Con sonrisas y "chispas", Milo y Charlie rompen estigmas y redes sociales

Redacción / La Voz de Michoacán   Hay personas que cuando descubren que sus bebés vienen al mundo con Síndrome de Down, deciden interrumpir el embarazo para no tener unos hijos con discapacidad o con problemas de algún tipo, otros deciden traerles al mundo pero nada más nacen y los ponen en adopción, pero también …

Foto: Twitter.

Redacción / La Voz de Michoacán

 

Hay personas que cuando descubren que sus bebés vienen al mundo con Síndrome de Down, deciden interrumpir el embarazo para no tener unos hijos con discapacidad o con problemas de algún tipo, otros deciden traerles al mundo pero nada más nacen y los ponen en adopción, pero también hay quienes saben que tengan Síndrome de Down o no, son y serán sus hijos y solo por eso, deberán quererles y amarles para siempre.

PUBLICIDAD

Tal es el caso de Julie y Dan McConnel, quienes sintieron que el Síndrome de Down no era un problema para ellos y junto con sus hijos Milo y Charlie, han roto los estigmas y viven felices.

PUBLICIDAD

Milo y Charlie, quienes han roto las barreras de las redes sociales, gracias a sus padres que no los han dejado solos, muestran lo maravilloso que es la vida, y es que parece que además, su caso ¡se ha vuelto viral! Parte de su fama es debida a que ambos gemelos tienen el Síndrome de Down.

El Síndrome de Down

El Síndrome de Down es una condición genética que produce complicaciones así como retrasos físicos y cognitivos. La crianza de un niño con Síndrome de Down no es fácil, ¡así que imagina con dos al mismo tiempo y de la misma edad! Muchos niños con Síndrome de Down tienen problemas del corazón, retrasos en el aprendizaje, problemas de vista, etc.

Pero a pesar de todo esto, merece la pena compartir la vida con ellos porque son seres puros y llenos de amor que solo quieren compartir su cariño con sus seres queridos.

Tanto Julie como Dan se han propuesto borrar el estigma que rodea al Síndrome de Down y lo hacen a través de las redes sociales, porque saben que a través de Internet llegarán a mucha más gente… ¡a nivel mundial!

El diagnóstico

El primer impacto puede ser aterrador, pero no es necesario detener el embarazo… ¡porque la vida será como la suya! ¡Llena de amor incondicional cada día! Nadie que tiene un hijo con Síndrome de Down se ha arrepentido de tenerlo… En cambio, aquellos que interrumpieron el embarazo se preguntan cómo podría haber sido su vida.

Poco a poco el mundo comienza a comprender qué significa tener Síndrome de Down, pero aún queda mucho camino por recorrer ante el gran desconocimiento que suele haber. Incluso en una sociedad cada vez más inclusiva en cuanto a las personas con Síndrome de Down, ellos, siguen encontrándose obstáculos sociales para poder normalizar su situación a la hora de trabajar o casarse.

Con información de etapainfantil.com