Llama cardenal venezolano a resolver conflictos de manera pacífica

Notimex / La Voz de Michoacán Caracas, 27 Mar.- El arzobispo de Caracas, cardenal Jorge Urosa Savino, rechazó hoy el clima de violencia que vive Venezuela y llamó a todos los sectores sociales a resolver sus conflictos de manera pacífica. PUBLICIDAD En el marco de la misa de este Miércoles Santo en honor al Nazareno …

arzobispoCaracascardenalJor

Notimex / La Voz de Michoacán
Caracas, 27 Mar.- El arzobispo de Caracas, cardenal Jorge Urosa Savino, rechazó hoy el clima de violencia que vive Venezuela y llamó a todos los sectores sociales a resolver sus conflictos de manera pacífica.

PUBLICIDAD

En el marco de la misa de este Miércoles Santo en honor al Nazareno de San Pablo, en la Basílica Santa Teresa, ubicada en el centro de Caracas, el prelado pidió a los venezolanos renovar la fe en esta Semana Santa y "acercarse como hermanos".

Urosa Savino señaló en su mensaje "dejemos a un lado la violencia, busquemos a Dios", tras lo cual agregó que "con una vida sana se le puede rendir culto a Jesús".

En el inicio de la homilía, el religioso pidió a Dios por la renovación cristiana, la paz en todo el país y para que los venezolanos "puedan resolver sus conflictos de manera pacífica".

PUBLICIDAD

Tras dar lectura al Evangelio, Urosa Savino dijo que la religión católica no profesa la muerte ni el pesimismo, "sino la vida, la gracia, el triunfo y la eternidad", y acotó que el catolicismo no se guía por un ser humano cualquiera o líder, sino por Jesús.

"No se trata de ningún líder social, ni líder político ni artista, se trata del mismo Dios hecho hombre. Nuestra santa religión está basada en Jesucristo, en Dios, y no podemos rebajarlo a la condición de una persona humana cualquiera", exhortó.

Urosa Savino, sin referirse en forma directa a una persona, recalcó que "no se puede igualar a Jesucristo con ningún gobernante ni persona por más amor que se le profese".

Subrayó que el plano sobrenatural y religioso debe ser diferenciado del plano socio-político e instó a rechazar "cualquier nivelación de Jesucristo con personalidades humanas".