En riesgo civil, millones de estudiantes por políticas federales de entrega de recursos

Arturo Molina / La Voz de Michoacán   Morelia, Michoacán. Millones de estudiantes michoacanos y del resto del país se encontrarían en evidente riesgo civil por las nuevas políticas federales de entregar recursos para la construcción y mantenimiento de la infraestructura educativa a comités locales conformados por padres de familia y profesores. PUBLICIDAD En un …

Foto: Cortesía.

Arturo Molina / La Voz de Michoacán

 

Morelia, Michoacán. Millones de estudiantes michoacanos y del resto del país se encontrarían en evidente riesgo civil por las nuevas políticas federales de entregar recursos para la construcción y mantenimiento de la infraestructura educativa a comités locales conformados por padres de familia y profesores.

PUBLICIDAD

En un estado donde la actividad sísmica se registra prácticamente todos los días, los especialistas en gestión de riesgos, construcción y reparación de daños, serán echados a un lado por las nuevas políticas federales.

En entrevista para La Voz de Michoacán, Francisco Gallo Palmer, presidente nacional de la Asociación Mexicana de la Industria de la Construcción (AMIC), alertó sobre esta situación en la que, además de otros daños colaterales, se pone en riesgo la integridad de millones de estudiantes de los diferentes niveles educativos.

PUBLICIDAD

Advirtió que una de las causas por las que no hubo víctimas que lamentar en Michoacán y que planteles educativos resistieron los fuertes sismos de 2017, fue derivado de que los planteles educativos tanto de esta entidad como de otros estados cumplían con las normas de construcción, mitigación de riesgos y otras medidas prevención que salvaron vidas.

Otorgar directamente los recursos de las obras a los beneficiarios, eliminando con esto la posibilidad que las empresas de la construcción puedan seguir trabajando. Está anunciado que 45 mil escuelas que van a recibir el recurso directo los padres de familia, lo que pone en peligro la economía y la seguridad de los niños cuando no exista un profesionista calificado para verificar que la construcción se haga de una manera correcta", explicó.

A nivel nacional son más de 45 mil planteles los que se encuentran en esta condición, mientras que en Michoacán aún sigue la incertidumbre para los Trabajadores del IFFED, quienes han pronunciado su preocupación por la desaparición del INIFED.

Michoacán es uno de los estados con mayor actividad de sismicidad en lo que se conoce como el Cinturón de Fuego del Pacífico. Los sismos de mayor alcance destructivo se han generado en tierras michoacanas, como en el caso del 19 de septiembre de 1985.

Especialistas han advertido que los principales riesgos por sismicidad y desastres naturales se construyen por la negligencia a la hora de la generación de estudios que permitan conocer la tasa de vulnerabilidad y de riesgo tanto en planteles educativos como en desarrollos habitacionales y comercios.

Sólo en el sismo de 2017, un número importante de edificios educativos, principalmente escuelas primarias, secundarias y preparatorias, presentaron agrietamientos por los sismos del 7 y 19 de septiembre que dejaron alto grado de destrucción en otras entidades.

Hemos sido afectados a nivel nacional porque están utilizando a las universidades para que los jóvenes se pongan a hacer proyectos, quitándole la oportunidad a los arquitectos, a los ingenieros de que hagan esos proyectos. Están jalando la cobija y descobijan a las empresas que han trabajado por el país durante muchos años", señaló.

Datos de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC) con respecto al Programa Escuelas al CIEN, de las mil 184 escuelas programadas para el periodo 2015-2018, en Michoacán se han adjudicadomil 124 escuelas, que representan el 94.9 por ciento de los planteles programados para este periodo.

El monto de inversión sin IVA programado para este periodo fue de 2 mil 301 millones 941 mil 443 pesos, del cual para el mes de marzo de 2018 llevaba adjudicado 481 millones 709 mil 627.02 que representa el 20.9 por ciento.

Empresas constructoras, en crisis

La desaceleración de la inversión pública en materia de obra pública, ya tendencia del gobierno federal a la adjudicación directa de las contrataciones a empresas locales. Al menos el 80 por ciento de los contratos han sido bajo este esquema.

No obstante, las condiciones económicas para las constructoras no son alentadoras. El 90 por ciento de las empresas se encuentran desocupadas y ya han comenzado a recortar personal y a parar sus actividades.

Para el estado de Michoacán la situación no es muy diferente. Si bien no se ríe ya estimación directa de los empleos perdidos hasta la fecha, advirtió que la situación podría subir de tono en caso de que no se cambie la tendencia de desaceleración.

En cuanto a lo federal, la situación tampoco es alentadora. Si bien se ha mantenido a un 60 por ciento de lo estimado, uno de los puntos que preocupa es que más del 90 por ciento de la adjudicación de la obra ha sido directa y menos del uno por ciento ha sido por procesos de licitación. La estatal es la que más preocupa a los empresarios locales, debido a que no supera el 30 por ciento de la inversión que se tenía destinada para este año.

La situación podría ser más compleja para 2020. La Federación ha anunciado que las medidas de “austeridad” se podrían recrudecer para el próximo año con la intención de que los recursos del país se destinen al rescate financiero de Petróleos Mexicanos. No obstante, hasta que no se defina el rumbo de la obra pública.