Michoacán, lejos de controlar contagios; las cifras saltan y pintan una pandemia larga

Suman 4 mil 748 personas en total que se han infectado en la entidad, de acuerdo con el corte epidemiológico del Comité Estatal de Seguridad en Salud.

La movilidad en Morelia subió considerablemente desde el 1 de junio. Foto: Jaime Lagunas.

Jorge Manzo / La Voz de Michoacán

Morelia, Michoacán. Hace tres semanas comenzó la paulatina reactivación económica en Michoacán en plena pandemia por COVID-19. En ese lapso, la entidad ha sufrido los embates del coronavirus, disparando un 133 por ciento los contagios y un 113 por ciento las defunciones. Lázaro Cárdenas ha sido el municipio más golpeado por la enfermedad, sin embargo, hay localidades menos pobladas como Múgica y Apatzingán, en donde la letalidad ha sido mayor y ha alcanzado casi el 14 por ciento.

En la primera semana de junio se contagiaron 617 personas; en la segunda 963; y en la tercera mil 76, es decir, de la primera a la tercera semana prácticamente se duplicó la cantidad de enfermos. Lo mismo sucedió con las defunciones, pues mientras que en la primera semana de junio moría una persona cada tres horas, en la tercera semana fallecía una persona cada dos horas. En Michoacán, de cada 10 personas confirmadas con COVID-19, una se muere.

PUBLICIDAD

El problema sigue en crecimiento, lo reconoce el Comité de Seguridad en Salud. Lejos de creer que se está superando la pandemia, Michoacán está en estado de alerta. Actualmente mil 411 personas tienen la enfermedad activa y las convierte en potenciales transmisores del coronavirus, aparte de quienes son asintomáticas y que son reconocidas por las instituciones médicas porque no han requerido de atención. Lamentablemente se espera que en las próximas horas otras 2 mil 80 personas reciban los resultados de sus pruebas, que podrían ser positivas.

Fuente: Centro Estatal de Operaciones COVID-19 de la SSM. Diseño: Enrique Santiago, La Voz de Michoacán.

Morelia podría convertirse en el nuevo epicentro de la contingencia sanitaria. Hace tres semanas se tenían sólo 181 personas confirmadas, pero en el transcurso de los días se disparó a 506 la cantidad de enfermos, lo que representa un aumento del 179 por ciento. Lamentablemente al día de ayer, hay 474 personas con sospecha de portar el virus, la mayor cantidad que se registra en la entidad. Asimismo, hay 199 pacientes que son potenciales transmisores del coronavirus, por lo que se deben mantener en confinamiento obligatorio hasta que sean dados de alta.

PUBLICIDAD

De acuerdo con el gobierno de Michoacán, en la primera semana de junio 83 municipios tenían personas contagiadas, para la segunda semana la enfermedad se extendió a otros 16, y en la tercera semana ya sólo 12 municipios faltan de registrar COVID-19. En ocho municipios de los más poblados del estado se tiene activada la bandera roja y amarilla, es decir, se encuentran en máximo y alto riesgo de la contingencia sanitaria. No obstante, en la mayoría de estas localidades se siguen celebrando jaripeos, fiestas masivas y eventos en donde se concentran a más de 50 personas; algunos por fortuna se han logrado intervenir, en otros no.

🔴 Mensaje del Gobernador Silvano Aureoles Conejo, a tres semanas del inicio de la Nueva Convivencia | 22 de junio.

🔴 Mensaje del Gobernador Silvano Aureoles Conejo, a tres semanas del inicio de la Nueva Convivencia | 22 de junio.

Posted by Silvano Aureoles Conejo on Monday, June 22, 2020

El Comité de Seguridad en Salud estaba consciente de que a partir de que se diera la reapertura económica del estado vendría acompañada de un repunte en casos de contagiados y defunciones a causa de la simple movilidad urbana; es por ello, que otras actividades que representaban un riesgo mayor, se postergaron. Tan sólo en la capital michoacana se ha aumentado entre un 80 y 85 por ciento la ocupación vehicular, cuando durante el tiempo de inicio de la cuarentena había oscilado entre el 30 y 60 por ciento. En este sentido, se ha evidenciado que en prometido se ha tenido un incremento del 20 por ciento en la movilidad.

Si bien la contingencia sanitaria en Michoacán comenzó cuando el país entraba a una fase dos de la pandemia, rápidamente ha escalado posiciones y hoy se encuentra dentro de las 10 entidades del país que registran una mayor incidencia de enfermos. Se han levantado más de 14 mil pruebas a personas que han manifestado la sintomatología relacionada con COVID-19, entre ellas, tos, dolor de cabeza, fiebre, calosfríos, diarrea, conjuntivitis o vómito. Estas pruebas se aplican principalmente a personas que también presentan comorbilidades que representan un riesgo mayor.

La mayor cantidad de las personas que han enfrentado el coronavirus han presentado obesidad, hipertensión, diabetes, asma, enfermedades pulmonares o bien, que se encuentran en inmunosupresión; esto aumenta todo tipo de riesgo, puesto que los casos que terminan en cuidados intensivos se complican justo por estas antecedentes. En esta contingencia sanitaria, en Michoacán una persona que fue trasplantada resultó positivo a la enfermedad, por lo que estuvo expuesta a sufrir su letalidad, debido a que este grupo de personas no hace sus funciones para combatir o controlar las infecciones debido a un debilitamiento del sistema inmunológico.

Contenidos relacionados

Actualmente 115 personas se encuentran hospitalizadas, tras haber dado positivo a SARS Cov2, y 61 se encuentra en estado crítico. La mayor cantidad de personas infectadas por este coronavirus son hombres, y especialistas han reconocido que podría deberse a elementos genéticos, sin embargo, la enfermedad ataca por igual, y esto no significa que las mujeres estén exentas en lugares en donde el virus está expuesto. Las autoridades sanitarias reconocen que si sigue la tendencia de personas que requieran de hospitalizadas, en poco tiempo se podrían desbordar las unidades, por lo que han pedido que se extremen cuidados.

En Michoacán se cuentan con 358 ventiladores artificiales entre los hospitales de la Secretaría de Salud y el Instituto Mexicano del Seguro Social. Esto sin contar la capacidad instalada que tienen los hospitales privados que cuentan con la certificación de prestar este servicio. Es por ello, que las autoridades reconocen que aún existe la capacidad para poderle dar atención a las personas que requieran servicios médicos, sin embargo, si la tendencia sigue en crecimiento podría ser insuficiente. Preocupan momentos como el fin de semana, en el marco del Día del Padre, cuando se registró una alta cantidad de personas en la calle, sin cuidar la sana distancia ni el uso del cubrebocas.

El Centro de Operaciones COVID-19 ha cuantificado que la tasa de mortalidad en Michoacán es de 7.7, mientras que la de letalidad es del 7.9 por ciento. Lázaro Cárdenas se convirtió en el tercer municipio con la mayor tasa de mortalidad en el país, considerando a ciudades de más de 100 mil habitantes. En Michoacán, también es la municipalidad con más personas fallecidas, sin embargo, está creciendo la problemática en Huetamo, Uruapan y Múgica. A nivel mundial, México tiene un índice de letalidad que lo ubica sólo por debajo de Italia y Reino Unido.