Michoacán, el segundo estado con más policías asesinados; caso de Aguililla fue el más mortífero

Redacción/ La Voz de Michoacán   Michoacán es la segunda entidad con más policías asesinados en lo que va de este año, de los 310 que van en el país, 36 han sido en la entidad michoacana. PUBLICIDAD El ataque del 14 de octubre a elementos de la Policía de Michoacán en el municipio de …

Foto: Christian Hernández. Policías de Michoacán caídos en Aguililla fueron emboscados por miembros del CJNG.

Redacción/ La Voz de Michoacán

 

Michoacán es la segunda entidad con más policías asesinados en lo que va de este año, de los 310 que van en el país, 36 han sido en la entidad michoacana.

PUBLICIDAD

El ataque del 14 de octubre a elementos de la Policía de Michoacán en el municipio de Aguililla, que dejó a 13 agentes sin vida, es el más mortífero contra una corporación policial desde que inició el sexenio de Andrés Manuel López Obrador.

Después de las emboscadas, la principal causa por la que los uniformados pierden la vida son los enfrentamientos con la delincuencia común y organizada. «En México, todos los días están matando a por lo menos un policía en los estados», afirmó la presidenta de la organización Causa en Común, María Elena Morera Mitre.

PUBLICIDAD

 

Te puede interesar: Policías de Michoacán evitaron emboscada en días pasados, alcanzaron a tomar otra ruta

 

Son 310 policías federales, ministeriales, estatales y municipales asesinados en el país en cumplimiento de su deber, un promedio de uno al día. Esto es de enero al 19 de octubre de 2019.

Al parecer este año será más sangriento para los uniformados, ya que en 2018 se contabilizaron 421 elementos muertos.

Municipales, los más vulnerables

Cifras de la organización Causa en Común —obtenidas a partir de un recuento de notas informativas— revelan que la mayoría de oficiales ejecutados pertenece a corporaciones municipales (155), seguido de cuerpos estatales (139) y federales (16).

Al momento, julio se mantiene como el más violento para los uniformados, con 47 bajas, misma cantidad que se registró en julio de 2018. Las emboscadas son la principal causa de muerte de los agentes.

Estados más violentos

Guanajuato encabeza la lista, con 40 guardias muertos; Michoacán, con 36; Jalisco y Chihuahua, con 22 cada uno; Sonora, con 21; Guerrero, con 20; Estado de México, con 19; Puebla, con 16, y Veracruz, con 13. Los municipios con más bajas de policías son Acapulco, Salamanca, Amatlán, Amozoc, Chilpancingo, Apaseo el Alto y Ecatepec.

El maltrato hacia los oficiales hace muy difícil que los agentes salgan a cumplir con su trabajo. «Si salen a cuidarte y se encuentran con esta masacre en Aguililla, ¿qué esperanza podemos tener de que ese cuerpo de policía se regenere espiritual y moralmente y quiera volver a las calles?», señaló Morera Mitre.

Insistió en que los policías del país están desprotegidos, sobre todo a nivel municipal, ya que éstos representan más de 50% del total de efectivos asesinados en lo que va de este sexenio.

 

Te puede interesar: En Michoacán cada vez hay menos policías, lo que pone en desventaja a alcaldes ante el crimen

 

Indicó que Guanajuato, Michoacán, Guerrero, Estado de México y Chihuahua concentran 50% de los homicidios de gendarmes:

Es muy grave que estén asesinando a los policías y que no tengan ninguna importancia para los ciudadanos ni para la autoridad», lamentó.

Francisco Rivas, director del Observatorio Nacional Ciudadano, también opinó sobre el tema y explicó que este fenómeno es producto de la poca preparación de las autoridades para combatir a los grupos de la delincuencia organizada.

Por un lado, tenemos a una delincuencia que puede operar tranquilamente, y por otro lado, a un Estado ineficiente que no es capaz de proteger ni siquiera a los que nos deberían proteger a todos los ciudadanos, es decir, los policías y las Fuerzas Armadas».

Añadió que los policías municipales y estatales han sufrido la mayor parte de los ataques «por la cercanía. Ellos están inmersos en esos terrenos controlados por la delincuencia. También las autoridades locales son las que tienen mayores debilidades en su formación y equipamiento, incluso en la integridad».

Foto: La Voz de Michoacán.

Por su parte, Raúl Benítez Manaut, experto en seguridad de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), consideró que los grupos criminales «le están declarando una guerra al Estado de forma directa. En los años de más violencia —de 2008 a 2011— eran pocos los funcionarios gubernamentales atacados, pero ahora vemos una ofensiva muy dura hacia las policías, el Ejército y la Marina».

