La Voz de Michoacan

DÓLAR Compra $17.79/ Venta $18.72

Jueves 23 de Mayo del 2019

Morelia

Marta Rubio Tovar celebra 40 años frente a grupo este Día del Maestro

May 15, 2019, 22:31

Maestra

Foto: Víctor Ramírez. Marta Rubio Tovar es maestra de la Escuela Secundaria Técnica número 3 y consideró que poco a poco la percepción sobre la profesión se ha valorado por la sociedad de manera general.

Juan Bustos / La Voz de Michoacán

 

Morelia, Michoacán. “En el proceso educativo todos somos responsables: autoridades, padres de familia y maestros”, esta idea apuntó Marta Rubio Tovar, maestra de la Escuela Secundaria Técnica número 3, quien cumple 40 años frente a grupo en la misma institución, y consideró que poco a poco la percepción sobre la profesión se ha valorado por la sociedad de manera general.

En entrevista con La Voz de Michoacán, la docente, en las instalaciones del plantel ubicado en las inmediaciones del Parque Zoológico de Morelia, dijo: “En septiembre cumplo 42 años de haber ingresado al servicio, yo soy de formación médico, ingresé como médico escolar, luego pasé a dar clases”.

Originaria de la Ciudad de México, fue enviada por la Secretaría de Educación Pública a Morelia con el establecimiento de la secundaria, “tengo la fortuna de conocer a todos los directores, desde la fundación de la secundaria, pero llegué primero como médico escolar”.

Recordó que realmente como médico su papel era muy limitado y a través de la convivencia y el ver a sus compañeros maestros.

Estuve acompañando a un profesor como asistente, pude ver cómo preparaba clases y sobre todo observar, después tras una capacitación pasé a ser profesora, por eso cumplo 40 años frente a grupo”.

Manifestó que en su momento cumplió al mismo tiempo los papeles de médico y profesora, “hubo un tiempo en que literalmente esta era mi casa porque aquí pasaba todo el tiempo, ahora eso ha cambiado un poco por el paso del tiempo”.

Explicó que ahora tiene un puesto de coordinación, pero a pesar de que tiene derecho a la carga horaria siempre busca mantener algunas horas, “nunca he dejado de estar frente a grupo en todo este tiempo”.

La maestra convive con los alumnos, quienes reconocen su experiencia y también su disciplina a la hora de impartir clases en una de las escuelas con mayor tradición en la capital del estado, y es reconocida como formadora de muchos profesionistas destacados de la misma.

Detalló que en su experiencia le ha tocado toda una serie de transformaciones de la profesión.

He visto cómo los contenidos antes eran más amplios, ahora son de manera más específica, son contenidos que buscan que tengan una aplicación más práctica”.

Destacó que esto a muchos docentes no les ha parecido en términos de que parece que no se ven todos los contenidos, por lo que muchas veces se complementa a la hora de estar con el grupo, “yo imparto química, pero me tocó comenzar con todas las materias que agrupa ciencias naturales, como biología y física”.

Con la irrupción de las nuevas tecnologías, que son una herramienta importante para el aprendizaje, consideró no se le ha dado el adecuado manejo, debido a que los jóvenes las usan de manera lúdica y no de otra forma.

A pregunta, consideró que la profesión de manera general no es valorada, “lo digo de manera general, porque de manera particular hay padres de familia que reconocen y dicen ‘ese maestro es bueno’”.

Lamentó que exista esa percepción de manera general, que contrasta mucho con los salarios de los maestros, que no están muchas veces de acuerdo con el nivel de responsabilidad que tienen los docentes frente a grupo.

Foto: Víctor Ramírez.

De igual forma, expuso que el oficio tiene sus alegrías: “Son muchas las historias que he acumulado en este tiempo, por ejemplo, tengo un alumno que salió en 1984, no pudo recibir su certificado al final, pero me dejó una carta muy bonita cuando tuvo que salir del país con su familia por necesidad a Chicago, y ya cuando pudo volver al país ha venido a visitarme, es algo muy bonito”.

Detalló que ser docente estaba en su destino, pues recordó que tuvo la inquietud de estudiar cuando terminó la secundaria, “se me dijo que iba empezar a trabajar muy joven, estudié medicina y la misma me trajo a una escuela cuando egresé como médico”.

Algunos de los estudiantes a los que les ha impartido clases le reconocen como una maestra estricta con el orden en clase. “Sí es muy buena, ha estado mucho tiempo aquí, todos lo reconocen”, señaló Dana Sofía Rodríguez.

Brian Villa Tinajero explicó que a pesar de los trabajos extensos y dictando, los alumnos reconocen que han aprendido en sus clases, además de que se le guarda cariño.

Foto: Víctor Ramírez.

NOTAS RELACIONADAS

Gabriela Mistral, la maestra que recorrió México

"Yo recorría el suelo todavía garabateado de sangre luchadora (…) Llenaban nuestras rutas los camiones de maestros misioneros cargando bancos

ÚLTIMA HORA