Charales fritos y otras delicias culinarias inundan Pátzcuaro en Festival de Caldos y Pescados

Pátzcuaro realizó su tercera edición del festival gastronómico que celebra la riqueza culinaria de la zona lacustre y otras regiones de Michoacán.

Foto: Angélica Ayala.

Angélica Ayala, Colaboradora / La Voz de Michoacán

Pátzcuaro, Michoacán. Era poco después de las 10:00 de la mañana cuando se empezó a percibir el olor a los charales fritos, a caldito de pescado; los chiles perones se estaban asando en el comal de barro, y en el metate ya se veía la masa de maíz para hacer las tortillas: había comenzado el Festival de Caldos y Pescados en uno de los pasillos de la plaza Vasco de Quiroga, que está catalogada como de las cinco más bonitas y grandes de México.

Foto: Angélica Ayala.

Con un clima fresco pero agradable, los cocineros y cocineras tradicionales se instalaron en cada uno de los stands que se cubrieron con la fibra que se da en el Lago de Pátzcuaro, la chúspata o el tule, como se le conoce. Todos los participantes tienen algo en común: utilizan la cazuela y los comales de barro para cocer sus alimentos, que en breve ya las estarían pidiendo los comensales.

PUBLICIDAD

En un plato de barro colocó la tortilla echa a mano, de color azul por el maíz que utilizó, encima le puso varios charales fritos, acompañados con unas rodajas de cebolla y jitomate, para rociarlos con una cucharada de salsa picante, esa que molió en el molcajete con tomates y chile verde: el taco ya estaba listo.

Foto: Angélica Ayala.

Él tomó el plato y se sentó en una de las bancas de la plaza, ahí ante la majestuosidad del lugar, le mordió al taco y saboreó uno de los platillos más típicos de la región lacustre de Pátzcuaro y de Zirahuén.

PUBLICIDAD

“No puede haber una buena comida, sin un buen mezcal”, dijo el presidente municipal, Víctor Báez Ceja, al inaugurar el tercer Festival de Caldos y Pescados, con la participación de municipios como Lázaro Cárdenas, La Huacana, Tzintzuntzan, Tacámbaro, y de comunidades como Zirahuén, Isla de Urandén, Janitzio, Santa Fe de la Laguna, así como la Asociación de Pescadores de Infiernillo, Granja La Noria y la Comisión de Pesca (Compesca) de Michoacán.

El ejecutivo local, previo al corte inaugural, resaltó: “sin duda hoy hemos logrado una tercera edición muy interesante, con muchas ganas de hacer cosas bonitas para Pátzcuaro y no tengo la menor duda que va a ser exitoso; agradecerle, a todos los participantes de diferentes lugares de la cuenca y a los compañeros amigos que van a exponer sus productos. Trabajemos en este contexto para que los turistas vengan a deleitar esta maravillosa ciudad y el Pueblo Mágico número uno del país”.

“Michoacán tiene un potencial turístico que debe ser utilizado para generar las economías que necesita la gente para vivir en mejores condiciones, en Pátzcuaro hemos demostrado saber concretar las acciones que desde el gobierno deben impulsarse, para posicionarnos como el municipio con mayor crecimiento en todo el estado en el rubro turístico”.

El alcalde dijo que esta actividad, además de dar a conocer la gastronomía no solo de la Región Lacustre, sino de varias partes de Michoacán, “ayuda para que podamos rescatar nuestra cultura, nuestro patrimonio que es la esencia de nosotros, nuestra gran herencia, que podamos promover y desde Pátzcuaro mandar a todo el país y el extranjero, a que vengan a conocer la historia y cultura y gastronomía de uno de los pueblos más bellos del país”.

Foto: Angélica Ayala.

El plato de barro humeaba de lo caliente que estaba el caldo, el rico aroma al pescado empezó a invadir el lugar invitando a quienes pasaban por ahí a acercarse, al recibirlo en la mesa, el trozo de pescado sobresalía de las zanahorias y chayotes, del jitomate picado, sin embargo, al probarlo el líquido tenía la consistencia y sabor exacto de cada uno de los ingredientes, tomando poco a poco ya que lo caliente no permitía hacerlo rápido, así el paladar disfrutaba cada sorbo, que acompañaba con una mordida a la tortilla echa a mano y cocida en comal de barro, con una untadita de esa salsa picosita y unos granitos de sal, así los comensales disfrutaron cada plato de caldo que se sirvió durante el encuentro de Caldos y Pescados en Pátzcuaro.

Foto: Angélica Ayala.