Agenda electoral se debe implementar en una Política de Estado austero: Magistrado

Redacción / La Voz de Michoacán   Morelia, Michoacán. La implementación de una política de Estado austero en la agenda de la reforma electoral debe reivindicar a la República democrática, propuso el Magistrado José René Olivos Campos, al concluir los foros regionales de Parlamento Abierto “Hacia una Reforma Electoral”. PUBLICIDAD El doctor en Derecho afirmó …

Foto: Cortesía. José René Olivos Campos, al concluir los foros regionales de Parlamento Abierto “Hacia una Reforma Electoral”.

Redacción / La Voz de Michoacán

 

Morelia, Michoacán. La implementación de una política de Estado austero en la agenda de la reforma electoral debe reivindicar a la República democrática, propuso el Magistrado José René Olivos Campos, al concluir los foros regionales de Parlamento Abierto “Hacia una Reforma Electoral”.

PUBLICIDAD

El doctor en Derecho afirmó que a nivel nacional se debaten dos enfoques desde la perspectiva de la política del Estado austero dentro de la agenda electoral. La primera anticipa la extinción de las autoridades electorales locales y la ampliación de las facultades de los órganos electorales federales para hacerse cargo de las funciones para hacerse cargo de las elecciones concurrentes en todo el país.

Bajo esta premisa se busca extinguir los organismos administrativos y a los tribunales electorales locales por considerarlos innecesarios y costosos, para crear organismos federales únicos; expedir una nueva ley general electoral procesal reguladora para toda la nación de forma homogénea; revisar y reducir el presupuesto del INE y del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, en particular los sueldos de los magistrados y consejeros electorales; y disminuir el financiamiento público federal de los partidos políticos hasta en un 50 por ciento.

PUBLICIDAD

Un segundo enfoque, a diferencia del anterior, expuso Olivos Campos, tiene por sustento el principio del federalismo electoral, cuyo discurso se basa en el fortalecimiento de las instituciones electorales federales y locales, acorde a la política de austeridad, fijando alcances como: Modificar la Ley General de Partidos Políticos en materia de financiamiento local para que se multiplique el padrón por cada estado por el 30 por ciento y no por el 65 por ciento como ocurre hoy, en términos de la Unidad de Medida y Actualización, y con ello se estaría reduciendo en el plano local casi 2 mil 500 millones de pesos al año; reducir los tiempos de preparación de elecciones de un año a siete meses; revisar la integración de los órganos administrativos y jurisdiccionales para que pasen, en el caso federal de 11 a siete (caso INE); y en el jurisdiccional de 7 a cinco (TEPJF).

Asimismo reducir la integración de las diputaciones de mayoría relativa de 300 a 250, plurinominales de 200 a 125 y de primera minoría a 16 en el Senado. En el caso de los órganos locales administrativos pasar de siete a cinco integrantes.

En términos del Estado austero, el Magistrado José René Olivos Campos, expuso que para una reforma electoral exitosa debe cumplir con las expectativas de la democracia representativa para acreditar las elecciones plurales, competitivas, libres, imparciales y frecuentes, incluyente del sufragio libre de la ciudadanía, sin coacción, se necesita de la apertura de las relaciones de colegialidad, deliberación, colaboración, coordinación, horizontalidad, transversalidad y sinergias para lograr construir una reforma electoral útil desde el planteamiento inicial que conduzca a la consolidación de un régimen electoral que tienda a simplificar normas, procesos, plazos, estructuras, órganos, sin dejar de ser sólido, eficaz y estable, reivindicador de la República democrática.