Liberamos a Michoacán de los templarios, afirma Osorio Chong

En seguridad, el exsecretario de Gobernación reconoció que no se logró una reforma para que pudieran establecerse policías estatales en lugar de municipales

Foto: Víctor Ramírez.

Jorge Manzo / La Voz de Michoacán

Morelia, Michoacán. Durante el gobierno de Enrique Peña Nieto se tomaron decisiones difíciles, pero se asumieron, evaluó el exsecretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, tras criticar duramente a la administración de Andrés Manuel López Obrador y exigirle explicaciones sobre la estrategia de seguridad que implementan, “si es que hay”. Afirmó que durante en el sexenio priista se liberó a Michoacán de los Caballeros Templarios, que coparon instituciones, empresarios y organizaciones. Lamentó que no se quiera ir en contra de los grandes capos, a pesar de que son quienes han destruidos vidas, se han llevado familias enteras, y han cometido secuestros, feminicidios y robo de patrimonio: “son delincuentes”.

Cara a Cara con La Voz de Michoacán, el exjefe del gabinete de seguridad nacional afirmó que Michoacán ya está recuperado del cártel de los Caballeros Templarios, después de que hace más de cinco años, organizaciones, grupos de empresarios y gobiernos enteros estaban en manos de un grupo que filmaba a todos y se sentía orgulloso de un documento que hacían firmar. “Recuperamos Michoacán”, exclamó Osorio Chong al negar la versión de que la Comisión que encabezó Alfredo Castillo haya armado a los grupos de autodefensa que surgieron en 2013. Pidió que se recuerde cómo vivió Michoacán “ese pasaje muy delicado”.

PUBLICIDAD

Aunque tácitamente no defendió a Peña Nieto, pidió que cada caso que se critica se vea por separado, “porque si lo metes en una licuadora entonces empiezas a decir que todo estuvo mal”, sin embargo, afirmó Osorio que cada situación se buscó resolver.

Adelantó que la oposición al gobierno de López Obrador está cocinando un bloque de contención que evite reformas constitucionales que puedan dañar al país, y adelantó que para las elecciones intermedias y en 2024 no debe dudarse en que habrá alianza político electoral.

PUBLICIDAD

Al cuestionarle si él debió ser el candidato en 2018 y no José Antonio Meade, el también exgobernador de Hidalgo se dijo agradecido con el Partido Revolucionario Institucional por todas las oportunidades que le dio. Lamentó que haya quienes corran a la primera y ya estén en otros partidos, en concreto, en el que gobierna (Morena) “hablando pestes del partido que les dio oportunidad y del que se sirvieron para llegar a puestos importantes”. Reconoció que pudiera entender cuando hay un cambio de ideología, pero no de intereses. “Hubo muchos que todavía hasta el 2017 eran incondicionales al PRI y escúchenlos: ¡Por Dios!”.

El coordinador de los senadores del tricolor no negó que le gustara ser presidente de México, incluso, cuestionó a quien en “el mundo no le gustaría”, por lo que adelantó que no se sale de ninguna aspiración, pero garantizó que se debe trabajar en el presente. Comentó que lo verán activo todo este tiempo, pues sí piensa que el futuro se construye trabajando en el presente y es a partir del esfuerzo cotidiano, “de las ganas de hacer las cosas” como se camina. Se dijo orgulloso de haber sido diputado federal, gobernador, senador y secretario de Gobernación.

Limpiamos al estado, asegura

Osorio Chong en el gobierno de Peña Nieto coordinó a las instituciones de seguridad, así como la comisión que se creó para limpiar a las instituciones que fueron infiltradas por la delincuencia organizada; a esa tarea designaron a Alfredo Castillo Cervantes, quien a la distancia hay criticas positivas y negativas de su trabajo. En este tema, confesó que se buscaron alternativas para ir liberando a la sociedad que estaba agraviada por los Caballeros Templarios. “Tuvimos que ir avanzando municipio por municipio”, detalló, al hacer referencia al acompañamiento que solicitó la gente (grupos de autodefensa) que se levantó en armas. Negó que hayan dado armas y con fuego se haya detenido el fuego que vivían las regiones controladas.

“Fue una estrategia poco a poco avanzando hasta recuperar el estado, hasta detener a aquel personaje que hoy está en la cárcel (Servando Gómez Martínez, La Tuta), y que decía que nadie lo iba a detener, pero sin un solo balazo lo detuvimos y hoy está en prisión; ese que filmaba a los buenos y a los malos y le gustaba mucho comprometer a la gente”, atajó.

Miguel Ángel Osorio Chong reconoció que se tomaron decisiones como tener un plazo de tiempo para entregar las armas y que se cumplió. “Fue un paso difícil, pero que teníamos que acompañar a la gente que ya no podía”, recordó.

