universo, no consiguió pasar a la ronda de semifinalistas, pero el certamen dedicó un segmento en video sobre su historia de vida y su lucha contra la discriminación.

La crítica a los certámenes

Los certámenes de belleza nacieron en Estados Unidos e Inglaterra como estrategias publicitarias de ciertas marcas que trataban de llamar la atención sobre productos para mujeres. El primer certamen de belleza, Miss América, nació el mismo año en que se legalizó el sufragio femenino. Esta relación es recalcada por feministas, señalando el nacimiento de los certámenes como un intento de oposición al movimiento sufragista.

El certamen de miss Universo ha recibido mucha crítica de parte de grupos feministas a lo largo de su historia, ha tratado de modernizarse, al igual que otros certámenes como Miss Mundo, pero uno de sus principales cambios fue el permitir la participación de mujeres transgénero desde el 2013, aunque este cambio no tomó forma sino hasta este año. Sin embargo, la crítica al concurso continúa, pues todavía se mantienen secciones como la de trajes de baño, uno de elementos más criticados del concurso. Esto, anteriormente, frente a un grupo de jueces conformado únicamente por hombres.

Por primera vez el comité de selección estuvo integrado únicamente por mujeres que incluían a la empresaria Richelle Singson-Michael, la diseñadora de modas Monique Lhuillier, la ex Miss Universo Michelle McLean, la activista política y empresaria Janaye Ingram, la ex Miss Universo Bui Simon, la científica y empresaria Iman Oubou, y la empresaria colombiana Lili Gil Valletta. Además, por primera vez en más de 20 años el mismo grupo se encargó de calificar la competencia preliminar y las rondas finales.

Cabe notar que el concurso fue propiedad del actual presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, de 1996 hasta 2015. Durante este tiempo los rumores y las acusaciones de que el concurso estaba amañado a la conveniencia de Trump crecieron.

El reinado

La ganadora de miss universo recibe un premio de 200 mil dólares en premios y la responsabilidad de viajar como representante de la organización durante su “reinado”. Durante este tiempo recibirá 250 mil dólares de salario y vivirá en un penthouse de lujo en Nueva York. También tendrá oportunidad de involucrarse en oportunidades laborales de su interés, ya sea en el modelaje, la actuación o la música. El certamen enfrenta la crítica feminista señalando las capacidades de sus concursantes, sin embargo, esto mismo es criticado pues se considera una contradicción que el concurso se presente como centrado en la inteligencia y el talento de las participantes, pero las juzguen por sus bikinis y la forma en que portan un vestido de gala.

Sin embargo, muchas mujeres participan en estos certámenes, señalando que están orgullosas de representar a su estado, su país, o su comunidad. También, defienden que los aspectos de belleza física del certamen no son superficiales, sino muestra de su formalidad, elegancia y porte.

En total 94 aspirantes participaron en la 67ma edición del certamen, que se realizó por la mañana en Bangkok para poder transmitirse en vivo la noche del domingo en el continente americano, donde tiene mucha popularidad.

Con información de AP