Alivian tensión con recolectores de basura por impuesto ambiental

Arturo Molina/La Voz de Michoacán Morelia. Luego de semanas de tensión, autoridades estatales y empresas recolectoras de basura de Morelia, destrabaron los conflictos generados por los nuevos impuestos ambientales. Finalmente se estableció una agenda conjunta que trabajará los temas de gravámenes a Centros de acopio y transferencia, tiraderos a cielo abierto, verificación vehicular e invasión …

Foto: Víctor Ramírez. Protesta en enero, por los nuevos impuestos ambientales.

Arturo Molina/La Voz de Michoacán

Morelia. Luego de semanas de tensión, autoridades estatales y empresas recolectoras de basura de Morelia, destrabaron los conflictos generados por los nuevos impuestos ambientales. Finalmente se estableció una agenda conjunta que trabajará los temas de gravámenes a Centros de acopio y transferencia, tiraderos a cielo abierto, verificación vehicular e invasión de camiones irregulares de otras entidades.

PUBLICIDAD

Fue la Secretaría de Medio Ambiente Cambio Climático y Desarrollo Territorial (Semaccdet) la que anunció las mesas de trabajo con los recolectores, quienes ya habrán dejado atrás, además, sus intenciones de fijar una tarifa por la recolección de los residuos sólidos de las casas de miles de ciudadanos.

Ricardo Luna García, explicó que esta reunión busca la sinergia de ambas partes con el fin de establecer una ruta de trabajo que abone a las acciones que se vienen desarrollando en pro del medio ambiente, principalmente. En cuanto al tema de la verificación vehicular en los camiones de basura, se ha destacado que la mayoría usan gas natural como parte de su aportación al medio ambiente y a la disminución de uso de combustible fósiles.

El titular de la Semaccdet les recordó que hubo una mala interpretación en la publicación de la Ley de Ingresos y propiamente del impuesto al depósito de residuos sólidos, la cual se dio a conocer por medio del Periódico Oficial del Estado de Michoacán. Serán únicamente las empresas de relleno sanitario particular y las empresas que se dediquen al reciclaje y a la obtención de materiales como el plástico, cartón, papel y aluminio, las que tendrán que pagar el impuesto ecológico.

PUBLICIDAD

Y es que, en la reunión, estuvo presente la Secretaría de Finanzas, bajo la representación del director de Política Tributaria, Elías González, quien reiteró que, en el artículo 54 de la Ley de Hacienda del Estado de Michoacán, no entran los recolectores de basura en el pago a los impuestos ambientales, tal como se había interpretad por los recolectores.

En total, fueron 500 recolectores que se inconformaron y que incluso, salieron a las calles a manifestarse contra los diputados locales por haber aprobado los impuestos. Fue luego der que emplazaron con cobrar cuotas fijas por kilo de basura, que las autoridades accedieron a reunirse con los inconformes.

Fue luego de la reunión, que ambas partes acordaron mantenerse en coordinación para evitar la proliferación de tiraderos clandestinos en el municipio, la entrada de unidades piratas y otras mejoras que se requieren tanto para la operatividad del servicio del que dependen cientos de miles de ciudadanos, como cientos de familias que dependen de las empresas recolectoras.

Luna García aseguró, que también quienes tengan centros de separación de basura y de recuperación de residuos sólidos tendrán que pagar este impuesto que se tabula en 100 pesos por tonelaje y que será ingresado a las arcas estatales para poner en marcha programas para resarcir el déficit de tiraderos adecuados.

Actualmente hay un promedio de 40 municipios que tienen relleno sanitario, así como plantas de separación y reciclaje. En su mayoría, son administrados por empresas privadas por medio del esquema de APP.

No obstante, a decir de las autoridades locales, la mayoría de las demarcaciones siguen depositado sus residuos sólidos a cielo abierto. Lo anterior, ha generado ya degradación tanto el suelo, de los mantos freáticos, aguas subterráneas, aire e incluso, de la salud de cientos de miles de personas que habitan en las comunidades aledañas a los tiraderos. Las carreteras, costados de caminos y otros espacios, se han convertido en los focos que inician los tiraderos clandestinos de basura en el estado.

Solo en Morelia, el relleno sanitario recibe cientos de toneladas de basura diariamente, y el cual se encuentra concesionado por el ayuntamiento de Morelia. Se ha precisado, serán este tipo de empresas las que tengan que pagar el impuesto sobre del depósito de la basura y no los recolectores como se había interpretado en los primeros días del año.

Durante la reunión que se llevó a cabo en las instalaciones de Semaccdet, en la capital michoacana, Víctor Vargas, representante de los recolectores de basura, comentó que al menos el 99 por ciento de las unidades están convertidas a gas y con esto se han sumado ya desde hace tiempo a la conversión de unidades y la mitigación de contaminación en la ciudad.