Extracción de musgo y heno para nacimientos amenaza el santuario de la monarca

Estas dos plantas son recursos naturales clave para la conservación de los suelos y su extracción genera un alto impacto ecológico, alertó la Semarnat

Foto: Pixabay.

Redacción / La Voz de Michoacán

Morelia, Michoacán. Cerca de 50 toneladas de musgo y heno se extraen cada temporada navideña de la reserva Sierra Chincua en Michoacán, santuario natural de la mariposa monarca, que precisamente cada temporada invernal atraviesa tres países, desde Canadá hasta llegar a la entidad para sobrevivir el frío.

Junto con el musgo y el heno, que son comercializados principalmente en mercados de todo el estado para adornar los nacimientos, se remueven cerca de 11 mil semillas de abies, que son el tipo de pino que domina en estos bosques.

PUBLICIDAD

Estas dos plantas son recursos naturales clave para la conservación de los suelos y su extracción genera un alto impacto ecológico, alertó la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat).

La dependencia federal hizo un llamado a la sociedad a evitar comprar estas plantas durante la temporada decembrina, ya que en la mayoría de los casos se obtienen de forma ilegal y sin la previa implementación de un plan de manejo.

Estos recursos forestales no maderables son muy importantes para la salud de los bosques porque ayudan a disminuir la contaminación ambiental, la erosión del suelo, además de que contribuyen a incrementar la humedad.

Los musgos son plantas pequeñas que carecen de tejido vascular o leñoso, se encuentran en las altas montañas y a nivel del mar en las selvas húmedas o en zonas áridas y en específico ayudan a la germinación de las plantas y la infiltración del agua.

Además, brindan protección y son el hogar de muchos microorganismos y animales pequeños, especialmente invertebrados como insectos, arácnidos, rotíferos, nematodos, moluscos y anélidos, así como sirven de material de construcción de nidos para el colibrí o picaflor.

Foto: Pixabay.

Mientras que el heno es una hierba grisácea que en época de lluvias capta la humedad del ambiente y forma grandes cortinas colgantes en los árboles.

En México la Semarnat se encarga de regular el aprovechamiento, transporte y almacenamiento de musgo y heno, por lo que reiteró el llamado a evitar adquirir estas plantas que se comercializan en mercados del país en esta época.

Al finalizar la Navidad, el musgo y el heno terminan como desechos en la mayoría de los casos, con lo que se corta el ciclo natural de los bosques, lo que podría afectar a su vez el fenómeno migratorio de la monarca, ya de por sí amenazado por la tala ilegal.

Foto: Pixabay.

En otras épocas del año, el musgo es utilizado como planta ornamental, para arreglos florales principalmente.

Como el musgo no puede ser cultivado, este se recolecta directamente de los bosques, pero su extracción requiere de un programa de manejo y autorización de la Semarnat, del cual carecen la mayoría de las personas que lo sustraen de forma ilegal.

La explotación no regulada del musgo afecta a la salud del ecosistema de donde se extrae, pues este tarda años en crecer y regenerarse.