Van por autogobierno cinco comunidades de Michoacán; repartir recurso y entrega de cuentas, el eterno conflicto

Zirahuén, Cuanajo y Angahuan, entre los poblados que van por autonomía Financiera en 2021; ya están en trámite

Foto: La Voz de Michoacán. 11 comunidades ya cuentan con autonomía y 10 están en trámite.

Arturo Molina / La Voz de Michoacán

Morelia, Michoacán. Cinco comunidades indígenas de Michoacán se sumarán al listado de pueblos originarios que buscarán su autonomía financiera para este año. La autodeterminación de los pueblos plantea que al menos 60 de las comunidades integradas al Consejo Supremo Indígena instalen sus propios gobiernos en los próximos años.  

PUBLICIDAD

Fue en rueda de prensa, que el máximo órgano indígena de Michoacán señaló que, a los 11 pueblos con autogobierno, y otra decena que se encuentran en litigios, se vienen a sumar comunidades como Zirahuén, Cuanajo y Angahuan, mismas que ya cuentan con el trámite.  

Estos primeros días de enero se reunirán las comunidades interesadas a través de foros para iniciar con el proceso para presentar, ante el Instituto Electoral de Michoacán y tribunales locales la determinación de las comunidades.  

En enero estaremos realizando el foro, habrá cinco comunidades para realizar los juicios para la autodeterminación y la táctica jurídica a emplear. Está Zirahuen, Cuanajo, Angahuan y otras dos comunidades que daremos a conocer en esa fecha. El estado mexicano ha demostrado querer obstaculizar el trabajo de las comunidades originarias para alcanzar el autogobierno, y eso se ha visto con los ayuntamientos”, explicó.  

PUBLICIDAD

EL CAMINO ES LARGO

Si bien hay 11 comunidades con autogobierno en el estado, 4 de ellas en el municipio de Nahuatzen, prácticamente el 100 por ciento de ellas presentan problemas y conflictos con sus ayuntamientos para el despliegue de los recursos económicos.

En voz de Pavel Ulianov Guzmán, vocero del Consejo en Michoacán, la tendencia del estado mexicano representada en municipios, estado y federación siguen incidiendo en poner trabas al crecimiento de los gobiernos comunales. Puso el ejemplo de comunidades que incluso recibieron fallos en favor por parte de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, y que a pesar de ello no les han respetado sus recursos.

Quienes ya reciben recurso es Nurio, Cheran,Tanaco, Pichataro, San Felipe de los Herreros, Arantepacua, Nahuatzen,  Comachuen y Urapicho, Sevina, San Benito y Santa Fe de la Laguna. En su totalidad, siguen presentando conflictos con los ayuntamientos ante la falta de intenciones y capacidad de las administraciones para “repartir” el recurso de manera proporcional.

El resto de las comunidades indígenas de Michoacán buscan por la vía legal presentar los requisitos a través de sus propios consejos para que sus respectivos ayuntamientos doten de los recursos correspondientes a la densidad demográfica de cada una de las comunidades. 

Lo anterior, ya representa un problema económico para los ayuntamientos de la región de la Meseta, mismos que han quedado prácticamente en “jacke”, por la entrega de los recursos a los consejos. El ejemplo más claro, es el municipio de Nahuatzen, el cual ya concentra al menos 4 consejos de los cuales 1 se encuentra en trámite. 

La situación en el ayuntamiento de dicha demarcación, le ha llevado a que más del 90 por ciento de los recursos de participaciones que recibe la demarcación a través del ayuntamiento, ya están comprometidos a los consejos, lo cual ha dejado prácticamente imperante a la estructura de gobierno municipal. En su momento, aun siendo tesorera municipal, la actual alcaldesa de Nahuatzen refirió que de aprobarse la autonomía presupuestal para la comunidad de Sevina, las funciones del Ayuntamiento dejarían de tener razón de ser 

La aparición de los Consejos Comunales y de la ejecución de sus recursos de manera directa no ha sido de manera pacífica. Durante los últimos 5 años se han suscitado conflictos con los ayuntamientos para exigir que se den los recursos destinados a cada una de las 12 comunidades bajo este esquema. 

Las condiciones actuales obedecen a la falta de legislación, lagunas en materia de aplicación de los recursos y sobre todo la fiscalización de los mismos. Una de las denuncias de los municipios en donde operan comunidades bajo el régimen de ejecución directa, es que los consejos se reúsan a entregar cuentas sobre el uso de los recursos que erogan. Paradójicamente, los que sigan siendo fiscalizados por los recursos de los consejos, son los mismos ayuntamientos, a quienes se les quitó este recurso.   

Consejeros del Instituto Electoral de Michoacán, han advertido que tanto el Gobierno del estado como los congresos deben de tomar el tema en sus manos, conseguir condiciones de gobernabilidad y sobre todo, que las decisiones políticas y de iniciativas de ley que se trabajen en el legislativo, deben de consultarse con las comunidades.