Redes sociales, el nuevo gancho para la trata de personas

Arturo Molina / La Voz de Michoacán   Morelia, Michoacán. Las condiciones sociales, modernización de los sistemas de comunicación y la transición a la era digital han traído un aumento en la problemática de la trata de personas y nuevas formas en que jóvenes, hombres, mujeres, ancianos y niños, son embaucados y son prácticamente vendidos …

Foto: Adobe Stock. La trata de personas ha evolucionado y en la actualidad es complejo advertir la situación, ya que las mismas víctimas desconocen estar siendo atrapadas en redes de trata.

Arturo Molina / La Voz de Michoacán

 

Morelia, Michoacán. Las condiciones sociales, modernización de los sistemas de comunicación y la transición a la era digital han traído un aumento en la problemática de la trata de personas y nuevas formas en que jóvenes, hombres, mujeres, ancianos y niños, son embaucados y son prácticamente vendidos sin que se den cuenta.

PUBLICIDAD

Gerardo Herrera Pérez, coordinador de Estudios de Divulgación en la Comisión Estatal de los Derechos Humanos (CEDH), advirtió sobre la problemática que ha llegado con la época de las redes sociales y sobre todo en donde la cultura del hedonismo y del consumismo se ha apoderado de las nuevas generaciones.

 

PUBLICIDAD

También puedes leer: Michoacán, estado emisor de víctimas de trata en el extranjero, alerta iglesia

 

En términos concretos, apuntó que la situación es de preocupación debido a que en la actualidad se ha salido de control la relación de los menores de edad para con las nuevas tecnologías, siendo los padres de familia espectadores que poco o nada pueden hacer frente a aplicaciones de comunicaciones que los conectan con quienes concretan las redes de trata de personas.

En entrevista para La Voz de Michoacán, advirtió que al igual que muchos otros fenómenos, la trata de personas ha evolucionado desde sus orígenes mismos. En la actualidad, refirió que es complejo advertir la situación y muchas veces ni siquiera se denuncia debido a que las mismas víctimas desconocen estar siendo atrapadas en redes de trata.

Seguimos viendo que hay trata y algo está pasando que algo no está funcionando y habría que revisar lo que estamos haciendo en que estamos fallando y es que no hemos acoplado al desarrollo de conciencia social. Que los padres vuelvan a tomar el mando disciplinar y que reflexionen por no dejarse ser seducidos por las redes sociales. Tenemos que reorientar el espíritu con el que se desarrolla este fenómeno que es penal”, explicó.

Si bien se han denunciado casi 40 casos de trata de personas en los últimos años, especialistas y actividad han advertido que la cifra es mucho mayor; no obstante, la ausencia de denuncias es uno de los principales factores que inciden que la cifra gris, es decir, la que no se conocen, pase completamente desapercibida.

Tienen una propuesta en el mercado que es perteneciente al capitalismo hoy llamado neoliberalismo. El Internet no era de fácil acceso en los años 80 y 90, hoy la gente tiene acceso al Internet y a las redes sociales, los muchachos buscan mecanismos que seducen en los medios de comunicación y las redes sociales, los mercados lo que han hecho es generar hedonismo, de tener acceso a herramientas tecnológicas, a la droga, al sexo, y de sentir placer por las marcas. Aparte de hacerte hedonista te hacen narcisista, lo que antes un padre lo podría controlar en la familia ahora no lo pueden controlar, los padres han pasado a un segundo plano”, explicó el especialista.

La única solución que se advierte ante el poder de los medios de comunicación masivos como las redes sociales y la conectividad, es que los padres de familia vuelvan a ejercer un control sobre los menores de edad y sobre todo que estén pendientes sobre las relaciones que entablan con otras personas en las redes.

Advierten que la trata de personas se ha malentendido únicamente como explotación sexual de menores o incluso de personas adultas, no obstante que hay todo un abanico de posibilidades para la población en general. Desde el uso sexual, como uno de los más recurrentes, la mendicidad para las personas adultas mayores, la esclavitud en trabajos domésticos para mujeres de edad media y hasta jornadas laborales extenuantes para hombres y jóvenes son de las principales condiciones que se detectan en la entidad.

Actualmente no existen cifras exactas sobre el delito de trata de personas en el estado o a nivel nacional. Una de las principales preocupaciones, es que el tema ha evolucionado al grado que llega a ser imperceptible incluso para las víctimas.

 

También puedes leer: Detienen a líder de la CTM por presunta su presunta relación con trata de personas

 

Concretamente en Morelia y en Michoacán sí se han detectado casos graves de trata de personas que incluso llegan a la explotación sexual a través de las desarticulaciones de empresas clandestinas de sexoservicio. Así mismo, uno de los puntos en donde se ha generado especialización por las condiciones en las que operan es en las zonas de Plaza Carrillo, en pleno Centro histórico de Morelia, donde jóvenes mujeres ofrecen servicios sexuales a los transeúntes.

Lo anterior ha sido evidenciado por organizaciones defensoras de los derechos de las mujeres, quienes han incluso colocado cartulinas en donde denuncian la explotación sexual y la esclavitud en la que viven las mujeres que ahí encuentran el sustento.