Reforestaciones hechas por comunidades indígenas, con hasta 90% de éxito en Michoacán: Cofom

En el estado hay una tasa de supervivencia del 70%; en Morelia, las reforestaciones de este año superaron el 60 por ciento de la tasa de supervivencia

Foto, Samuel Herrera Jr.

Arturo Molina / La Voz de Michoacán

Morelia, Michoacán. Se consolida la Meseta Purépecha como la región de Michoacán que presenta una mayor tasa de supervivencia de pinos reforestados de todo el estado. Estimaciones de las autoridades ambientales revelan que 9 de cada 10 árboles que se plantaron durante el último año en esta región sobrevivieron.

La región en la que las especies forestales endémicas superan el 90 por ciento de supervivencia ha trabajado únicamente entre comunidades indígenas y sin la participación de autoridades de los tres niveles de gobierno.

PUBLICIDAD

Para este año, las más de 50 comunidades que integran el espectro de zona indígena en Michoacán anunciaron que plantarán 400 mil pinos, con los cuales, sumados a los 600 mil que se plantaron en 2019, ya superan el millón de pinos con más de 900 mil que sobrevivieron al proceso de adaptación.

En general todo el estado se encuentra en una tasa de supervivencia del 70 por ciento, no obstante, se han identificado puntos menores en el estado en donde la cifra es de menos del 25 por ciento. En el caso de la ciudad de Morelia, las reforestaciones de este año superaron el 60 por ciento de la tasa de supervivencia.

PUBLICIDAD
Foto, Samuel Herrera Jr.

En entrevista con medios de comunicación, Alejandro Ochoa Figueroa, director de la Comisión Forestal de Michoacán (Cofom), precisó que la cifra estatal ha sido superior a la de otros años y a la de otros estados debido al trabajo de revisión posterior que se brindó a cada una de las zonas reforestadas.

Explicó que, en términos reales, la supervivencia de los árboles depende de factores como la mano que los coloca, la profundidad con la que se cava, la humedad del suelo y muchos factores que han dado como resultado que se tengan distintas lecturas.

En años pasados los proyectos de reforestación se basaron en abarcar la mayor extensión posible de zonas deforestadas, afectadas por los incendios y por el cambio ilegal de uso de suelo. Para este año destacan el cambio de paradigma en la estrategia estatal.

“En global, porque depende de cada reforestación, tenemos una supervivencia del 70 por ciento, pero hay sitios donde tenemos el 25 por ciento, pero tenemos sitios en la Meseta Purépecha donde tenemos el 95 por ciento. Haremos un convenio con el Consejo Supremo Indígena para hacer replante de lo que se reforestó el año pasado que fueron muchas. Ellos tienen un 90 por ciento de supervivencia. La supervivencia depende de la plantación, plagas, sequías, incendios; son diversas cuestiones que no se dé la supervisión”, manifestó.

Los trabajos de registración ya avanzaron en prácticamente todo el estado a pesar de la contingencia. Si bien la reforestación social se ha visto limitada, la actividad ya a avanzó en un 50 por ciento durante el mes de julio. De los 18 millones de árboles reforestar ya se establecieron cerca de 9 millones.

Foto, Samuel Herrera Jr.

Ochoa Figueroa explicó que de estos, el 80 por ciento se instalaron en zonas ya reforestadas en años pasados para aumentar la densidad forestal y revisar las plantas de años pasados.

El 70 por ciento de las reforestaciones que estamos haciendo es replante, lo demás es sitio nuevo y queremos volver a los municipios donde ya estuvimos. Yo creo que la Meseta Purépecha es de las zonas donde más quieren reforestar. En Morelia hay una respuesta muy buena de la ciudadanía y, por ejemplo, municipios alrededor de Morelia son sitios donde se suma la actividad.

Medios de comunicación se unen nuevamente para reforestar

Por segundo año consecutivo, medios locales de comunicación y autoridades estatales se unieron para reforestar el sur de Morelia, una de las zonas más afectadas por los incendios forestales y el cambio climático. Cerro Verde, una de las áreas de recargas de acuífero, fue nuevamente el escenario que periodistas regresaron al bosque.

Desde temprana hora del sábado, los comunicadores volvieron a portar las playeras, picos y palas para realizar la reforestación. Este año fue completamente distinta la dinámica: el COVID-19 impidió que se generara la concentración de personas que batió récord en 2019 con la participación social.

Foto, Samuel Herrera Jr.