EDITORIAL | Una epidemia

Cientos de diputados federales buscan la reelección en el país. Decenas de alcaldes también tramitan sus registros para participar en elección consecutiva, y hay quienes calculan traer las canicas suficientes para desempeñar un cargo de esta envergadura

La Voz de Michoacán

Santa Claus ya tiene una enorme lista de deseos de los políticos michoacanos. Unos quieren candidaturas a gubernaturas, otros a diputaciones, alcaldías, regidurías; no andan perdidos… Todos se sienten merecedores de un regalo, pues asumen que se portaron muy bien. Sin embargo, las próximas horas serán decisivas y no habrá premio para todos.

Parece una epidemia. Cientos de diputados federales buscan la reelección en el país. Decenas de alcaldes también tramitan sus registros para participar en elección consecutiva, y hay quienes calculan traer las canicas suficientes para desempeñar un cargo de esta envergadura. En fin, los políticos quieren seguir en la política, a como dé lugar.

PUBLICIDAD

No habrá regalo para todos por la simple y sencilla razón que no alcanzan, y hay quienes echaron una que otra mentira para tratar de beneficiarse. Pero “Papá Noel” todo lo ve, y su dedito será el juicio final. Es probable que haya quienes se inconformen e intenten hacer berrinche, sin embargo, se prevé que a partir de hoy comience el destape de ganadores.

Parece muy sencillo, sin embargo, no lo es. Los señores gordos y de bigote blanco que visitarán las dirigencias de los partidos políticos saben que serán decisiones difíciles las que se tomarán, pues de éstas depende la viabilidad del proceso electoral. Hay tal polarización, que parece que nadie cruzará la aduana sin damnificado. Es epidemia dejará secuelas.

PUBLICIDAD

Lo inmediato que se resolverá serán las candidaturas a las gubernaturas. Y probablemente será cuando los michoacanos estén degustando de la cena navideña. No dude que haya a quienes les caiga de peso. Otros más se indigestarán, y otros más disfrutarán el platillo típico de estas fechas. Después vendrán los demás cargos y posiciones.

Los aspirantes de todos los partidos políticos están inquietos. Saben que las siguientes horas son decisivas y configurarán un nuevo escenario en el mapa electoral. Nadie descarta sorpresas y sorprendidos. Aunque también es cierto que muy en el fondo, cada quien sabe si Santa Claus le traerá regalo o no. Esta Navidad será muy atípica para todos, hasta para los ganadores.