Llegas a ventanilla, sacas dinero, caminas unos metros... te asaltan. Las sospechas: empleados del banco

Javier Favela/ La Voz de Michoacán   Morelia, Michoacán. Diez años aumentaría la pena de prisión cuando los cómplices de asaltos a los cuentahabientes sean empleados de instituciones bancarias, según planteó Lucila Martínez, diputada del Partido Verde, al proponer adiciones al Código Penal de Michoacán. PUBLICIDAD Al pronunciarse por castigar con mayor rigor a los …

Imagen: Enrique Santiago.

Javier Favela/ La Voz de Michoacán

 

Morelia, Michoacán. Diez años aumentaría la pena de prisión cuando los cómplices de asaltos a los cuentahabientes sean empleados de instituciones bancarias, según planteó Lucila Martínez, diputada del Partido Verde, al proponer adiciones al Código Penal de Michoacán.

PUBLICIDAD

Al pronunciarse por castigar con mayor rigor a los trabajadores bancarios coludidos con los delincuentes, la legisladora sostuvo que el fenómeno del robo a los clientes se ha disparado en Morelia.

Evidenció que los criminales están yendo directo contra las víctimas que previamente han retirado fuertes cantidades de dinero.

PUBLICIDAD
Foto: La Voz de Michoacán. Robo contra cuentahabiente en Ciudad Jardín el 19 de marzo.

 

Lucila Martínez Manríquez relató que el pasado 17 de julio, un joven de 29 años perdió la vida a manos de unos ladrones, después de ser despojado de 200 mil pesos que acababa de retirar de la entidad bancaria. Casi todos los robos coinciden en un mismo modus operandi, apuntó la diputada michoacana.

Los ladrones exigen la cantidad exacta que llevan las víctimas, es decir, saben cuánto dinero han sacado. En la tribuna del Congreso, la verde-ecologista propuso aumentarle diez años de cárcel a la sanción penal por el delito de robo calificado grave, cuando las investigaciones ministeriales demuestren la coparticipación de uno o más trabajadores bancarios en el ilícito.

 
Te puede interesar: Cuentahabientes más vulnerables a robos; recomendaciones para ir a un banco

 

La diputada calificó como alarmante la cifra negra de criminalidad, pues la mayoría de las víctimas decide no denunciar ante el Ministerio Público.

Cifras oficiales solo reportan 8 robos al retirar dinero de cajeros en lo que va del presente año, así como más de 15 asaltos a cuentahabientes fuera de instituciones bancarias.

Haciendo notar que los delincuentes saben a quién atacar, volviéndose más selectivos con sus víctimas, Martínez consideró que el incremento en la tasa de delitos contra los usuarios bancarios obliga a tomar medidas legislativas para castigar con mayor rigor a los cómplices.

 

Te puede interesar: ¿Regresa red de asaltantes a cuentahabientes en Morelia? Sacas dinero, dan pitazo, sales y te esperan armados

 

Insistió que, si una investigación ministerial acredita que el empleado bancario otorgó información y participó en el hecho delictivo, la pena debe ser más alta.

Según encuestas de percepción de inseguridad, levantadas por el INEGI, los ciudadanos sienten mayor inseguridad en torno a cajeros automáticos y en las instituciones bancarias en comparación con las zonas periféricas catalogadas como focos rojos por la autoridad.

Con la adición al Código Penal de la entidad, los jueces podrían individualizar mejor la sanción punitiva, atendiendo a las circunstancias del delito y a las consecuencias jurídicas que amerita el caso.

A la fecha, el robo simple tiene una penalización promedio de 5 años de prisión.

De acuerdo con la iniciativa, darían 10 años extras de cárcel a los empleados bancarios que tengan una coparticipación en el delito, pues ellos tienen información exacta sobre las cantidades de dinero retiradas, algo que ni siquiera conocen los familiares y amigos más cercanos de las víctimas.