Estados niegan al gobierno de EUA datos sobre ciudadanía

AP / La Voz de Michoacán Orlando. Un esfuerzo de la Oficina del Censo para recabar la información que tienen los estados sobre las licencias de conducir ha sido un fiasco hasta ahora y ha frustrado un nuevo intento del gobierno de determinar la ciudadanía de la población. Hasta el viernes, la gran mayoría de …

AP / La Voz de Michoacán

Orlando. Un esfuerzo de la Oficina del Censo para recabar la información que tienen los estados sobre las licencias de conducir ha sido un fiasco hasta ahora y ha frustrado un nuevo intento del gobierno de determinar la ciudadanía de la población.

Hasta el viernes, la gran mayoría de las agencias que emiten esas licencias se han negado a compartir su información, según un estudio de la Associated Press de las respuestas de los 50 estados. Los esfuerzos del gobierno de los dos últimos meses alarmaron a organizaciones de derechos civiles, que los ven como parte de una campaña de la administración de Donald Trump tendiente a disminuir el poder político de las minorías.

PUBLICIDAD

En agosto, la Oficina empezó a pedir los antecedentes de los últimos cinco años que tienen los departamentos de transportes, asegurando que no serían compartidos. La iniciativa se puso en marcha luego de que la Corte Suprema rechazase la propuesta del gobierno de preguntar por la ciudadanía en el censo del 2020. En su lugar, Trump ordenó que se determinase la ciudadanía a partir de los archivos de los departamentos de transportes.

Al menos 13 estados se negaron a compartir esa información, 17 aún no se pronunciaron y 17 dicen no haber recibido pedido alguno, de acuerdo con la investigación de la AP. Tres estados no respondieron a la AP.

PUBLICIDAD

Estados de hegemonía tanto demócrata como republicana se negaron a suministrar esa información, aduciendo preocupación por la privacidad y leyes locales.

Desde un punto de vista filosófico, consideramos que la información de nuestro banco de datos no nos pertenece. Le pertenece a la gente a la que le pertenece”, afirmó el secretario de estado de Maine Matthew Dunlap. “No nos corresponde a nosotros compartirla”.

Dos de los estados más grandes, California y Nueva York, todavía no han recibido el pedido de esos datos. Otros tres –Texas, Florida y Pensilvania– están decidiendo cómo responder.

Funcionarios de la Oficina del Censo no han hecho comentarios al respecto por ahora.

Las solicitudes de información comenzaron en agosto y han continuado hasta este mes. Muchos estados recibieron llamadas o correos electrónicos similares a uno en el que un funcionario le pide a una empleada de los Servicios para el Conductor de Arkansas si había tenido tiempo de hablar con su dependencia sobre el “nuevo y fascinante proyecto” del censo.

Scott Hardin, vocero de la dependencia de Arkansas, declaró: “Estamos trabajando para determinar si se puede difundir esa información o no”.

Funcionarios de Utah rechazaron el pedido porque las leyes estatales estipulan que la información personal de la gente se puede compartir solo por cuestiones de seguridad pública, según Marissa Cote, portavoz del Departamento de Seguridad Pública de este estado republicano.