3 nuevos contagios de COVID-19 en sacerdotes de la Arquidiócesis de Morelia; en septiembre fueron 15

15 sacerdotes se encontraban aislados y bajo tratamiento por el COVID-19 en septiembre.

Héctor Jiménez / La Voz de Michoacán

Morelia, Michoacán. En las últimas semanas se confirmaron tres contagios más del nuevo coronavirus (COVID-19) entre sacerdotes de la Arquidiócesis de Morelia, a lo que se suma el caso de un trabajador de Cáritas Diocesanas, sin embargo, éstos se consideran como estables ya que no han requerido hospitalización ni tampoco se han dado nuevas defunciones, de tal manera que aún se mantiene la cifra de seis muertes de líderes católicos por esta causa.

“No tengo el dato exacto, pero ha habido dos o tres contagiados más en una circunstancia de contagio controlado; se les tiene confinados y se les está atendiendo a los padres. No ha habido otros casos de hospitalización ni tampoco ha habido defunciones nuevas”, informó el arzobispo de la Arquidiócesis de Morelia, Carlos Garfias Merlos, en conferencia de prensa transmitida por internet este sábado.

PUBLICIDAD

A su vez, el titular de la Pastoral Social y Cáritas Diocesanas, Miguel Gaona Pineda, precisó que “Lo que nos han informado cuando tuvimos la reunión es que fueron tres sacerdotes más de los que ya estaban en recuperación y estos tres sacerdotes están ahorita en tratamiento y están estables, no hay mayor complicación”.

Así como también agregó que, en medio de las labores de entrega de apoyos alimenticios, también se dio un contagio en personal de Cáritas. “El contagio sigue, ahorita doy la noticia que también está infectado el chofer de Cáritas que es quien nos estaba ayudando a repartir, lo tenemos ahorita en confinamiento y recuperación, está bien y está estable; no ha pasado a mayores y lo tenemos en confinamiento”.

PUBLICIDAD

El pasado mes de septiembre, la arquidiócesis informaba que 15 sacerdotes se encontraban aislados y bajo tratamiento por el COVID-19, en tanto que solo uno de ellos se consideraba como caso grave. Con ello, todavía se mantenía estable la cifra de seis defunciones a causa de esta enfermedad, sobre el total de aproximadamente 600 sacerdotes presentes en la entidad.