Por crisis social en Michoacán, Sembrando Vida llegará hasta 2020 al estado

Arturo Molina / La Voz de Michoacán   PUBLICIDAD Morelia, Michoacán. Debido a las condiciones sociales que vive el estado, Michoacán tendrá que esperar hasta el año 2020 para acceder al Programa Sembrando Vida, que implementa la Federación en las entidades como estrategia para revertir el cambio ilegal de uso de suelo, la tala clandestina …

Foto: Pixabay. El programa federal incluye a 19 estados y Michoacán está en el octavo lugar, por lo que deberá esperar un año para su implementación.

Arturo Molina / La Voz de Michoacán

 

PUBLICIDAD

Morelia, Michoacán. Debido a las condiciones sociales que vive el estado, Michoacán tendrá que esperar hasta el año 2020 para acceder al Programa Sembrando Vida, que implementa la Federación en las entidades como estrategia para revertir el cambio ilegal de uso de suelo, la tala clandestina y la degradación ambiental. Los primeros en recibir el apoyo serán los estados del sureste mexicano.

Mateo Castillo Ceja, integrante del Consejo de la Carta de la Tierra y reconocido activista ambiental en el estado, precisó que luego de reuniones con autoridades federales, ha trascendido que será hasta dentro de un año que se ponga en marcha el plan Sembrando Vida en esta entidad, con un alcance de 50 mil hectáreas de plantaciones agroforestales.

Uno de los argumentos que puso el gobierno federal para dejar fuera de este programa al estado de Michoacán en el primer año y dejarlo hasta 2020 fue la crisis social que se vive en esta parte del país.

PUBLICIDAD

En el caso de Sembrando Vida, desde que se arrancó se anunció su implantación en el sureste. Tuvimos una plática con Roberto Reyes Cosari y posiblemente venga porque Michoacán está como en el estado que ingresa en 2020 y vamos a entrar con 50 mil hectáreas en ese programa que es bastante generoso. El presidente lo arrancó en el sureste por la crisis que se viven en esta zona, pero la prioridad del estado se manifiesta porque después del sureste es Michoacán”, explicó.

El programa incentivará a los sujetos agrarios a establecer sistemas productivos agroforestales, el cual combina la producción de los cultivos tradicionales en conjunto con árboles frutícolas y maderables, y el sistema de Milpa Intercalada entre Árboles Frutales (MIAF), con lo que se contribuirá a generar empleos, se incentivará la autosuficiencia alimentaria, se mejorarán los ingresos de los pobladores y se recuperará la cobertura forestal de un millón de hectáreas en el país.

Únicamente serán 19 de los 32 estados de la República los que entrarán en este programa federal: Campeche, Chiapas, Chihuahua, Colima, Durango, Guerrero, Hidalgo, Michoacán, Morelos, Oaxaca, Puebla, Quintana Roo, San Luis Potosí, Sinaloa, Tabasco, Tamaulipas, Tlaxcala, Veracruz y Yucatán.

 

También puedes leer: López Obrador presenta «Sembrando Vida»; abandonaron al campo, asegura

 

Mientras la Federación prioriza otras entidades en materia de preservación forestal, ambientalistas han señalado las complicaciones a las que se enfrentan con la reducción de presupuestos para distintas áreas de la conservación ambiental. Homero Gómez, otrora Comisario Ejidal del Santuario de El Rosario, en el municipio de Ocampo, denunció el abandono en el que se mantienen.

“Lamentable que el gobierno de López Obrador de Obrador desapareció los apoyos que venían para los programas, no hay dinero para eso, ni convenios para tener plantas para futuras plantaciones forestales en Michoacán. En lugar de apoyar a nuestro estado en servicios ambientales, dio 100 millones de pesos para el Programa Sembrando Vida en Latinoamérica cuando Michoacán está fuera de ese programa, y cuando en Michoacán tenemos 30 mil hectáreas que se necesitan reforestar por año. El interés es político”, explicó.

Por su parte, Ricardo Luna García, titular de la Secretaría de Medio Ambiente, Cambio Climático y Desarrollo Territorial (Semaccdet), aseguró que se buscará generar el diálogo con el gobierno federal para que al menos en el corto plazo se investiguen mecanismos para apoyar a los dueños de los bosques mediante el pago de servicios ambientales, con recursos concurrentes de los tres niveles de gobierno.

Muchos de los ejidos que participan con la Conafor sólo los apoyan por 3 ciclos y luego dejan de percibir este ingreso y hay ejidos como El Rosario, varios de ellos que son muy importantes en las regiones. Hoy necesitamos del apoyo en la federación para un programa de fondos concurrentes para el pago por servicios ambientales. Michoacán está listo para hacer y poner de su parte”.

El presupuesto federal para reforestación de 2019 se redujo en un 70 por ciento. En el caso de Michoacán, era a través de la Conafor que se entregaba la mayor cantidad de árboles para reforestar. En años pasados, la tendencia era que en promedio se plantaban cerca de 20 mil árboles cada año, de los cuales, casi 16 mil eran financiados por la Comisión Nacional Forestal (Conafor) el resto por la Comisión Forestal de Michoacán (Cofom) y los viveros municipales.

El sexenio pasado, trascendió que Michoacán alcanzó la meta federal de reforestación del sexenio con más de 15 mil hectáreas reforestadas sólo por la Comisión Nacional Forestal (Conafor), en coordinación con los gobiernos estatales. La tasa de pérdida de bosques ha seguido superando por mucho a la de reforestación. En promedio, desde 2016 se han reforestado entre 20 mil y 30 mil hectáreas de bosques y selvas en Michoacán, lo que deja un importante déficit de recuperación de los ecosistemas que albergan a miles de especies animales y que incluso dotan de agua a millones de personas.

 

También puedes leer: Sembrando vida creará 400 mil empleos directos; incluye a Michoacán

 

La tasa de pérdida de bosques de Michoacán es elevada. Según el inventario de la Comisión Forestal de Michoacán (Cofom), el índice de pérdida de superficies arboladas alcanza ya las 60 mil hectáreas por año. En comparación con la superficie de la entidad, en menos de 25 años se perdería la mayoría de bosques y selvas de la entidad.

La superficie boscosa de Michoacán es de 1.7 millones de hectáreas, en tanto, los cultivos locales ocupan otro millón de hectáreas en los 113 municipios. A decir de especialistas, más del 70 por ciento del territorio michoacano es de vocación forestal, por lo que el llamado es a que se generen políticas de aprovechamiento sustentable de los bosques que beneficien tanto a los dueños, como al medio ambiente.