En esa época, cuando se anunció una inversión superior a los 45 mil millones de pesos a través del llamado Plan Michoacán, el exsecretario de Gobernación recordó que venía dos veces cada mes, y los temas que se trataban siempre eran de seguridad. Retomó que en esa esa época nadie quería hablar porque la gente tenía miedo de que se dieran cuenta los criminales que el gobierno estaba enterado de las dificultades que tenían.

“Los que se dedicaban al aguacate pagaban a la delincuencia, y luego ya no podían exportar; estaban todos atados a la delincuencia. Hay que recordar, quien no recuerda, no puede ver hacia el futuro”, explicó.

¿Qué has visto en estos 11 meses de gobierno de Obrador?

“Es difícil hacer un análisis cuando no se aceptan críticas y cuando no se acepta lo que se está viviendo y lo que está pasando, pero lo que tenemos que hacer desde la oposición no es un golpeteo, no es un enfrentamiento, es más bien buscar cómo podemos construir acciones que redunden en la población y lo que está pasando en México está complicado.

En lo económico traemos un problema que cada vez se ve más difícil y acercándose a la tormenta perfecta, porque el próximo año se estima que va a ser enormemente difícil en el mundo, si a eso le sumamos las dificultades propias por políticas públicas que, digo yo, no han sido las correctas, pues lo que viene es muy difícil.

“No crecimos nada. Recesión es cuando no se crece. ¿Qué pasa cuando no se crece? No hay generación de empleos, se corren a personas de sus empleos, no hay para consumo y entonces hay dificultades reales para la familia en México”.

En materia de seguridad, Osorio recordó que López Obrador prometió que las dificultades se iban a resolver a partir de su llegada, después que en seis, y “llevamos un año y no solo no estamos mejor, sino que estamos peor. Entonces es bien difícil pasar de estar en campaña a la realidad que uno vive cuando se es gobierno, pero hay que saber escuchar, hay que saber entender que no pueden ser decisiones unilaterales, hay que construirlas con la oposición y no los veo queriendo construir con la oposición, los veo solos, tomando sus decisiones y eso no le sirve a ningún país democrático que se pueda estimar así en el mundo”.

¿Qué cambiarías del gobierno de Peña?

“Tenemos que ir viendo año por año o evento por evento, pero en el tema educativo fue un reforma que yo estimo que es buena, incluso con este gobierno lo único que se vio fue su evolución y no su destrucción como tanto dijeron que iban a hacer. Creo que debió haberse dado un espacio de tiempo para su implementación y lo que se hizo fue quererla poner luego luego, sin explicarla adecuadamente y generó todos estos problemas que tuvimos en Michoacán.

“La (reforma) Energética, explicarla mejor. Dijeron que la van a desaparecer, pero claro que no la van a desaparecer. Si no hay reforma Energética, el país va a estar en un problema económico mucho más grande y cada una de estas reformas tuvieron sus dificultades de implementación, pero son reformas que en el futuro se va a haber que fueron tomadas de manera acertada.

“Sin embargo, al no poderlas difundir apropiadamente parecieron reformas que lastimaron más que ayudar. Ninguna la han quitado, más que la educativa en esto que todo mundo conoce, pero fuera de ahí no han transformado ninguna otra porque ayudan al país pero ¡Ah! Cómo nos criticaron cuando las hicimos”.

“En temas de seguridad, creo que no pudimos lograr una reforma para que pudieran establecerse policías estatales en lugar de municipales, las municipales tienen descrédito, dificultades, problemas de recursos, son muchos temas y factores que no permiten que estén funcionando adecuadamente”.

“Hicimos una reforma que no aprobaron ellos y que nos costó mucho trabajo para seguir adelante en los primeros tres años exitosos, 2012, 2013, 2014 y 2015, fueron muy exitosos, bajamos los índices delictivos a los años de 1998, ahí están las cifras oficiales. Sin embargo, al no haber reforma, entre otros factores, empezó a incrementarse”, expuso Osorio Chong durante la entrevista que concedió a La Voz de Michoacán.

Confesó que hay cosas que se pudieron tomar de otra manera en el gobierno de Peña Nieto, sobre todo una mejor comunicación, “que nunca pudimos lograr, traspasar una cámara o un periódico, llegar al sentimiento de la gente para que entendiera por qué estás reformas que eran tan importantes y que todas daban para el beneficio del país, tan es así que se dejó al país como la economía número 14 más importante del mundo, había empleo, había salarios y había prestaciones sociales. Hoy se están perdiendo empleos, va en picada la economía. Se dejó un país en el sexto lugar de visitantes en el mundo y ahora vamos en el noveno, estamos a punto de salir del “top” de los 10 países más visitados del mundo”.

