Embarazadas, mil 600 adolescentes en la zona rural de Michoacán

Héctor Jiménez / La Voz de Michoacán   PUBLICIDAD Morelia, Michoacán. Aun cuando se considera que las diversas estrategias para prevenir el embarazo en adolescentes han sido exitosas, un censo especializado en la población rural detectó a mil 600 michoacanas menores de 19 años de edad que se encuentran embarazadas, informaron autoridades de la delegación …

Foto: Pixabay. Algunos casos de embarazos se dan en las adolescentes desde 12 años.

Héctor Jiménez / La Voz de Michoacán

 

PUBLICIDAD

Morelia, Michoacán. Aun cuando se considera que las diversas estrategias para prevenir el embarazo en adolescentes han sido exitosas, un censo especializado en la población rural detectó a mil 600 michoacanas menores de 19 años de edad que se encuentran embarazadas, informaron autoridades de la delegación michoacana del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

“De las 117 mil 800 adolescentes que están en el censo, solamente están embarazadas mil 600. Si hacemos una estadística con esto, sería del 10 por ciento, que sería poco para nosotros porque la cifra del total de adolescentes es del IMSS”, explicó Abraham Tzintzún Flores, gerente del IMSS Bienestar en Michoacán, en conferencia de prensa.

De planificación familiar, también puedo dar un dato interesante y que es que la mayoría de las adolescentes después de los 15 años buscan asesoría actualmente en nuestras clínicas, porque ya se han visto reflejadas en la que está embarazada y dicen que ellas no se quieren embarazar”.

PUBLICIDAD

Según detalló, el sector de atención del IMSS Bienestar en Michoacán es de un millón 136 mil personas, de las cuales un 20 por ciento son adolescentes, es decir, un total de 240 mil jóvenes michoacanos, de los cuales aproximadamente el 50 por ciento son mujeres.

Por lo cual, añadió, se considera que referido número de adolescentes embarazadas es bajo y actualmente parte de la estrategia también se centra en evitar los casos a muy temprana edad, entre 10 y 14 años, porque esto puede poner en riesgo la vida de la adolescente durante el embarazo o el parto.

“Si sacamos nosotros una estadística, podemos decir que no nos acercamos ni siquiera a los mil 600 adolescentes embarazados, que de ese número que tenemos viene siendo un porcentaje muy pequeño”, reiteró el gerente del IMSS Bienestar.

Sin embargo, nos preocupa que de ese número de adolescentes que pudieron haber prevenido su embarazo de primera vez, lo ocupan las adolescentes de 12 y 13 años, además que cuando tienen 13 o 14 años siguen con un segundo embarazo. Esas mil 600 embarazadas las tenemos distribuidas en todo el estado”.

En relación con las acciones de prevención que se llevan a cabo en torno a este fenómeno, el funcionario del IMSS explicó que la estrategia está activa en 106 municipios y comienza con la visita a las escuelas para acercarse a esta población joven, que va de los 10 a 19 años y que de otra manera no acudirían a los Centros de Atención Rural al Adolescente (CARA), cuya atención inicia cuando se les ofrecen pláticas sobre prevención del embarazo, así como métodos anticonceptivos.

Primero hacemos el diagnóstico en las escuelas, los invitamos a participar dentro del CARA y empezamos con la primera estrategia y les hacemos una proyección de su vida de qué pasaría si se embarazan. Luego hay una dinámica de darles a guardar un huevito, que no lo pueden quebrar, lo tienen que traer y lo tienen que cuidar. También hemos tenido un taller muy grande con el que les dábamos unos bebés que eran maniquís que lloraban y se hacían del baño y se lo dejábamos a una pareja para que lo cuidara durante todo el taller”.

Contrario a la percepción de que por temas culturales los embarazos de adolescentes tienen mayor prevalencia en zonas rurales, señaló que en realidad es más común en las zonas urbanas. “Hay más embarazadas en las zonas urbanas y eso porque en las unidades médicas rurales trabajamos con grupos más pequeños, son de 10 o 12 adolescentes en cada taller y además el número de adolescentes que viven ahí es menor. En las ciudades como Tuxpan, Huetamo, Coalcomán, Buena Vista, Ario de Rosales, Paracho y Villamar, el número de adolescentes es mayor y tenemos mayor número de embarazos en este grupo de edad”.

 

También puedes leer: Alarmante cifra de embarazos de niñas y adolescentes en Michoacán; 3 mil al año

 

Cuestionado sobre las resistencias que puede haber de algunos sectores del estado en relación a estas estrategias, Tzintzún Flores respondió que todavía se encuentran con padres de familia que se niegan a hablar de estos temas con sus hijos, aunque la indicación de las autoridades de salud es que no se trata de hablarles de “sexo”, sino de orientarlos para que no sufran un embarazo no deseado o una enfermedad de transmisión sexual.

En cuanto a las comunidades que se rigen por usos y costumbres, afirmó que no se han presentado problemas mayores, pero ha sido necesario ofrecer “discrecionalidad” y “confidencialidad” a los jóvenes que acuden a orientación en planificación familiar.