Prestaciones no reconocidas, lastre para la UMSNH

Juan Bustos/ La Voz de Michoacán   PUBLICIDAD Morelia, Michoacán. Las prestaciones no reconocidas por el modelo de la Secretaria de Educación Pública (SEP) representan una carga importante para las finanzas de la Universidad michoacana rebasando representado mil 338 millones de pesos, prestaciones establecidas en los Contratos Colectivos de Trabajo (CCT) con los dos principales …

Foto: Victor Ramírez. Frente a la crisis que golpea a las finanzas de la Universidad Michoacana, esperan aún la llegada de recursos.

Juan Bustos/ La Voz de Michoacán

 

PUBLICIDAD

Morelia, Michoacán. Las prestaciones no reconocidas por el modelo de la Secretaria de Educación Pública (SEP) representan una carga importante para las finanzas de la Universidad michoacana rebasando representado mil 338 millones de pesos, prestaciones establecidas en los Contratos Colectivos de Trabajo (CCT) con los dos principales gremios de la institución donde hay una serie de prestaciones que implican un gasto innecesario para la institución y podría aliviar el tema financiero.

De acuerdo a la información de la Universidad sobre su estado financiero,  la universidad enfrenta una serie de dificultades para atender prestaciones que no están dentro del modelo autorizado y son producto de las negociaciones locales y todas fueron avaladas por las diferentes administraciones estatales.

Mañana, la Universidad oficialmente retoman actividades, sin embargo, los docentes  manifestaron que no darán clases debido a que la autoridad universitaria no cumplido con los compromisos con los trabajadores como es el pago de aguinaldos pendientes y el pago de promociones, además de que aceptan las medidas de austeridad que proponen la autoridad en tanto afecten el salario de los trabajadores.

PUBLICIDAD

En tanto la autoridad señala que no pagara los salarios de los profesores que no cumplan con su obligación frente a las aulas, además de que implementara medidas como el cobro completo de Impuesto Sobre la Renta lo que implicará, disminución a los salarios de los trabajadores universitarios.