Michoacanos, 10% de los migrantes que mueren al tratar de cruzar hacia EUA

Arturo Molina / La Voz de Michoacán   Morelia, Michoacán. Al menos el 10 por ciento de los mexicanos que mueren al cruzar la frontera con Estados Unidos, ya sea por el desierto o el Río Bravo, son de origen michoacano. A pesar de la desaceleración de la tasa de migración, las condiciones de riesgo …

Foto: AP. Al menos el 10 por ciento de los mexicanos que mueren al cruzar la frontera con Estados Unidos, ya sea por el desierto o el Río Bravo, son de origen michoacano.

Arturo Molina / La Voz de Michoacán

 

Morelia, Michoacán. Al menos el 10 por ciento de los mexicanos que mueren al cruzar la frontera con Estados Unidos, ya sea por el desierto o el Río Bravo, son de origen michoacano. A pesar de la desaceleración de la tasa de migración, las condiciones de riesgo y los fallecidos siguen siendo una situación constante en la frontera norte.

PUBLICIDAD

En entrevista para La Voz de Michoacán, el secretario del Migrante en la entidad, José Luis Gutiérrez Pérez, aseguró que la situación se sigue trabajando desde el gobierno del estado para revertir esta tendencia.

Más de 2 mil 800 mexicanos murieron tratando de cruzar la frontera con Estados Unidos en los últimos 10 años. La cifra ha seguido disminuyendo con el paso de los años. Según información de la Comisión Estatal de los Derechos Humanos (CEDH), en los últimos 10 años el número de migrantes fallecidos en su intento por cruzar la frontera disminuyó un 60.98 por ciento, al pasar de 369 a 144 en promedio cada año.

PUBLICIDAD

El discurso antinmigrante, la seguridad norteamericana en la frontera y otras condiciones han favorecido a los factores de mayor riesgo. Ahora, cada uno de los migrantes tanto mexicanos como centroamericanos que quieren conseguir el llamado “sueño americano”, se enfrentan a una mayor cantidad de riesgos.

Recientemente se dio a conocer el caso de una mujer michoacana de poco más de 20 años de edad, oriunda del municipio de Paracho, que murió ahogada en el Río Bravo cuando intentó cruzar la frontera para reunirse con su familia del otro lado de la frontera. No es el único caso, en Michoacán miles de familias han quedado mutiladas en las últimas décadas al perder a alguno de sus familiares.

 

También puedes leer: Natividad murió en el río Bravo, era de Paracho; su cuerpo regresará en 3 semanas

 

Natividad Crisóstomo, quien murió ahogada en la frontera norte, es un ejemplo de los cientos de michoacanos que siguen muriendo en condiciones aún no especificadas. Se ha advertido que en muchos casos se podría vincular algún tipo de agresión de norteamericanos hacia los mismos migrantes en tránsito.

Y es que aun con la desaceleración de la migración en condiciones ilegales, Michoacán sigue siendo uno de los estados que expulsa la mayor cantidad de migrantes hacia Estados Unidos. Para este 2019 el envío de las remesas es la principal, y a veces la única, fuente de ingresos de miles de familias.

Ha aumentado la cantidad de migrantes legales tanto en Michoacán como a nivel nacional. Las condiciones para obtener las visas de trabajo y otro tipo de permisos han facilitado el ingreso al país del norte en los últimos años. No obstante, no se ha podido erradicar en su totalidad la tasa de migración ilegal a nivel nacional.

Una de las preocupaciones de activistas y especialistas es que con el despliegue de la Guardia Nacional y otras corporaciones que tendrán atribuciones de policía migratoria, es que los migrantes tanto de origen mexicano como los centroamericanos tenderán a elegir rutas aún más peligrosas.

 

También puedes leer: Migrantes a esconderse; inician redadas en Estados Unidos

 

Michoacán se ubica entre los 14 estados que han perdido población de hombres y mujeres a causa de la migración reciente, 48 mil 027 habitantes de su población de 5 años y más. Al ordenarlo entre los que más han perdido en números absolutos se encuentra en el lugar 5, por arriba de la Ciudad de México, la cual cuenta con 222 mil 456 habitantes; Guerrero, con 92 mil 007; Veracruz, 61 mil 297, y Chiapas, con 56 mil 276 habitantes.

Una de las cifras que no han sido medidas por falta de información es la de las familias que ha regresado por pie propio a Michoacán ante las políticas y discursos xenófobos que se han endurecido en los últimos años.Y es que uno de los principales efectos que han tenido los discursos xenófobos y las políticas migratorias ha sido el de que en muchos casos, las familias prefieren evitar ser separadas durante los procesos de deportación.

Lo anterior también ha frenado en un porcentaje importante la tasa de migración ilegal en el estado de Michoacán, lo que autoridades y especialistas han colocado como cierto desequilibrio, en el cual ya son más los mexicanos que regresan por su voluntad que los que son expulsados del país en busca de mejores condiciones de vida.

A decir de José Luis Gutiérrez Pérez, titular de la Secretaría del Migrante en nuestro estado, la tendencia de desaceleración en la tasa de migración también se encuentra vinculada a los crecientes riesgos a los que se enfrentan los migrantes en su camino a Estados Unidos. Por otra parte, un porcentaje importante de ciudadanos han optado por la migración documentada a través de las visas de trabajo.