4° Poder

Etelberto Cruz Loeza Continúo mi colaboración anterior: regreso al punto 3. Le hago un agregado, preciso y correctivo. Parece ser un Golpe de Estado, mas no es pues NO satisface dos condiciones: 1ª. No ha firmado ninguna orden de aplicación institucional nacional. Sabe que no puede y no debe. 2ª.-El actual titular del Ejecutivo está …

Etelberto Cruz Loeza

Continúo mi colaboración anterior: regreso al punto 3. Le hago un agregado, preciso y correctivo. Parece ser un Golpe de Estado, mas no es pues NO satisface dos condiciones: 1ª. No ha firmado ninguna orden de aplicación institucional nacional. Sabe que no puede y no debe. 2ª.-El actual titular del Ejecutivo está en funciones y tiene reconocimiento, mando y autoridad en todos los sectores del Estado-gobierno y si se da este caso de aparente usurpación de funciones-golpe de estado es porque él, Peña Nieto, lo permite. Luego entonces lo que sucede es que tenemos dos presidentes de la República – uno en funciones, al que el quedan 13 días de mandato y otro, presidente potencialmente en funciones -,   hecho político que jamás se había presentado en nuestras instituciones políticas y menos en nuestras instituciones republicanas y/o de Estado.

9° Considero que Diego Valadés está equivocadoen varios de sus juicios que expresó en la entrevista realizada por Álvaro Delgado y publicada en PROCESO, número 2192, edición del 4 del presente: El presidente electo, Andrés Manuel López Obrador sí tiene proyecto político, pero no de política pública de valor social.

PUBLICIDAD

Manuel López Obrador está en contra de las instituciones republicanas mexicanas: contra la actual constitución política Federal, en contra de la certeza, respeto a la ley y al Estado de Derecho: No olvidar su expresión: ¡Al diablo las instituciones!

Su proyecto político es destruir  todo lo que construyó lo que él llama el PRIAN: lo hecho por Enrique Peña Nieto – por eso va contra las reformas estructurales, la reforma educativa, la reforma energética - Todo lo que hicieron CarlosSalinas de Gortari, Ernesto Zedillo, Vicente Fox y Luis Felipe Calderón Hinojosa y quiere destruir el Estado neoliberal – que se llevaron 36 años en formarlo, consolidarlo -  y él quiere regresar todo – el Estado Benefactor -,  en 3 años  y tiene miedo, espanto y temor de no lograrlo, razón por la cual se quiere beber-echar-tomar el mar en un buche de agua.

PUBLICIDAD

Sabe que no lo logrará: carece de la mayoría calificada para realizarla cuarta transformación– en la H. Cámara de diputados, casi la obtiene vía electoral, masla puede construir. En la H. Cámara de Senadores muy difícilmente la construirá-conformará. Es más fácil que sea a la inversa: que la chiquillada    se una y lo derrote. Y, además, debe tomar en cuenta   los H. Congresos de los estados: necesita que 17 de ellos aprueben las reformas que eventualmente    consiga. Sumamente difícil.

Y todos los partidos de oposición, y sus fracciones partidistas en el H. Congreso de la Unión – y en los estados - le están apostando a eso: a su fracaso.

Razón por la cual, ahora la cúpula morenistapretende reformar el artículo 35 constitucional y reducir el porcentual para ser convocada establecido por ese artículo -2% del padrón y el 33% de los integrantes de cualquier cámara e igualmente, disminuir el porcentaje de participación de los electores – establecido en el 40% de la lista nominal=padrón electoral.

Si logra la reforma a su manera-idea para obtener su objetivo, del artículo 35°, romperá todas las reglas de las instituciones republicanas y del actual Estado de Derecho y estará a un grado de ser otro Evo Morales, en Bolivia y podrá reelegirse o cambiar el formato de gobierno y ser un caudillo, - como en Turquía lo es RecipTuyyipErdogan - y el sistema democrático, representativo y popular será una mascarada.

Mario Delgado Carrillo, coordinador  de los diputados morenistasen la H. Cámara de Diputados afirmó  la consulta ciudadana  llegó para quedarse, por ello trabajarán para que se  convierta en un instrumento de participación  apegado a la ley, que tenga vinculación con la Carta Magna  y que sea organizada por el Instituto Nacional Electoral…se hizo en situaciones  extraordinarias, porque todavía no somos gobierno y por la imposibilidad de hacer una consulta ciudadana  como lo establece el artículo 35 Constitucional  y su ley reglamentaria (¿¡!?) ¡Ellos sabían que era un ejercicio fuera de la norma constitucional, razón por la cual no era vinculatorio! Y sin embargo le dieron ese valor. Esa estratagema política ¿por qué fue? ¿Por qué razón la utilizaron, si bien pudieron esperarse hasta su tiempo – a partir del 1° de diciembre? ¿Por qué ahora? ¿Para quién / quiénes fue el mensaje?

Todas las consultas que se hagan de aquí para adelante van a estar sujetas a la ley; por ello, desde el 27 de septiembre pasados, se presentó iniciativa para reformar los artículos 35, 36, 41, 73 y 108 de la Constitución.

El objetivo es que la consulta ciudadana se organice cada año, ya de manera permanente en caso de quesea solicitada por el Presidente de la República, 33% de los miembros de alguna de las cámaras del Congreso o al menos el dos% de la lista nominal. Ése es el mensaje: En el país las obras públicas no estarán determinadas por el influyentismo ni por la corrupción. Habrá Transparencia y los proyectos que requieran respaldo ciudadano se van a someter a consulta, lo que le dará certidumbre. (Si todo será transparente, honesto,honorable, pues que cada organismo, institución pública cumpla su responsabilidad transparentemente y se aplique la ley, así de simple y sin mayores riesgos políticos).

El pasado ejercicio del 28 de octubre fue bastante educativo: mostró sus armas – la consulta, la ratificación de mandato, el referéndum (figuras de la democracia participativa) y su multipolaridad - a cada grupo una imagen, un comportamiento, una frase y un apapacho -.

Y la sociedad nacional lo sabe. Y la misma sociedad, como la naturaleza, encontrará la salida-solución-antídoto- una de ellas es la participación ciudadana y la actuación de los partidos políticos en los ejercicios de este tipo de consultas o de democracia participativa que se propongan. No debemos repetir el comportamiento de la sociedad alemana   de la década de los 30s-40s.

Por la vía democrática- electoral –, política y republicana – las instituciones -. Debemos evitarlo. Estamos a tiempo.

Y no es únicamente cuestión de lenguaje -  rústico, como el de Fox –dirigido a sus campesinos nylon -  el suyo, coloquial  y  su muy limitado con graciosas  palabras y de significado muy específico   para sus fieles, como prensa fifí, mafia  en el poder, corrupción, primero los pobres, no puede haber trato igualitario en una sociedad de desiguales -: también es  cuestión de manipulación y  fe – en y de sus fieles -,  su  falange armada,  su tigre – en reposo, enjaulado o suelto, según el cristal  con el que se mire.

Y también es de intención y perversidad: Andrés Manuel López Obrador, presidente electo, afirmó que durante su gobierno habrá libertad de expresión, porque no aspira a ser un dictador, pero esto implica mensaje de ida y vuelta, por lo que ejercerá el derecho de réplica para debatir de manera respetuosa. (Únicamente, y solo, que como Donald Trump, el presidente norteamericano, para mostrar su coraje, humor, rencor, estigmatiza, castiga, acusa, advierte y hasta se burla de quienes no están de acuerdo con lo que dice y hace. ¡Y eso que aún no está en funciones!).