Expresó que para prevenir las agresiones «se debe hacer un gran trabajo de inteligencia, saber dónde están desplegados los grupos criminales más violentos —como los cártes ‘Jalisco Nueva Generación’ y ‘Santa Rosa de Lima’— y fortalecer a los municipales de esas zonas».

Casos en Michoacán

Ha sido el constante enfrentamiento con grupos de civiles fuertemente armados lo que ha provocado esta cifra que ha dejado pérdidas que lamentar en la corporación local.

Además del ya mencionado caso  de Aguililla,  a finales de septiembre en la capital michoacana, el oficial de la Policía Michoacán Ediel Ríos Villaseñor atendía un llamado de auxilio al poniente de Morelia por la presencia de gatilleros en la colonia Niños Héroes, cuando fue agredido a balazos junto con sus compañeros. Fue la calle Juan de la Barrera el escenario de un tiroteo que terminó con dos vidas de manera simultánea.

 

También puedes leer: Delincuencia no da tregua en Michoacán; más enfrentamientos y 19 muertos se registraron el fin de semana 

 

Al interior de la patrulla rotulada con los logotipos de la Policía Michoacán quedó el cuerpo sin vida de Ediel, mientras que, a unos cuantos metros de distancia, otro gatillero, de no más de 30 años, quedó tendido en el suelo sin pavimentar de esta colonia; bajo sus brazos aún estaba el rifle de alto poder que accionó minutos antes en contra de la autoridad.

Como el caso de Ediel se han registrado al menos otros 3 en lo que va del año y al menos otro elemento municipal de Morelia han caído en funciones al enfrentarse a los grupos de la delincuencia organizada que tal como quedó evidenciado en este caso, cuentan con armas de largo alcance y sumamente precisas.

 

También puedes leer: Grupo armado ataca a policías en límites de Uruapan y Peribán; se despliega la Guardia Nacional

 

No son sólo los estatales, a mitad de este 2019, una joven mujer, elemento de la Policía de Morelia, también fue abatida por delincuentes cuando atendió un llamado de auxilio en un nosocomio local que era asaltado en horas de la madrugada.

El secretario de Seguridad Pública de Michoacán, Israel Patrón Reyes, informó que ya son 4 casos para este año, en el cual se han comprometido en indemnizar a las familias de los caídos conforme a la ley. Son hasta 750 mil pesos de seguro de vida lo que tendrían que recibir los familiares de este oficial y de otros que han caído en el cumplimiento de su deber.

“Desafortunadamente los disparos realizados por un civil al principio le causaron la muerte a uno de los compañeros, el civil estaba fuertemente armado e identificado plenamente, ternemos alcances importantes en el esquema de lo que pasó ayer, la Fiscalía ya trabaja en el tema”, destacó el funcionario estatal.

A principios de este año, policías estatales se manifestaron en Morelia para denunciar que son más de 180 casos de elementos que perdieron la vida y que sus familias quedaron prácticamente desamparadas en los últimos 10 años. A partir de entonces, autoridades de la SSP entablaron mesas de negociación en donde se comprometieron a solucionar las condiciones económicas de las casi 200 familias que perdieron a sus padres, esposos e hijos en el cumplimiento del deber ante la inseguridad del estado.

Uno de los principales factores que se han discutido en torno a los elementos policiales tanto estatales como municipales caídos en combate refiere a que los grupos delincuenciales que operan en el estado cuentan con mejor armamento que muchas de las corporaciones locales, por lo que han urgido a que se apresuren los procesos de certificación y capacitación policial.

En total, la Policía Michoacán cuenta con un 60 por ciento de su plantilla capacitada y acreditada en todos los procesos de calidad, mientras que las policías municipales cuentan con una cifra mucho menor. Será a partir del mes de septiembre cuando venza el plazo para que todas las corporaciones cuenten con policías 100 por ciento acreditados, de lo contrario serán acreedores a sanciones.

Sólo la Policía Michoacán cuenta con un estado de fuerza de poco más de 8 mil elementos, en tanto, los municipios cuentan con 6 mil agentes. Según las recomendaciones de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), para el tema de seguridad el estado requiere de al menos 15 mil elementos en activo.

El tema de la profesionalización, en el caso de los municipios, sigue siendo uno de los principales retos. De los elementos en activo, aún restan cerca de mil 400 elementos que, de no cumplir con las certificaciones, serán dados de baja de sus funciones en los municipios.

Según información del gobierno de Michoacán, son 3 grupos los que se siguen disputando los territorios en el estado, se tiene conocimiento sobre el Cártel de Jalisco Nueva Generación, Los Viagras y Los Caballeros Templarios.

El conflicto no es nuevo, desde hace ya algunos años el pleito entre los dos grupos delictivos por el control del estado de Michoacán ha alcanzado incluso a la capital de la entidad, lo que ha traído problemas en la percepción de inseguridad.

Con información de Arturo Molina y El Universal.