VIDEOS | ‘Vamos a prenderlos’: pobladores de Coalcomán encaran a militares por el apoyo que dan a los ‘tepeques’

Entre álgidas discusiones, gases lacrimógenos y bombas molotov ocurrió el conflicto entre soldados y civiles; similares casos se han suscitado también en la población de Aguililla y en la localidad de El Terrero.

Redacción / La Voz de Michoacán

Michoacán. Unos dicen que fueron incitados por la delincuencia organizada, pero habitantes de Coalcomán enfrentaron a soldados instalados en la base militar de ese lugar exigiendo apoyo, así como lo hacen con ‘las lacras de los tepeques’ –las autodefensas que presuntamente son Viagras y que mantienen una lucha contra el Cártel Jalisco Nueva Generación–.

PUBLICIDAD

La tarde de este lunes, entre álgidas discusiones, gases lacrimógenos y bombas molotov, habitantes y militares protagonizaron un conflicto.

“Esas lacras hijas de la chingada (autodefensas de Tepalcatepec), ¿quieres que me arme con la gente, igual como ellos? Y nos van a apoyar, sean Jalisco, sean Viagras, se lo que sean nos van a apoyar”, exige un poblador a un mando militar.

En información difundida por el periodista Ciro Gómez Leyva, que tomó como fuente un video de redes sociales publicado por el usuario Ulises Lara Gracian, se muestra a ciudadanos discutiendo con los elementos castrenses del 65 Batallón de Infantería.

En el diálogo fallido con el mando militar que solo escuchaba los reclamos, se acercó otro que pidió a los manifestantes que se retiraran y se tensó el ambiente.

– ¿Serían tan amables de retirarse? A usted ya la conozco, dijo el elemento federal señalando a una mujer, acto por el cual un hombre le cuestionó si la estaba amenazando.

– Ah, ¿es una amenaza o qué? ¿Es una amenaza la que le está haciendo?, interpeló el civil.

– No la estoy amenazando. ¿Serían tan amables de retirarse?, respondió el soldado.

Pero el habitante inconforme advirtió a los militares que si no se salen de Tepalcatepec, el cuartel de Coalcomán va a arder y hasta les impuso un plazo.

No nos vamos a retirar, oiga. Les damos dos horas para que retire el gobierno de Tepeque, dos horas, y si no, va arder el cuartel. ¡Hey, traigan las molotov! Vamos a prenderlos”.

Posteriormente se suscitó un intercambio de gritos como “estás en mi casa”, que pronunció el militar en referencia al cuartel, y “estás en mi pueblo”, que profirieron habitantes.

Entonces ocurrió el enfrentamiento que los soldados repelieron con gases lacrimógenos, sin que haya reporte de lesionados de ambas partes.

TENSIÓN ENTRE CIVILES Y AUTORIDAD

Tierra Caliente está en pugna entre dos cárteles: Los Viagras, que forman parte de Cárteles Unidos, y el Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) liderado por El Mencho, que nació en Aguililla.

En esta región michoacana se han dado diversos conflictos entre pobladores y elementos de la Sedena y la Guardia Nacional; algunos los atribuyen a la presión de los criminales, y en otros, como en Aguililla, la Iglesia católica es mediadora.

El pasado mes de mayo, en la localidad de El Terrero, donde durante meses fueron constantes los caminos trozados para bloquear el paso de Apatzingán a Aguililla, habitantes, presuntamente bajo presión de uno de los cárteles, enfrentó a elementos de la Guardia Nacional.

De uno y otro lado se lanzaron piedras; luego los elementos de las fuerzas de seguridad se replegaron para formar un bloque con los escudos protectores, y uno de ellos realizó varios disparos al aire para tratar de disuadir a los habitantes enardecidos.

Y en Aguililla, donde la Iglesia católica es mediadora y donde el gobierno federal ha ofrecido programas sociales para resolver de fondo la problemática, acciones que no satisfacen del todo a los pobladores, en varias ocasiones también ha habido tensión con soldados.

En julio, civiles que exigían la acción de la Sedena para garantizar el libre tránsito y la entrada de insumos a la población, civiles lanzaron piedras y cohetones a la base militar, donde un soldado resultó herido.

Posteriormente, ante la mirada de los elementos castrenses, pobladores destruyeron el helipuerto militar ante la mirada de los soldados como medida de presión.

Casi a finales de agosto se desat´o otra trifulca con elementos del 30 Batallón de Infantería, a quienes lanzaron bombas molotov.

Contenidos relacionados