Capacuaro verá el nacimiento del Fuego Nuevo, que mantiene viva la esencia purépecha

José Durán Ambriz, carguero del barrio de la Magdalena, informó que en esta recta final de los preparativos destaca la recepción de las comunidades hermanas para mañana domingo en la propia población de Capacuaro

Foto: Angélica Ayala. El Fuego Nuevo es la celebración de Año Nuevo para las comunidades indígenas.

Rogelio Arellano / Corresponsal La Voz de Michoacán

Uruapan, Michoacán. El Comité de Barrios Tradicionales de Uruapan definió las actividades con las que participarán en apoyo a la comunidad indígena de Capacuaro para la celebración del encendido del Fuego Nuevo Purépecha (Kurhikuaeri K´uinchekua) para el próximo 1 de febrero, ritual prehispánico cuya esencia es el agradecimiento a la madre tierra por los favores recibidos a lo largo del año.

También puedes leer: Cuanajo recibió el Fuego Nuevo Purépecha; identidad cultural sigue viva

PUBLICIDAD

José Durán Ambriz, carguero del barrio de la Magdalena, informó que en esta recta final de los preparativos destaca la recepción de las comunidades hermanas para mañana domingo en la propia población de Capacuaro, las cuales a través de sus respectivos representantes entregarán diversos presentes, principalmente alimentos, para atender a los invitados que asistirán al encendido que marca el inicio del año nuevo purépecha.

Foto: La Voz de Michoacán. 40 comunidades indígenas participarán en el encendido del fuego nuevo

Tras precisar que se avanza en la revitalización y dignificación de las tradiciones purépechas, añadió que otra actividad cultural con la que participarán previo a la ceremonia central será la celebración del ritual de las aguadoras, ceremonia con la cual se agradece a la madre naturaleza la existencia del agua como elemento vital para la vida, al igual que el aire, el fuego y la tierra, ello desde la cosmovisión pura de esta etnia.

PUBLICIDAD

Puntualizó que en esta actividad participarán las Ireris (reinas) de los barrios de Uruapan a través de un recorrido por las calles de Capacuaro, algo similar a lo que se realiza cada año en esta ciudad previo al inicio del Tianguis Artesanal del Domingo de Ramos, ritual que se rescató hace casi dos décadas, mientras que el encendido del fuego nuevo se recuperó en el año de 1983.

Participan todos los barrios

Recordó que en el año 2010 correspondió a Uruapan el encendido, y desde entonces la participación de los barrios en muy activa, por ello también participan en la invitación a las comunidades hermanas, lo que incluirá, en esta ocasión, la responsabilidad de recibir las solicitudes para la cede del año 2021.

También puedes leer: Fuego Nuevo purépecha ilumina a Naranja de Tapia

Otra actividad con la que participarán los barrios originarios de la Perla del Cupatitzio será el desarrollo del ritual para pedir permiso a los elementos principales (fuego, agua, tierra y viento) para el encendido. “Este evento se realizará por la mañana en un cerro aledaño a la comunidad de Capacuaro”, indicó que Durán Ambriz.

Infografía: Larissa Vieyra.

Comentó que anteriormente el año purépecha estaba integrado por 18 meses de 20 días, de manera que el comienzo de un nuevo ciclo para esta etnia se registraba cada 1 de febrero, por ello conservan está efemérides a pesar de que actualmente se rigen por el calendario gregoriano.

“En esencia se mantiene viva la cosmovisión de que provenimos del fuego, lo que quiere decir que la etnia purépecha es hija del Sol, que es el dios principal. La presencia de las cuatro regiones purépechas (Sierra, Cañada, Lacustre y Ciénega) se genera por ser la ceremonia más representativa. “El ritual convoca a la reflexión, la conservación de la memoria colectiva para agradecer a la madre tierra los hábitats para la vida y garantizar la trasmisión de los conocimientos a las nuevas generaciones”.

Otro aspecto importante de esta fiesta purépecha, es la unidad y el fortalecimiento de la etnia para entender y enfrentar el fenómeno de la transculturación mediante la recuperación de los rituales tradicionales que apoyan su cultura y educación con una gran carga de espiritualidad.