España investigará incidente con encapuchados ocurrido en embajada de México en Bolivia

Diplomáticos españoles visitaron la embajada de México en Bolivia, donde protagonizaron un percance con la policía de ese país

Foto: AP.

Redacción / La Voz de Michoacán

España. El Ministerio de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación de España ha acordado abrir una investigación en relación a los hechos acaecidos durante la visita de la Encargada de Negocios ad interim de España a la Embajadora de México en Bolivia.​​

Este viernes, presuntos funcionarios españoles se presentaron "encapuchados" y "probablemente armados" en la sede diplomática mexicana en La Paz.

PUBLICIDAD

Tras los hechos, el gobierno de Bolivia acusó a la Embajada de España de "cometer atropellos a su soberanía", debido a un incidente en el que estuvo involucrada la policía ubicada en la sede diplomática de México en La Paz.

"Por el momento el ministro de Gobierno no me ha hecho conocer sobre la intención de fortalecer la seguridad en la Embajada o mantenerla como está", señaló Longaric Rodríguez en conferencia de prensa.

PUBLICIDAD

"Estamos analizando las acciones inmediatas que vamos a llevar a cabo. Estamos enviando una denuncia y una nota a la cancillería de España. Además, estamos enviando una copia a todos los órganos de la Unión Europea, el Parlamento Europeo, además de la Organización de las Naciones Unidas, la OEA, y todos los organismos regionales que vinculan a Bolivia. Además a organismos de derechos humanos y los que tengan que ver con la seguridad interna de un Estado", aseguró la ministra interna boliviana.

Por su parte la Secretaría de Relaciones Exteriores de México explicó que hoy por la mañana la encargada de negocios de la embajada de España en Bolivia, Cristina Borreguero, así como el cónsul español, Álvaro Fernández, fueron recibidos por la embajadora mexicana, María Teresa Mercado, en la residencia mexicana. 

La reunión se acordó desde este jueves para hablar sobre la situación que se vive en aquella nación. Después de 40 minutos los diplomáticos españoles buscaron retirarse del lugar, sin embargo, no fue posible de inmediato toda vez que sus vehículos oficiales no pudieron ingresar nuevamente. De acuerdo con la Cancillería mexicana, la embajadora mexicana salió al exterior de la residencia y al escuchar gritos, regresó con los invitados españoles al interior del inmueble.