Sequía consume Michoacán: pese a su intensidad, las lluvias no llenan las presas

Arturo Molina / La Voz de Michoacán   PUBLICIDAD Morelia, Michoacán. Como una temporada “atípica de lluvias” ha sido calificado este 2019 debido a la escasa constancia que han tenido las precipitaciones en la mayor parte del territorio michoacano. La situación es compleja, si bien se han registrado lluvias torrenciales que han propiciado daños, los …

Foto: La Voz de Michoacán.

Arturo Molina / La Voz de Michoacán

 

PUBLICIDAD

Morelia, Michoacán. Como una temporada “atípica de lluvias” ha sido calificado este 2019 debido a la escasa constancia que han tenido las precipitaciones en la mayor parte del territorio michoacano. La situación es compleja, si bien se han registrado lluvias torrenciales que han propiciado daños, los fenómenos cada vez son más espaciados y no dan condiciones para la recuperación de la sequía que cubre la mayor parte de la entidad.

Las presas no están recuperando sus niveles, ya quede los más de 20 embalses artificiales que existen en la entidad, son pocos los que registran tendencias al alza en sus niveles; el resto se mantiene en su mismo nivel o incluso va a la baja. Lo anterior implica un riesgo directo para los cultivos del estado que dependen de las aguas almacenadas durante más de medio año que dura el estiaje.

En entrevista para La Voz de Michoacán, Ricardo Luna García, titular de la Secretaría de Medio Ambiente, Cambio Climático y Desarrollo Territorial (Semaccdet), advirtió que la falta de almacenamiento de agua en las presas y la cada vez más escasa temporada de lluvias ya ha comenzado a cobrar factura en el tema social.

PUBLICIDAD

 

También puedes leer: A pesar de las lluvias en Michoacán, la mayoría de cultivos locales sufren por sequías

 

Actualmente en el estado coexisten al menos 15 puntos en donde comunidades o hasta municipios enteros ya comienzan a tener conflictos sociales y hasta enfrentamientos por la disponibilidad del agua. Uno de los casos más concretos es del municipio de Parácuaro, en donde comunidades enteras se disputan el vital líquido cuando hace no más de 20 años disponían de gran cantidad del recurso.

Cerca de la ciudad de Morelia la situación se empieza a materializar. En el municipio de Charo ya hay comunidades en donde la escasez de agua es una realidad durante gran parte del año. Por lo anterior, las autoridades del gobierno de Michoacán advierten la necesidad de crear programas para recuperar las zonas de recargas de acuíferos y los bosques que permiten la precipitación constante.

Hay un comportamiento atípico en los últimos años vemos reacciones, fenómenos cada vez más atípicos de los que estábamos acostumbrados antes de una década. Allá en los años 50 y hasta los 80 era el comportamiento normal de la lluvia, ahora es atípico porque vemos precipitaciones copiosas pero deja de llover y hay un espacio muy copioso. La temperatura es muy elevada y no vemos las lluvias permanentes”, manifestó el funcionario estatal en entrevista.

El año 2019 se perfila como uno de los años en donde las condiciones de sequía alcanzarán sus niveles más altos en cuanto a la media histórica se refiere. Para el mes de junio se observa un incremento de los niveles de sequía moderada, con lo que se alcanza un aumento de 6.28 por ciento del impacto del calor. En Michoacán se alcanzaron 51 municipios con condiciones de sequía moderada, no obstante, prácticamente el 98 por ciento del territorio estatal padece condiciones de sequía en general, según información del Servicio Meteorológico Nacional (SMN).

No vemos las lluvias constantes, esas lluvias son las que ayudan a captar el mayor nivel en las presas, sobre todo en Infiernillo, en la Presa Múgica, y otras que existen en el estado.Es importante porque Infiernillo tienen un nivel muy bajo y con estos niveles de lluvia no se van alcanzar los niveles que otros años permitían la recuperación. Ahorita se registra un 40 por ciento. En la Múgica se ve claramente el nivel muy bajo”, explicó.

Las precipitaciones sobre gran parte del territorio mexicano han mostrado valores inferiores a la climatología durante los últimos meses, lo que desafortunadamente nos mantiene bajo efectos de sequía. El Niño es un fenómeno relacionado con el calentamiento de las aguas del Pacífico oriental ecuatorial, cíclico, que se da cada tres u ocho años y que tiene una duración de 8-10 meses. Es la fase cálida del patrón climático del Pacífico ecuatorial denominado El Niño-Oscilación del Sur, ENSO por sus siglas en inglés. Es un fenómeno que provoca innumerables y graves daños en la zona intertropical y ecuatorial, debido sobre todo a las intensas lluvias.

Michoacán, cerca del día cero

El programa Aqueduct de WRI, organismo internacional dio a conocer que México se encuentra en el lugar número 24 de los países que están a punto de llegar a una crisis hídrica y de disponibilidad de agua. Dentro de este universo, y en el tema local, Michoacán se encuentra también en problemas.

Esta entidad se encuentra en el lugar 19 de los 32 estados de la República, aun cuando es uno de los estados que más producción de agua tiene. Pese a lo anterior, la degradación ambiental sigue siendo uno de los principales factores que inciden en la pérdida de generación de agua y que el riesgo de una crisis hídrica sea cada vez más cercano.