¿Urge que cambie la estrategia en materia de seguridad el gobierno de López Obrador?

“Lo primero que hay que pedirles es que nos expliquen su estrategia, que vimos su presentación del año pasado, estaba basada en subir los niveles económicos de la población porque decían que de ahí venía el segundo factor que era la inseguridad y yo desapruebo totalmente este comentario porque imagínense ustedes Chiapas, Guerrero, Oaxaca, donde están los más pobres de este país y que paradójicamente son los estados más seguros del país, no ha de haber una correlación directa, no la hay, sí es importante. Eso fue su presentación del programa de seguridad, pero no su estrategia; ellos dijeron que ya no irían por los capos y ya no irían por los grandes delincuentes, pero ¿cómo? Si ellos han destruido vidas, se han llevado a familias enteras, han logrado secuestros, feminicidios, robo del patrimonio de familias que se tardaron toda una vida por lograr. Hay que ir por ellos, son delincuentes”.

¿Hay una amnistía de facto?

“Sí, hay dos tipos de amnistía, una en la que incluso liberas y que puede darse en varios sentidos, pero ésta es más delicada, cuando le dices “Ya no voy por ti, delincuente”. Entonces, tu compromiso con la mayoría de la población y con la gente que no comete un acto al margen de la ley, que cuida a su familia, que trabaja todos los días, ¿qué le podemos decir y qué le podemos contestar? Es delicado y es un error pensar que ese es el camino para que las cosas cambien. El tercer tema es la no aplicación del estado de derecho, la de saber detener a alguien con los cuerpos de seguridad y luego liberarlos o no quererlos detener, ese es un tema en el que un país como México no va a poder seguir adelante; la desconfianza de la gente, cada vez con más miedo, estado por estado, municipio por municipio, creo que sí deben primero explicarnos cuál es su estrategia, si la hay, para que de ahí podamos platicar para poderla analizar y poder ayudar a implementarla mejor porque hoy podrán decir muchas cosas, pero ya están en cifras mayores a las del gobierno que criticaron tanto”.

¿Usted, quien fue secretario de Gobernación ve elementos para que se enjuicie a Peña?

“Si fuera por declaraciones, el país estaría sumido en la peor de las crisis, del estado de derecho, de justicia; se dicen muchas cosas y yo lo que digo es que hay que poner las pruebas en la mesa contra cualquier persona, ex presidente o no ex presidente, no puede ser solamente como un discurso de campaña llevado a un proceso o una consulta, no es por consulta, es por pruebas. Nos ha costado mucho trabajo caminar en un estado de en el que las leyes se impongan ante las declaraciones o ánimos de una persona como para llegar a ese proceso; yo por supuesto que comparto que hubo actos en el pasado de algunos gobernantes de  varios partidos políticos, incluyendo el que gobierna y nosotros buscamos ir por ellos y que entraran en su proceso legal, de búsqueda de pruebas, para ver si eran culpables o no y que tanto daño nos hizo a mi partido, pero fueron gobernadores que nosotros mismos buscamos y nosotros mismos detuvimos”.

“Hubo temas como el de Tlatlaya, que pasaron por Derechos Humanos y pasaron por ministerios públicos y se resolvió, hubo casos como en el Ayotzinapa, que nada tuvo que ver el Gobierno Federal y que ayudamos para resolver, pero resulta que después toda la carga vino al Gobierno Federal cuando fue un tema local con un presidente municipal corrupto, vinculo a la delincuencia organizada, un gobernador señalado, con crímenes que estaban ligados a la policía municipal de Iguala. Por eso hay que ver cada cosa y hay que analizarla, porque si lo metes todo en una licuadora entonces empiezas a decir que todo estuvo mal y yo te puedo hablar de cada caso y decir cómo se buscó resolver”.

¿Se siente orgulloso de haber sido parte de ese gobierno?

“Se tomaron decisiones bien difíciles pero se asumieron. Las reformas estructurales que por 20 o 25 años se estuvieron buscando, se lograron y yo fui parte de ese Pacto por México, que mucho nos castigó y mucho nos deterioró en la imagen, sí, pero hay que tomar decisiones, no llegas a un gobierno para estar cruzado de brazos o dejar pasar y cuidándote para que la popularidad no te baje, a eso no buscar llegar si buscas ser gobernante, entonces por supuesto que estoy echado para adelante y con argumentos para defender estas reformas. En lo personal, en tomas de decisiones importantísimos, ya se para recibir a los chavos de el Poli o reaprender a un delincuente que se nos huyó de la justicia o poner en paz un estado como Michoacán”.