El doble argentino de Bruce Willis arrasa en redes con vídeos de humor imitando al actor

No existe información de sus trabajos como actor en las páginas que reúnen la filmografía de los actores del mundo, como iMDB, pero él se promociona como “el doble de Bruce” en Instagram y Tik Tok.

Foto:Internet

Agencias/La Voz de Michoacán
México.Bruce Willis es uno de los referentes del cine de acción de los 90s y principios del nuevo siglo. Y hasta hay quién diría que a sus 65 años todavía lo sigue siendo. Pero como toda estrella del género, a excepción de Tom Cruise, sus escenas de riesgo suelen ser interpretadas por esos dobles que se juegan la vida para que veamos secuencias trepidantes en pantalla. Stuart Wilson y Larry Rippenkroeger son los que han ocupado su lugar en algunas de sus producciones.

Sin embargo, hay un actor argentino que dice ser “el doble oficial de Bruce Willis” en su país, y según él trabajó como su doble en La jungla 4.0 con una aparición “muy corta” hablando por teléfono. Allí vio de lejos al actor real, pero nunca los presentaron. Y mientras el verdadero Bruce hace la cuarentena en casa de su ex Demi Morre junto a sus hijas, este argentino de 52 años está arrasando en Instagramcon vídeos de humor imitando al actor de Hollywood. Hablamos de Pablo Perrillo.

Instagram/dobledebruce
Instagram/dobledebruce

No existe información de sus trabajos como actor en las páginas que reúnen la filmografía de los actores del mundo, como iMDB, pero él se promociona como “el doble de Bruce” en Instagram y Tik Tok. Tanto que su perfil en redes no lleva su nombre real sino “doble de Bruce”. Y hasta varios medios de Latinoamérica han publicado entrevistas refiriéndose a él como “el doble oficial de Argentina”. Aunque no existe tal cosa. Es un hombre parecido, muy parecido, al ex de Demi Moore que ha logrado sacar provecho a su etiqueta de doppelgänger, pero actualmente no trabaja como el doble de Bruce en Hollywood.

PUBLICIDAD

Pero este argentino ha sabido sacar provecho a las facciones tan similares que comparte con Willis. Además de haber participado en comerciales imitándolo, actualmente está arrasando con sus vídeos en Instagram y Tik Tok que comenzó para entretener a sus fans durante la cuarentena, y en donde se hace pasar por el actor en forma de humor. Su última imitación es en homenaje a La casa de papel.

Pero hay más. Videos en donde pretende estar en un tiroteo, otros cantando o haciendo bromas. Hay de todo.

PUBLICIDAD

Incluso hay vídeos de la reacción de la gente cuando se pasea por lugares públicos, como pasó durante una visita a Chile . Cuando el país supo que Bruce estaba allí, tranquilamente paseando por un centro comercial, su presencia se hizo viral en redes como si fuera el mismísimo actor. Perillo tiene un video en su perfil de Instagram que demuestra la locura vivida, con la gente persiguiéndole, gritándole y pidiéndole fotos creyendo que se trataba de Bruce Willis. Y él, tomándose muy en serio su papel, no hizo nada para corregirlos.

En los últimos años ha colaborado con una empresa de seguros chilena como el rostro de sus comerciales sobre prevención de riesgos -haciéndose pasar por el actor de acción evidentemente- y también ha sido el rostro de una campaña de turismo argentina que recurre a la idea de explotar la imagen de Bruce Willis como imán para atraer al turismo estadounidense. Una locura que no sabemos si habrá funcionado. Hay algún que otro artículo de habla inglesa que se ha mofado bastante de la propuesta (como The Bubble).

Perillo, que es hijo de un dirigente ya fallecido del equipo de fútbol River Plate, contó en una entrevista que se dio cuenta de su parecido con Bruce cuando tenía 20 años. Corría el año 1988 cuando una chica en una discoteca notó el parecido aunque él no tenía idea de la existencia de Willis. Él ya intentaba ganarse la vida como actor y eso de ser el doble de una estrella de Hollywood no le abriría puertas fácilmente. Contó a Pousta que es actor desde los 4 años, cuando empezó haciendo teatro, pero después del éxito de La jungla de cristal, todo cambió. La gente lo comparaba, lo señalaba en lugares públicos y hasta sus amigos y su madre comenzaron a llamarlo Bruce en lugar de Pablo. Y así comenzó a recibir llamadas para hacer comerciales y programas de televisión.

En 2002 ganó un concurso de anónimos parecidos a famosos y como premio lo llevaron a la ceremonia y fiesta de los premios SAG, del Sindicatos de Actores de Hollywood, en donde varios famosos demostraron su confusión. Según él, hasta Matthew Perry creyó que era su amigo Bruce el que estaba delante suyo. A su vez, tras la repercusión de sus vídeos de Instagram, contó a TN que habló con las hijas de Bruce a través de las redes sociales. “Se sorprendieron, lo noté”, dijo(vía Canal Net).

Él el doble que, sin dudas, comparte un parecido increíble con Bruce Willis, aunque los dobles de profesión realizan una tarea diferente. Larry Rippenkroeger, un ex campeón de jet-ski, pasó 10 años siendo el doble de Bruce Willis, apareciendo en películas como Los sustitos (2009), Falsas apariencias (2000) y Hostage (2005), aunque jamás nos dimos cuenta. En su última colaboración, La jungla: un buen día para morir (2013), se arrojó al suelo desde un 4x4 en movimiento rompiéndose el cráneo y pasando meses en recuperación. Bruce Willis cubrió los gastos del hotel para que su familia pudiera estar a su lado mientras se recuperaba (The Sun). Y también hay otro llamado Eric Buarque que apareció en lugar de Willis en La jungla 4.0 (2007) y El justiciero (2018).

El otro, Stuart Wilson, sigue colaborando con Bruce desde que comenzara a ser su doble en La jungla 4.0 (2007) cuando lo escogieron al ver su rostro sin cabello (Newark Advocate). Y ahí sigue a su lado. Terminó Survive the night antes de la cuarentena y tiene previsto volver a doblar a Bruce en Wake, a pesar de haber sufrido daño en los nervios, compresiones de vertebras, una rodilla que sufre de tantos golpes y otras dolencias como consecuencia de su oficio.

Pablo Perillo no será el doble de Bruce en Hollywood, pero sin dudas es el doble hispano más famoso de la red. Sus vídeos y humor no tienen desperdicio.