Cierran campamento tortuguero por COVID-19; ejemplares desovarán sin intervención humana

La comunidad de Ostula decidió cerrar las playas a visitantes, tanto locales como foráneos, por lo que las tortugas podrán desovar de forma natural en la costa michoacana.

Foto: Cortesía.

Redacción / La Voz de Michoacán

Lázaro Cárdenas, Michoacán. La comunidad indígena de Santa María de Ostula decidió cerrar las playas y negar atención a turistas, tanto locales como foráneos, en el campamento tortuguero Punta Ixtal, que se encuentra en esta comunidad del municipio de Aquila, para evitar los contagios de COVID-19.

Lo miembros de la comunidad señalaron que es una decisión difícil pero necesaria, ya que para la población es prioridad es la salud de sus habitantes.

PUBLICIDAD

También reconocieron que la medida podría ocasionar un golpe muy fuerte a la economía de la localidad de Ixtapilla, ya que muchas personas dependen del trabajo que brinda el campamento para el sustento de sus familias, y consideraron alarmante que no haya actividades hasta el próximo año.

Foto: Cortesía.

Asimismo, hicieron hincapié en que la comunidad se ha encargado de preservar la especia de tortuga Golfina y Negra durante más de 25 años, y a pesar del cierre del campamento a los visitantes, los pobladores se turnarán de dos en dos para vigilar los arribos masivos, pues se suspenderá el cultivo de nidos y se cuidarán de forma natural.

PUBLICIDAD

El comité del campamento Punta Ixtal consultará con las autoridades correspondientes para ver si pueden realizar grabaciones en video de arribos y de nacimientos de tortugas marinas, para subirlas a la red social del campamento en Facebook: Punta Ixtal, para que usuarios de redes sociales puedan disfrutar de este fenómeno natural desde la seguridad de sus casas.