Críticas a la migración y socialismo: apuesta de Trump para reeleción

Steve Peoples, AP / La Voz de Michoacán Estados Unidos. Desde la máxima tribuna política en Estados Unidos durante el Estado de la Unión, durante el cuál el presidente de Estados Unidos habla de los logros alcanzados por su administración; el mandatario Donald Trump especificó claramente que en el asunto más distintivo de su presidencia …

Foto: AP. Durante su discurso sobre el estado de la Unión, el presidente Donald Trump se enfocó en atacar el tema de la migración.

Steve Peoples, AP / La Voz de Michoacán

Estados Unidos. Desde la máxima tribuna política en Estados Unidos durante el Estado de la Unión, durante el cuál el presidente de Estados Unidos habla de los logros alcanzados por su administración; el mandatario Donald Trump especificó claramente que en el asunto más distintivo de su presidencia —la inmigración— no puede modificar ni modificará su postura estricta con vistas a los comicios del 2020.

PUBLICIDAD

Al mismo tiempo, el presidente republicano buscó imponerles una nueva etiqueta a sus oponentes demócratas cuando advirtió en su segundo discurso sobre el Estado de la Unión que el ascenso del socialismo en la izquierda amenaza los valores fundamentales de Estados Unidos. Cabe señalar que este comentario fue dirigido a algunos representantes demócratas abanderan causas sociales, como mejorar la salud pública.

El discurso del mandatario ofreció la hoja de ruta más clara a la fecha sobre cuál será su mensaje en busca de la reelección y su postura frente a los cambios culturales y demográficos que han empañado la arena política.

Trump ha perdido el apoyo de las mujeres

Trump está apostando conservar la presidencia cuatro años más con base en que su enérgico argumento contra el socialismo y la inmigración ilegal preserve su coalición de hombres blancos de clase trabajadora en toda la región industrial del centro-norte de Estados Unidos. Este sector de personas, quizá más que ningún otro, contribuyó a su apretada victoria de 2016.

PUBLICIDAD

Sin embargo, no queda claro si esa postura bastará para reparar su tensa relación con las mujeres, que abandonaron en grandes números las filas republicanas a fines del año pasado, lo cual les dio a los demócratas la mayoría en la Cámara de Representantes.

En particular, Trump necesita mejorar su posicionamiento político si pretende obtener la reelección. El mandatario ha comenzado la campaña electoral como uno de los presidentes más débiles en su primer período del que se tenga registro. Su tasa de aprobación durante el cierre del gobierno el mes pasado cayó a 34%, su nivel más bajo en más de un año, según una encuesta efectuada por The Associated Press y el NORC Center for Public Affairs Research.

El senador Bernie Sanders, aspirante a esa misma candidatura, ofreció su propia refutación al discurso presidencial. Posteriormente su propio partido lo criticó por encimarse al discurso de Abrams.

El hecho de que Sanders se defina a sí mismo como un demócrata socialista quizá impulsó los argumentos de Trump.

Aquí, en Estados Unidos, estamos alarmados ante los nuevos exhortos de que se adopte el socialismo en nuestro país”, declaró Trump ante la nación. “Esta noche, renovamos nuestra determinación de que Estados Unidos jamás será un país socialista”.

Más que cualquier otro punto, el mandatario mantuvo a la inmigración en la parte central de su mensaje sobre el Estado de la Unión.