Madre del cardenal austriaco Schönborn espera que no sea Papa

Notimex / La Voz de Michoacán Berlín, 12 Mar.- La madre del cardenal austriaco Christoph Schönborn, 68 años, uno de los «papables» más frecuentemente citados, espera que su hijo no sea electo Sumo Pontífice, pues cree que no volvería a verlo y no quiere que se pierda en las intrigas vaticanas. PUBLICIDAD Eleonore Schönborn habló …

papabile-schonborn

Notimex / La Voz de Michoacán
Berlín, 12 Mar.- La madre del cardenal austriaco Christoph Schönborn, 68 años, uno de los «papables» más frecuentemente citados, espera que su hijo no sea electo Sumo Pontífice, pues cree que no volvería a verlo y no quiere que se pierda en las intrigas vaticanas.

PUBLICIDAD

Eleonore Schönborn habló de sus temores este martes en entrevista con el diario austriaco Kleine Zeitung, unas horas antes de que comenzara el cónclave en El Vaticano, donde su hijo junto a otros 114 cardenales deben elegir de entre ellos al próximo jefe de la Iglesia católica.

La familia Schönborn permanece atenta al proceso que se desarrolla en la Capilla Sixtina, pero la madre del cardenal y sus tres hermanos están sumamente ansiosos. «Toda la familia tiene miedo de que Christoph sea elegido Papa», admitió Eleonore, de 92 años.

La madre del arzobispo de Viena, quien reside en el pueblo de Schruns, en el valle de Montafon, en el occidental estado austriaco de Vorarlberg, afirmó que escuchó con atención el discurso de despedida del ahora Papa emérito Benedicto XVI.

PUBLICIDAD

«Dijo que un Papa pertenece completamente a la Iglesia. No tiene vida privada. Si mi hijo fuera Papa, entonces sería el fin para mi, no volvería a ver a Christoph, porque ya no tengo fuerzas para ir hasta Roma», sostuvo.

Explicó que incluso ahora mismo no ha visto a su hijo debido a sus compromisos como cardenal y arzobispo, y que para encontrarse con él sólo una vez al año viaja a la capital Viena, pero debe quedarse unos días en la ciudad porque el viaje es pesado para ella.

Madre e hijo mantienen contacto telefónico frecuente, pues el cardenal le llama todos los sábados.

«Por supuesto, es claro que si Christoph se convierte en Papa sería un honor para su hijo y para toda la familia. El honor sería enorme, pero el dolor de no verlo sería mucho más grande», dijo.

Eleonore consideró además que «el honor no es nada» cuando «la carga del puesto es pesada, presiona. Ciertamente no deseo que mi hijo esté bajo tanta presión».

Aseguró que ama demasiado a su hijo y que lo conoce muy bien, por lo que también está convencida de que «no podría ser Papa. Sería demasiado para él. Tiene su diócesis bien, pero conducir a la Iglesia católica es diferente».

«Christoph enfrentaría intrigas en El Vaticano y él es demasiado bueno para ese trabajo. Toma lo mejor de cada persona, pero se ofende profundamente si las personas no son honestas», subrayó.

Según el diario Kleine Zeitung, el cardenal austriaco tranquilizó a su madre antes de partir hacia Roma para participar en el cónclave. «No te preocupes, ciertamente no seré Papa», le dijo.