Resguarda Guardia Nacional instalaciones del Hospital Regional de Sahuayo

Familiares de pacientes internados también fueron desalojados al exterior del nosocomio; las autoridades no han brindado información sobre el tema

Foto, José Luis Ceja.

José Luis Ceja / La Voz de Michoacán

Sahuayo, Michoacán. Elementos de la Guardia Nacional se mantienen apostados en los accesos de emergencia y al estacionamiento del Hospital Regional de Sahuayo y se desalojó a familiares de pacientes internados.

En el nosocomio se pudo apreciar también la presencia de elementos de la Policía Michoacán, en tanto que los familiares de los pacientes hubieron de esperar información de sus enfermos en las aceras al exterior del hospital sin que se les explicara el motivo del desalojo de las instalaciones.

PUBLICIDAD

Al cierre de esta información sólo se permitía el acceso a las áreas administrativas para realizar los pagos de los servicios que ofrece la institución de salud, a destacar que debido a que se trata de fin de semana, el personal directivo de este nosocomio no labora, por lo que permanece en operación únicamente el personal del área de emergencias con la consigna de no brindar información sobre la presencia de las fuerzas federales y estatales en este lugar.

Foto, José Luis Ceja.

Algunas de las personas desalojadas de las áreas comunes de este hospital señalaron que esto posiblemente se debió al arribo de una ambulancia procedente del municipio de Cojumatlán con un caso positivo a COVID-19, aunque esto no fue confirmado. Otras versiones apuntan a que la presencia de los elementos de la Policía Michoacán se debió al internamiento en el hospital de un herido por arma de fuego, lo que tampoco fue confirmado.

PUBLICIDAD

El Hospital Regional de Sahuayo brinda atención a la población abierta de una docena de municipios de la zona Ciénega y región limítrofe entre Jalisco y Michoacán, con una capacidad de atención, en teoría al menos, para cerca de 10 mil usuarios, y desde el recrudecimiento de la pandemia fue habilitado como Centro COVID para la atención de esta enfermedad en la región en la que los casos han incrementado de manera sistemática en los municipios de Jiquilpan, Sahuayo y Cojumatlán de Régules y Villamar.

La información proporcionada al corte del 4 de septiembre por parte de la Secretaría de Salud señala 52 casos en Jiquilpan, 22 en Villamar, 65 en Sahuayo y 25 en Cojumatlán de Régules.

Foto, José Luis Ceja.

De hecho, ante el incremento de casos, el municipio de Jiquilpan determinó el cierre por tiempo indefinido de áreas de atención no prioritarias y se discute también la posibilidad de un nuevo cierre de comercios, como bares, restaurantes y gimnasios, considerados como establecimientos de riesgo potencial de contagio.

En lo que respecta a la presencia de las fuerzas armadas, federales y estatales, fueron éstas las que estuvieron a cargo de controlar los accesos al hospital en tanto que el desalojo de los familiares de los pacientes internados corrió a cargo del personal de seguridad de la institución, dependiente también de la Secretaría de Seguridad Pública, sin dar explicación alguna a los usuarios sobre los motivos que originaron este desalojo de las áreas comunes.