Contingencia por COVID-19 pega a mariachis; piden apoyos ante afectaciones

El Gobierno Municipal ha realizado operativos para impedir que se lleven a cabo algunos eventos públicos o sociales en los que se pretende reunir a grupos de cientos de personas en contra de las recomendaciones federales.

Foto: La Voz de Michoacán / Samuel Herrera Jr.

Héctor Jiménez / La Voz de Michoacán

Morelia, Michoacán. La mañana de este jueves, decenas de músicos de varias agrupaciones de mariachis desfilaron por las calles del centro histórico de Morelia hasta arribar al Palacio Municipal, donde solicitaron apoyos ya sea económicos o en especie para enfrentar las afectaciones que están registrando en sus ingresos durante la actual contingencia por el nuevo coronavirus (COVID-19).

Foto: La Voz de Michoacán / Samuel Herrera Jr.

Haciendo sonar sus instrumentos, los músicos realizaron un breve recorrido por algunos puntos principales del centro histórico e hicieron su llegada al Palacio Municipal, donde fueron recibidos por el Secretario del Ayuntamiento de Morelia, Humberto Arroniz Reyes, a quien le solicitaron apoyos económicos o en “despensas” para enfrentar la baja en sus ingresos durante la contingencia sanitaria. “Diez familias dependen de cada agrupación y la desesperación nos hace salir a buscar el sustento”, dijo uno de los portavoces.

PUBLICIDAD

En tanto que Arroniz Reyes anunció que actualmente se afina un programa del Gobierno Municipal para dar apoyos en víveres a algunos giros afectados por el nuevo coronavirus. “Estamos preparando ya un programa precisamente para atender en esta emergencia a grupos como los que ustedes representan, que son los primeros golpeados por la crisis. Estamos trabajando listados para dos cosas. Una es dotar de apoyo alimentario a grupos como los de ustedes”.

Previamente, el presidente municipal, Raúl Morón Orozco, había adelantado que se buscaba crear un programa para otorgar apoyos alimentarios a giros como boleros y vendedores de globos del centro histórico, así como también comentó que estas “despensas” serían más grandes de las habituales, para que tengan mayor duración durante la contingencia. Arroniz Reyes afirmó que dichos apoyos tardarían unos 20 días y pidió  que se creara un listado de los mariachis que recibirían el beneficio.

PUBLICIDAD

En entrevista con medios, añadió que otro tanto de este programa de apoyos alimentarios ya se ha distribuido en zonas marginadas de Morelia. “Ya inició en algunas zonas de pobreza, zonas que tienen la mayor situación de pobreza en el municipio; se han repartido aproximadamente 12 mil 500 extraordinarias aparte de las 30 mil que se reportan de manera ordinaria. Pero este es un plan que va a iniciar a partir del próximo lunes”.

Buscan crear fondo de 20 mdp

“El otro gran problema que tenemos es que ya hemos dispuesto de un fondo para comprar estas despensas que serán un poco más grandes, pero lo que tenemos a disposición son las empresas que se encargan de la venta de estas despensas porque hay mucha demanda sobre éstas y tenemos un problema, pero ya a partir del lunes empezaremos a desarrollar y llevar estos apoyos directamente a los domicilios”, ahondó el secretario del ayuntamiento.

En cuanto al manejo de recursos con el fin de implementar medidas en torno a la contingencia sanitaria, explicó que se busca la creación de un fondo de unos 20 millones de pesos provenientes en primer lugar de los excedentes que se generan en la licitación de obras públicas, así como también se tomarían los fondos de los ahorros que se generen en las diversas dependencias del Ayuntamiento de Morelia mediante la política de austeridad.

Van contra eventos públicos

Después de que autoridades municipales dieron a conocer que, en pleno periodo de cuarentena, hasta el pasado fin de semana se habían detectado bares con un aforo de hasta el 70 por ciento, Arroniz Reyes añadió que el Gobierno Municipal ha realizado operativos para impedir que se lleven a cabo algunos eventos públicos o sociales en los que se pretende reunir a grupos de cientos de personas en contra de las recomendaciones federales.

“Recibimos a menudo informes de que en el salón del hotel fulano de tal están haciendo una convocatoria y van a reunir a 300 gentes para un evento. Entonces, vamos, les avisamos que está prohibido, nos apersonamos incluso con la fuerza pública y les decimos que no lo vamos a permitir. También nos llegan informes de que van a hacer un jaripeo en alguna tenencia y ya mandé un oficio a los jefes de tenencia que se deben de abstener de dar permisos para jaripeos y fiestas privadas”.