Violencia arrastra a niños y adolescentes en Michoacán: aumentan homicidios este año

Arturo Molina / La Voz de Michoacán   Morelia, Michoacán. En lo que va de este 2019, en Michoacán han muerto 39 menores de edad años víctimas de homicidio doloso, como parte de la escalada de violencia se ha vivido en la entidad diciembre y hasta la fecha. Las elevadas cifras de asesinatos han alcanzado …

Arturo Molina / La Voz de Michoacán

 

Morelia, Michoacán. En lo que va de este 2019, en Michoacán han muerto 39 menores de edad años víctimas de homicidio doloso, como parte de la escalada de violencia se ha vivido en la entidad diciembre y hasta la fecha. Las elevadas cifras de asesinatos han alcanzado a los menores de 17 años que a pesar de los programas sociales y las campañas de paz, siguen muriendo tanto en esta entidad, como en el resto del país.La misma CEDH advierte que los menores son un sector vulnerable para caer en las manos del crimen organizado, ya sea como víctima o victimario.

PUBLICIDAD

Las cifras presentadas por la Fiscalía General del Estado (FGE) revelan que, de los casi 40 asesinatos, dos se tratan de mujeres menores de edad, casos que ya fueron resueltos como feminicidios por la autoridad correspondiente.

Hace no más de un mes, en la misma capital michoacana las noticias conmocionaron a la población; el cadáver de una mujer menor de edad, calcinada y con huellas de violencia fue encontrado en la tenencia Morelos, población ubicada al sur de la zona urbana. En ese contexto, se puso de manifiesto la vulnerabilidad de los jóvenes a la violencia generalizada.

PUBLICIDAD

 

También puedes leer: Encuentran a joven mujer muerta y calcinada en la Tenencia Morelos en Morelia

 

Son los adolescentes, incluso que los infantes, los que ocupan la mayor parte de los casos de homicidio doloso en este contexto, aunque la Fiscalía no ofreció datos precisos sobre las edades de cada uno de los casos, ni tiene a la mano cifras comparativas con años anteriores, aunque la elevada incidencia de asesinatos deja inferir que también es mayor la cifra de menores de edad víctimas de este delito.

De acuerdo con la FGE, al décimo mes del año serían más de mil 500 homicidios dolosos los que se han registrado en Michoacán y siguen siendo las grandes ciudades las que aglomeran la mayor cantidad de homicidios en todas sus variables, con un gran repunte en Morelia, que alcanzado cotas históricas en este departamento.

 

También puedes leer: Morelia: foco rojo de narcomenudeo, se dispara ajuste de cuentas y septiembre supera cifra de muertos

 

Las condiciones de homicidio en las que han muerto niños y adolescentes en Michoacán son diversas. En algunos casos están relacionadas a violencia y abusos familiares, pero en muchos otros también se encuentran intrínsecamente relacionados a actividades delictivas y hasta vínculos con células delincuenciales. Los jóvenes son, de hecho, foco de atención de los cárteles, que ven en esta población un nicho de reclutas importante.

Niños, vulnerables a la delincuencia organizada

La Organización Civil Red Nacional por los Derechos de la Infancia ha advertido que, a nivel nacional, existe un aumento del 153 por ciento del reclutamiento de menores de edad a las filas del crimen organizado. En este año, se estima que hay al menos 460 mil infantes cargando un arma o desempeñando funciones ilícitas en el país, varios miles de ellos en Michoacán.

Desde los 9 y 10 años los niños y niñas inician su vida en las filas de la delincuencia; en esta nueva realidad que enfrentan ha trascendido que la principal actividad para las que son reclutados es para el ‘halconeo’ y envío de mensajes, pero por delante les espera (y prometen) un largo escalafón hasta llegar a ascender en las organizaciones delincuenciales.

 

También puedes leer: Adicciones, el común denominador en los casos de homicidio en jóvenes, señalan autoridades

 

Gerardo Herrera Pérez, coordinador de Estudios de Divulgación en la Comisión Estatal de los Derechos Humanos (CEDH), advierte que los jóvenes y los niños son uno de los sectores más vulnerables a la violencia, en donde incluso, se les suman las tendencias de pobreza, marginación y descomposición del tejido social.

Esta ausencia de la participación que deberían tener los jóvenes con los padres es factor, no hay una guía, no hay una forma en que los padres puedan ir guiando a los jóvenes. Hoy los jóvenes se forman en lo inestable y lo inmediato y quieren muchas cosas, quieren el éxito, el lujo y frente a las demandas que tienen en sus casas y la falta de atención de los padres para que les paguen lo que quieren ellos salen a buscarlo, esto podría justificar que muchos de los jóvenes están vinculados a esta realidad”, explicó.

Las condiciones de pobreza, marginación y falta de oportunidades de la actualidad han orillado a una gran cantidad de jóvenes a integrarse a las filas del crimen organizado. Es en los municipios entre los límites geográficos de Michoacán y Guerrero en donde las condiciones han generado un caldo de cultivo para el narcotráfico, situación que ha culminado también en una gran cantidad de casos de desaparición forzada.

El alcoholismo, drogadicción y falta de cohesión social han traído consigo tendencias delictivas a los jóvenes de entre 13 y 17 años de edad, a quienes se les atribuyen tanto los delitos del fuero común, como el integrar las filas del crimen organizado.En muchos de los casos, la pobreza y el narcotráfico ponen “entre la espada y la pared” a los jóvenes.

UNICEF reconoce el problema

La Oficina en México del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) reveló que las cifras oficiales de homicidios contra menores en México son preocupantes. Son 10 mil 547 niños, niñas, adolescentes que han sido asesinados en los últimos 7 años, con una tendencia creciente en este mismo rubro.Al respecto, el organismo internacional señala que los grupos más vulnerables son los jóvenes adolescentes entre los 12 y los 17 años de edad.

Cabe destacar, que sigue siendo el factor económico social el que más incide en la vulnerabilidad de los millones de niños y adolescentes, siendo los que viven en condiciones de pobreza los más expuestos.

La cuestión de género también está implícita en este contexto. Según el reporte de la UNICEF, 76 por ciento de las víctimas fueron niños y adolescentes, el otro 24 por ciento fueron niñas y mujeres jóvenes. De continuar con esta tendencia, para el año 2024 habría 26 mil 824 homicidios dolosos de menores de edad.