Zonas limítrofes, puerta de entrada del crimen a Michoacán

Arturo Molina / La Voz de Michoacán   PUBLICIDAD Morelia, Michoacán. Los criminales se han cobijado en los límites de Michoacán con entidades vecinas, por lo que  que los municipios ubicados en estas zonas serán especialmente revisados y fortalecidos, aseguró el gobernador del estado, Silvano Aureoles Conejo, durante la puesta en marcha de la estrategia de seguridad …

Foto: Especial.

Arturo Molina / La Voz de Michoacán

 

PUBLICIDAD

Morelia, Michoacán. Los criminales se han cobijado en los límites de Michoacán con entidades vecinas, por lo que  que los municipios ubicados en estas zonas serán especialmente revisados y fortalecidos, aseguró el gobernador del estado, Silvano Aureoles Conejo, durante la puesta en marcha de la estrategia de seguridad en Zitácuaro.

El mandatario refirió que se detectó un grupo delincuencial del Estado de México que incursiona en los municipios del Oriente del estado y genera inestabilidad en la zona. Por lo anterior, aseguró que se blindará este lado de los límites territoriales.

Ya sabemos quiénes son y también sabemos dónde están. No se nos van a escapar, se han pasado de la raya y van a ver la respuesta porque tienen que aprender a respetarnos. Así como en otros momentos han intentado arrinconarnos o pisotearnos, les hemos respondido con todo y esto no es la excepción”, explicó.

PUBLICIDAD

Durante los últimos años, la preocupación del gobierno de Michoacán ha provenido de los límites territoriales. Y es que, aseguran, los vecinos cuentan con peores índices de inseguridad y, sobre todo, con presencia de grupos delictivos de alto renombre.

En el caso concreto de Jalisco, el Cártel de Jalisco Nueva Generación (CJNG) se ha posicionado como el cártel hegemónico a nivel nacional y se ha demostrado su presencia en prácticamente todo el territorio michoacano. Incluso, las incursiones entre las células de este cártel han dejado problemas de agresiones directamente contra las corporaciones policiales en el municipio de Zamora y en la región Ciénega.

 

También te puede interesar:  ¿Crímenes sanguinarios, una advertencia que marca a morelianos?

 

En el caso de los límites con Guerrero la situación no es muy distinta. Las incursiones y líderes del narcotráfico se han escondido en esta región, sobre todo en lo que refiere a los municipios de Huetamo, Tiquicheo, Tuzantla y San Lucas, donde aprovechan la orografía y clima de la región para esconderse en cuestión de minutos.

Blindaje, estrategia común

El blindaje de las fronteras de Michoacán no es algo nuevo. En el pasado se han blindado constantemente los límites territoriales de esta entidad en múltiples ocasiones. Los puntos más vigilados siguen siendo los municipios con el estado de Jalisco y, sobre todo, con el estado de Guerrero.

La tendencia es contraria a lo que se había manifestado en años anteriores. Apenas en el año 2014, prácticamente todos los estados colindantes con Michoacán blindaron con fuertes operativos policiales sus fronteras, lo anterior debido a los altos índices delictivos y a la presencia de grupos de narcotraficantes.

 

También puedes leer: Suman siete asesinatos en Morelia en últimos tres días

 

Jalisco, Colima, Guanajuato, Querétaro, Estado de México y Guerrero comenzaron en ese entonces con operativos simultáneos en los límites con Michoacán, con despliegues de hasta mil 500 efectivos en cada zona con la intención de que la violencia no se propagara.

Al respecto, la autoridad en Michoacán asegura que los tiempos han cambiado, e incluso sostienen que los estados vecinos, como Guanajuato, Querétaro y Jalisco, se han posicionado como los principales estados en donde prevalecen los altos niveles de delincuencia de las regiones que comprenden la República Mexicana.

No nombrarlos para no institucionalizarlos

Ante la presencia de diferentes grupos del crimen organizado, la Fiscalía General del Estado de Michoacán se niega a “institucionalizar” a los grupos delictivos que se disputan el territorio tanto en Morelia como a nivel estado. En voz de Adrián López Solís, fiscal del estado, la dinámica y la experiencia en el combate de estos grupos ha dejado el aprendizaje de no reconocerlos como instituciones.

En entrevista con medios de comunicación, el titular de la FGE aseguró que la situación en el estado se sigue complicando. Aun con las detenciones que se han registrado en últimos días, lamentó que en cuanto se detienen objetivos delincuenciales surgen nuevos y más numerosos delincuentes.

Hay una fragmentación que genera muchos focos de conflicto, y cuando detienes a unos surgen otros. Me voy a mantener en una determinación, no voy a reconocer el nombre de los delincuentes con ningún nombre, no institucionalizar la delincuencia, lo que sí puedo decir es que son muchos delincuentes”, explicó el fiscal.