García Luna y Medina Mora, artífices de “la guerra del narco” en Michoacán, hoy bajo la lupa de EUA

Los titulares de la SSP y la PGR durante el sexenio de Calderón fueron los encargados de la detención de los funcionarios michoacanos, pero hoy enfrentan investigaciones en México y Estados Unidos

Foto: Especial. Eduardo Medina Mora y Genaro García Luna fueron los hombres fuertes de Calderón durante su sexenio.

Redacción / La Voz de Michoacán

Morelia, Michoacán. Con el argumento de mantener presuntos vínculos con el crimen organizado, 11 presidentes municipales, 16 altos funcionarios estatales y un juez del fuero común fueron detenidos en Michoacán por elementos de la Policía Federal Preventiva y del Ejército Mexicano el 26 de mayo de 2009, hecho que pasó a la historia como el “Michoacanazo” y que fue dirigido por los entonces titulares de la Procuraduría General de la República (PGR), Eduardo Medina Mora, y de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP), Genaro García Luna, quienes hoy enfrentan señalamientos ante la justicia.

Ambos funcionarios fueron los hombres fuertes del sexenio del expresidente de México, Felipe Calderón Hinojosa, pues eran pieza clave en la estrategia de seguridad del exmandatario michoacano, esa que marcó un antes y un después en la vida del país y que ha costado la vida de 20 mil personas.

PUBLICIDAD

Ambos fueron los brazos para el combate al crimen organizado, que dejó una huella en Michoacán con la captura de 38 personas en total, que después quedaron en libertad.

Fueron los presidentes de los municipios de Apatzingán, Nueva Italia, Tepalcatepec, Arteaga, Uruapan, Coahuayana, Aquila, Zitácuaro, Buenavista, Tumbiscatío y Ciudad Hidalgo los que llenaron los espacios en los noticieros luego de que fueran detenidos en el mediático operativo.

PUBLICIDAD

Hoy, los artífices del Michoacanazo enfrentan señalamientos que ponen en tela de juicio su trabajo al frente de las instituciones: esta semana Genaro García Luna fue detenido en Estados Unidos acusado de conspiración para tráfico de drogas y de falsedad de declaración, mientras que el exprocurador Eduardo Medina Mora, quien era ministro dela Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), dejó el cargo al iniciar una investigación en su contra por presunto enriquecimiento ilícito

Deben responder por Michoacán, reclama diputado

Para el legislador michoacano Alfredo Ramírez Bedolla, el Michoacanazo, Genaro García Luna y Eduardo Medina Mora hicieron de la seguridad y la procuración de justicia un medio para el enriquecimiento ilícito y como una herramienta de persecución política.

El diputado señaló que el exsecretario de Seguridad Pública, quien fue detenido en Estados Unidos acusado de recibir sobornos del Cártel de Sinaloa, también debe responder ante la justicia mexicana por el abuso de poder y arbitrariedades que costaron la vida y libertad a muchas personas en Michoacán.

Contenidos relacionados

Ramírez Bedolla se refirió al "Michoacanazo" como el mejor ejemplo del uso perverso que se hizo de las instituciones públicas en México.

El diputado señaló que García Luna y Medina Mora no pudieron acreditar la culpabilidad de los detenidos y después de unos años, todos quedaron en libertad.

Sin embargo, reiteró, que esos dos funcionarios lograron hundir a Michoacán en un periodo de inestabilidad política, social, y de gobierno que ha costado mucho tiempo superar y del cual todavía se sufren las consecuencias.

Ambos funcionarios, abundó, representan un periodo oscuro para la seguridad y tranquilidad del país, por ello, dijo Ramírez Bedolla, tienen una gran deuda ante la justicia mexicana, así como con Michoacán, entidad que usaron como laboratorio de su fallida estrategia contra la delincuencia organizada.

Foto: Archivo.

El diputado de Morena lamentó que García Luna, quien también fue director de la Agencia Federal de Investigación (AFI) cuando Vicente Fox fue presidente de México, haya actuado libremente bajo el manto de impunidad de los gobiernos posteriores.

No obstante, añadió, que su detención en Texas, acusado de nexos con el Cartel de Sinaloa, debe motivar también una profunda investigación de las autoridades mexicanas para determinar su responsabilidad en diversos delitos.

"Es un buen comienzo que la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF), de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público haya congelado 11 cuentas bancarias relacionadas con el excolaborador de Fox y Calderón", subrayó.

Con información de El Universal