Ayuntamiento regulará la colocación de anuncios en el primer cuadro de Morelia

Ya había un avance en las labores de revisión, pero la contingencia por el COVID-19 frenó las inspecciones que se venían realizando

Foto: Víctor Ramírez.

Héctor Jiménez / La Voz de Michoacán

Morelia, Michoacán. Por un acuerdo aprobado en el Cabildo de Morelia, se estima que en un periodo de aproximadamente tres meses deberán quedar ordenados los anuncios publicitarios ubicados en el Centro Histórico de la capital michoacana, mismos que ya estaban pasando por un proceso de revisión y regulación pero que se vio interrumpida por la contingencia sanitaria a causa del nuevo coronavirus (COVID-19). 

Dicho acuerdo fue presentado por el regidor Gaspar Hernández Razo y dice textualmente que “se instruye a la Secretaría de Movilidad y Espacio Público y a la Coordinación del Centro Histórico a regular los anuncios publicitarios que se encuentran dentro de la zona de monumentos y zona de transición del municipio de Morelia”. 

PUBLICIDAD

Dentro de su exposición, el integrante del Cabildo de Morelia explicó que la reglamentación correspondiente contempla anuncios divididos primeramente en permanentes o temporales, así como también se dividen en denominativos o mixtos. Ahondó en que “se permiten los que tienen que ver con temas cívicos, culturales y sociales. Lo único que está totalmente prohibido es la publicidad en exterior, son todas las que tienen que ver con marcas establecidos promoviendo el uso o consumo con caballetes, con cartulinas, con lonas, que son las que se ponen en el exterior y están totalmente prohibidas”. 

Detalló que los anuncios permitidos tendrán que estar diseñado contemplando su integración en las dimensiones de la fachada, así como el tamaño de las puertas del establecimiento; además de explicar que los anuncios que se conforman por letras sueltas, deberán estar fabricados con material de fierro forjado, lámina metálica, latón, aluminio y presentando un hueco en su interior para no ejercer un peso sobre el material de las fachadas. 

PUBLICIDAD

“La Secretaría de Movilidad y Espacio Público, en conjunto con la Coordinación del Centro Histórico, tendrán que hacer una inspección de todos y cada uno de los anuncios, que son bastantes, según el último censo son 3 mil 200 establecimientos lo que hay dentro el Centro Histórico y al momento de revisar que cumplan con la normatividad, se van a encontrar que muchos cumplen, muchos no cumplen, mucho a medios o no han pagado el permiso por tener ese anuncio”, anticipó Hernández Razo. 

Es importante recordar que la Secretaría de Movilidad y Espacio Público de Morelia (Semovep), ya había comenzado con la revisión y suspensión de anuncios publicitarios que se encontraran fuera de la norma o no están al día en el pago de sus permisos en diversos puntos del municipio, comenzando por zona eternas al centro de la ciudad. 

Datos preliminares apuntaban a que se habían retirado más de 500 anuncios en el año 2019 y además se habían aumentado en un 200 por ciento las licencias para colocación de estos anuncios, ya que entre las mayores situaciones se encontraron anuncios ubicados sin el permiso correspondiente o que permanecían en la vía pública mucho después de haber cumplido su temporalidad. 

Antes de la aprobación del punto de acuerdo, el presidente municipal de Morelia, Raúl Morón Orozco, recordó que ya se habían echado a andar acciones para revisar la situación de anuncios publicitarios en el centro de la ciudad y apuntó que el plan para el centro de la ciudad no se cumpliría en un mes debido a la contingencia sanitaria todavía vigente, por lo cual se estima que el proceso pueda culminarse en un proceso de tres meses. 

“Ya hay un proyecto con el que iniciamos la revisión plena de toda la señalética del Centro Histórico. Nos paró la contingencia, ya estábamos avanzando en algunos términos, pero en el punto de acuerdo se plantea que en 30 días entreguen un resultado y dadas las cosas como están es prácticamente imposible, porque es un trabajo que se está realizando conjuntamente con el INAH y por decisiones de su administración no están trabajando y el tiempo va a ser complicado”. 

“La única consideración que tengo es sobre el tiempo, hay una convicción de sí hacerlo, pero nos paró esto que estamos viviendo. Si en el punto de acuerdo se modifica un poco la temporalidad, puede ser lo más pronto posible”, ahondó el alcalde, ante lo cual se aplicó una modificación de la temporalidad con límites a 90 días y fue aprobada por unanimidad.