Reclusorios, foco rojo en Michoacán: mal servicio de salud, falta reinserción, condiciones pésimas para mujeres...

Arturo Molina/ La Voz de Michoacán   PUBLICIDAD Morelia, Michoacán. Reconoce gobierno de Michoacán foco rojo en condiciones de centros penitenciarios del estado. Luego de las recomendaciones de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos en torno a las condiciones de las prisiones mixtas, se advierte la necesidad de mejorar en la infraestructura. Son las …

Foto: Victor Ramírez.

Arturo Molina/ La Voz de Michoacán

 

PUBLICIDAD

Morelia, Michoacán. Reconoce gobierno de Michoacán foco rojo en condiciones de centros penitenciarios del estado. Luego de las recomendaciones de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos en torno a las condiciones de las prisiones mixtas, se advierte la necesidad de mejorar en la infraestructura.

Son las condiciones en las que se encuentran cientos de mujeres privadas de la libertad, el acceso a servicios de salud y reinserción social lo que más preocupa a las autoridades.

Foto: La Voz de Michoacán.

Apenas el fin de semana pasado, desde la CNDH se nombró directamente al gobernador Silvano Aureoles Conejo y a otros 5 mandatarios por esta situación, misma que fue calificada como urgente de atender.

PUBLICIDAD

El mandatario estatal aseguró que está al tanto de los llamados y exhortos de organismo nacional de derechos humanos, en tanto que aseguró que se van a tomar medidas para atender cada uno de los señalamientos que se emitieron a través de las recomendaciones.

 

Te puede interesar: Tras riña, CEDH investiga condiciones del Cereso de Alto Impacto

 

El sistema penitenciario del país es un ‘foco rojo’, para no calificarlo de otra manera, y nosotros no somos la excepción. Estamos haciendo las revisiones necesarias para ir corrigiendo incluso generando otros mecanismos para el tratamiento para quienes están en la cárcel purgando alguna pena o un proceso y particularmente cuidando que no se violente sus derechos", destacó el gobernador Aureoles Conejo.

El problema que ha distinguido la comisión en el caso de Michoacán, y el cual coincide con el problema en otros estados, es que las condiciones económicas de los estados, la falta de recursos y los recortes presupuestales han puesto en desventaja a los sistemas de reinserción social.

En la mayoría de los Ceresos estatales, los programas para reinsertar en programas productivos a los ciudadanos privados de la libertad han quedado a deber, según informan los organismos de derechos humanos.

 

Te puede interesar: Siguen operativos para desarticular ‘grupos de poder’ en ceresos

 

En este contexto, los Ceresos mixtos, en donde permanecen mujeres, han llamado la atención de las autoridades debido a la falta de separación de espacios propios para la mujer y sobre todo, cuando muchas de ellas tienen a sus hijos pequeños, menores de 4 años en la condena.

Esta recomendación hay que atenderla, soy respetuoso sobre todo de mantener los derechos humanos y en ese caso hay que actuar de inmediato y cuidarlos pero no es un tema sencillo por la historia de cómo funciona el sistema penitenciario que sí hay muchos temas por corregir, pero claro que vamos a acatar la recomendación de la CNDH", destacó.

Observó la carencia de personal médico y de seguridad, alimentación especializada para las personas menores de edad que viven con ellas, así como deficiencias en infraestructura, falta de talleres, aulas, áreas médicas, comedores, cocinas, áreas deportivas, espacios adecuados para la atención de sus hijas e hijos, así como para llevar a cabo la visita conyugal, además de casi nula actividad cultural y recreativa.

¿Cómo es la situación en los Ceresos?

Actualmente, en Michoacán hay una población estimada de 4 mil internos. En los últimos 3 años, 4 centros penitenciarios, incluido uno de Morelia, fueron cerrados por sus malas condiciones en infraestructura y la necesidad de reducir costos de operación en las prisiones estatales. Lo anterior ha sido una de las principales quejas de las comisiones de derechos humanos; la disminución progresiva de recursos.

El Diagnóstico Estatal de Supervisión Penitenciaria de Michoacán presentó un descenso en su apreciación global. Con una calificación de 8.40 en 2017 respecto al 8.06 que obtuvo bajo el mismo proceso de evaluación del año 2016.

Uno de los puntos que más preocupó a las autoridades tanto estatales como a los visitadores de la CEDH, es que se ha identificado que en prisiones como el Cereso David Franco Rodríguez y el de Uruapan se han generado intentos de autogobierno por parte de internos.