#ImágenesNuestras | De central de autobuses a Casa de la Cultura

A este espacio se le dio uso de corral, morada de estudiantes, carnicería, veterinaria y terminal de autobuses

Foto: Pinteres Rosie Cervantes. La Casa de la Cultura en algún momento fue central de autobuses.

Héctor Jiménez/ La Voz de Michoacán

Morelia, Michoacán. Mencionar el Templo del Carmen cuyo nombre formal es Templo y Convento de Nuestra Señora del Carmen es hablar también de la Casa de la Cultura y una de las zonas que no está exenta de la hermosa arquitectura de la ciudad y coronada por algunas de sus famosas cúpulas más representativas.

De acuerdo con información histórica, se conoce que hubo una pequeña edificación que le antecedió antes de su construcción, mientas que 1596 ya habían iniciado las actividades del templo y, posteriormente, en 1599, se cedieron los terrenos para la construcción del convento y tuvo diversas modificaciones, tanto físicas como de actividades durante los siguientes siglos.

PUBLICIDAD

Los archivos históricos refieren que la Cofradía de la Soledad antes asentada en edificio cambió su ubicación al Templo de San Agustín, de tal manera que mencionado inmueble quedó dedicado a Nuestra Señora del Carmen y terminó plenamente concluido hacia 1633.

Durante los siglos XVIII y XIX se llevaron a cabo numerosas acciones de infraestructura en el sitio, tales como llevar a cabo ampliaciones, construir anexos, implementar remodelaciones interiores o sumar áreas con las que antes no contaba el convento.

PUBLICIDAD
Foto: Samuel Herrera Jr.

Al igual que todos los inmuebles religiosos de la época, el templo y ex convento de El Carmen cunado se decretó la Desamortización de Bienes de la Iglesia en 1856.

Si bien el templo se mantuvo abierto para el culto religioso, el convento y sus diferentes espacios cayeron en manos del ayuntamiento de la ciudad, que realizó diversas modificaciones y en las siguientes décadas se le dio uso de corral, morada de estudiantes, carnicería, veterinaria y terminal de autobuses.

Durante ese plazo, los habitantes de la antigua Valladolid atestiguaron cómo se perdí la belleza del inmueble, caía en el descuido y el abandono. No obstante, entre el siglo XIX y el paso al siglo XX se decretó que la catedral de Morelia sería remodelada y el templo del Carmen sería usado como catedral provisional durante 11 meses.

Comenzaba a recobrar su esplendor. En las próximas décadas recibió varios nombramientos que lo reconocían como un monumento patrimonial. En 1977 se comenzaron los trabajos de restauración del antiguo convento para que albergara lo que hasta el día de hoy es la Casa de la Cultura deMorelia, lo cual se logró entre los últimos años de esta década y los de 1980.

La calle que dividía al templo y al convento también fue cerrada al paso. Se cumplió el trazo con el que ahora se conoce a esta zona del centro de la capital michoacana.

La anterior fue una solución que, por una parte, mantuvo el esplendor del icónico templo de El Carmen, pero también sacó del descuido al ex convento y lo convirtió en un espacio que mantiene su valor histórico, pero con una disponibilidad pública, pues son cientos de personas, tanto morelianos como visitantes, los que diariamente acuden a la Casa de la Cultura y gozan de un espacio que antes fueron pasillos y paredes dedicadas al claustro.

La zona del “Templo y ex Convento de Nuestras Señora del Carmen” es ahora una de las más tranquilas del centro de Morelia. Mientras que otras calles y edificios históricos están sujetos a protestas y manifestaciones continuas, las movilizaciones son sumamente atípicas en las inmediaciones de la Casa de la Cultura.

En la plaza que antecede al templo, se encuentran varios árboles que ofrecen sombra a los morelianos que se sientan en las bancas para esperar a alguien o descansar del ritmo diario. Ahora es una plaza, donde pueden encontrarse desde personas jubiladas hasta estudiantes; anteriormente hacían base agentes de la policía estatal o hacen eventos del sector salud.