Rechaza Colombia anuncio de FARC de mantener secuestros de militares

Agencias / La Voz de Michoacán. Bogotá.- El gobierno colombiano rechazó hoy el anuncio de las rebeldes Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) de que seguirán secuestrando a militares y policías, pese a estar en marcha un proceso de paz. El vicepresidente Angelino Garzón dijo que se trata de una postura «desafortunada», que en nada …

Agencias / La Voz de Michoacán.
Bogotá.- El gobierno colombiano rechazó hoy el anuncio de las rebeldes Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) de que seguirán secuestrando a militares y policías, pese a estar en marcha un proceso de paz.

El vicepresidente Angelino Garzón dijo que se trata de una postura "desafortunada", que en nada contribuye a crear un ambiente favorable al proceso de paz que desarrolla en Cuba el gobierno del presidente Juan Manuel Santos con esa guerrilla.

PUBLICIDAD

Garzón aseguró que "siendo desafiante y hablar más duro en la mesa de diálogos no lleva a ningún lado", por lo que exhortó a las FARC a dejar a un lado anuncios como el de mantener los secuestros que solo "ofenden al pueblo colombiano".

El grupo insurgente anunció desde La Habana que seguirá con la retención de militares y policías en Colombia, a quienes llamó "prisioneros de guerra", por considerar que este fenómeno se da en cualquier conflicto del mundo.

"Nos reservamos el derecho a capturar como prisioneros a los miembros de la Fuerza Pública que se han rendido en combate. Ellos se llaman prisioneros de guerra, y este fenómeno se da en cualquier conflicto que haya en el mundo", indicaron.

PUBLICIDAD

La decisión de las FARC se da luego que el gobierno colombiano condenó la retención el pasado viernes, de dos patrulleros entre los municipios suroccidentales de Pradera y Palmira, por parte de la organización insurgente.

El grupo guerrillero, anunció el año pasado la suspensión del secuestro de civiles con fines económicos, en apoyo a las gestiones de sectores sociales para humanizar el conflicto armado interno que afecta a Colombia hace medio siglo.-