Ensombrece violencia jornada electoral en Kenia

Notimex/ La Voz de Michoacán Londres, 4 Mar.- Las elecciones presidenciales en Kenia transcurrieron hoy en medio de actos de violencia pese a los llamados de las autoridades a evitar que se repitiera un escenario similar al de los comicios de 2007, que se saldaron con más de mil 300 muertos. PUBLICIDAD Al menos 15 …

violenciaenkenia

Notimex/ La Voz de Michoacán
Londres, 4 Mar.- Las elecciones presidenciales en Kenia transcurrieron hoy en medio de actos de violencia pese a los llamados de las autoridades a evitar que se repitiera un escenario similar al de los comicios de 2007, que se saldaron con más de mil 300 muertos.

PUBLICIDAD

Al menos 15 personas murieron, incluidos seis agentes de la policía, en dos ataques de hombres armados, uno contra electores que hacían fila para votar y otro contra las fuerzas del orden en la ciudad de Mombasa, en la costa de Kenia, según fuentes policiales kenianas.

Los dos ataques fueron por separado, precisó la policía que culpa de ellos a un movimiento separatista que, de confirmarse, no tendría relación alguna con las "causas étnicas" de las muertes de 2007.

Asimismo, un grupo de desconocidos lanzó un artefacto explosivo ante un colegio electoral en la ciudad de Mandera, en la frontera entre Kenia y Somalia, sin causar víctimas, sólo interrumpiendo brevemente las votaciones, según la policía.

PUBLICIDAD

David Kimaiyo, jefe de la policía, cree que activistas del movimiento secesionista regional MRC (Mombasa Consejo Republicano) podían estar detrás de estos ataques

Sin embargo, el MRC, que llamó a boicotear los comicios, ha negado las acusaciones. ""No somos responsables de ningún ataque en esta región", dijo Mohammed Rashid Mraja, portavoz del MRC.

Con anterioridad, las autoridades y los candidatos llamaron a evitar que se repitieran desmanes tribales como en 2007, cuando las disputas sobre el resultado de las elecciones generaron enfrentamientos entre partidarios tribales de candidatos rivales.

Los comicios de hace cinco años se saldaron con la muerte de unas mil 300 personas y más de medio millón de desplazados de sus hogares, en un estallido de violencia étnica y política, afectando la reputación de Kenia como una de las democracias más estables de África.

El presidente saliente de Kenia, Mwai Kibaki, llamó a una jornada electoral pacífica, mientras los candidatos se comprometieron a aceptar los resultados.

Según encuestas, entre los ocho candidatos, los favoritos son el primer ministro Raila Odinga y el viceprimer ministro Uhuru Kenyatta, sin embargo deberán obtener una victoria absoluta en la primera ronda, de lo contrario se enfrentarán en una segunda vuelta, el próximo 26 de marzo.