La Voz de Michoacan

DÓLAR Compra $17.79/ Venta $18.72

Jueves 18 de Abril del 2019

Juan P Ríos y Valles Boysselle

La historia del político miope

Juan P Ríos y Valles Boysselle

Ene 25, 2019, 12:54

Compártenos

Salió más caro el caldo que las albóndigas. Ya es conocido el método de cavar un hoyo más grande para tapar el hueco del agujero pasado, pero esta vez parece que en Michoacán se quiere ganar el premio a la miopía.

El combate al huachicol sigue avanzando y Andrés Manuel triunfará al costo que sea para conquistar su primera victoria. De acuerdo a los estudios de Pemex  Exploración y Producción, transportar una tonelada de petrolífero por ducto de Morelia a Salamanca cuesta casi $9.00 y hacer llegar esa misma tonelada en una de las nuevas pipas, que compró en Estados Unidos sin licitar, será de $119.88, 13 veces más caro; sin duda vale la pena acabar con la ordeña, pero daría tranquilidad saber que el uso del autotransporte es temporal porque de otra forma los 60 mil millones de pesos anuales que ordeñan de los ductos no serán ni de los huachicoleros ni del gobierno y así no valdría la pena las 9 horas de cola.

Lo mismo está pasando en Michoacán. El Gobernador, con su inconfundible capacidad de estadista, se enfrentó mediáticamente al Gobierno Federal por el desabasto de combustible, hasta que lo mandaron llamar a Palacio Nacional y salió declarando su apoyo a la estrategia de combate al huachicol, dijo también que ya se había organizado con el transporte público para que los dejaran meterse en la fila y que él, a diferencia del Gobernador de Guanajuato, no puede ir a resolver la importación de gasolina porque le explicaron que eso de los hidrocarburos es federal.

Ya con ganas de hacer algo que sí estuviese en su ámbito de acción y que impacte en el nivel de vida de los michoacanos, dijo que el turismo es el segundo ingreso más importante y que no podía hacer menos que asistir a la Feria Internacional en Madrid, España para platicarle al mundo entero lo bello que son los atardeceres en el lago de Pátzcuaro, los amaneceres en el Paricutín y el olor a cantera mojada cuando llueve en el centro de Morelia. El asunto es que se le olvidó que todavía no le pagaba a los maestros y que el cierre de las vías del tren, la invasión a plaza las Américas y plantón en la Madero también sale en las noticias internacionales y que, cuando aquellos extranjeros que hayan tenido el gusto de conocerlo googleen sobre Michoacán terminarán por confirmar que la palabra de los políticos mexicanos no es de fiar.

De acuerdo a los pocos perredistas que quedan, el problema de Michoacán está en que AMLO no sabe de leyes ni de historia, porque las vías del tren son federales y si por culpa de los 1,200 millones que debe el Estado a los maestros, están detenidas mercancías que generaron pérdidas a las navieras de 2,300 millones pues Andrés Manuel debería de estar interesado en pagar. Además desde que se promulgó la Constitución en 1914 la obligación de dar educación es federal, y Silvano ya les había dicho claramente que mejor les regresaba la nómina de los maestros porque entre lo que había pagado de renta de helicópteros, los eventos en Casa de Gobierno y los viajes de los empresarios a China ya no hay dinero.

Antes diga, el recién llegado a Palacio Nacional, que Michoacán no lo demanda porque al estar detenido el tren, el puerto de Lázaro Cárdenas pierde su ventaja competitiva y todo lo que se ha gastado en presumirlo se lo podrían cobrar; incluyendo los gastos de la visitas del embajador de China a Morelia, las dos vueltas de funcionarios a la Gran Muralla y la millonada de empleos que estaban esperando a que hubiera menos inseguridad para volverse realidad.

 

La cuarta transformación no debe ser sólo discurso, para lograrla se necesita estrategia; si se quiere quitar a los maestros de las vías no sólo hay que depositarles este mes, es necesario eliminar aviadores, reducir prestaciones y evaluarlos, pero ¿qué se puede esperar si el gobierno municipal destina las patrullas a cuidar el plantón en vez de vigilar las colonias? ¿Cómo evitar que el maestro no sueñe para su hijo la herencia de la plaza si por conflictos sociales el capital se aleja del Estado? ¿Cómo esperar que mejore la educación si ya no es vinculante la evaluación de los maestros?

 

Elba Esther y Felipe ya van a tener sus partidos políticos, el Peje tiene su Fiscal, Marko su escaparate, Silvano su hermano Senador, Alfonso sus millones y Godoy su nuevo hueso en Morena; Todos prometieron que el poder adquisitivo aumentaría, que el futuro sería promisorio, que nos sentiríamos seguros, la vida de todos ellos ya cambió, sólo falta que la de nosotros mejore, aunque sea poquito.

 

Juan Pablo Ríos y Valles Boysselle

Opinión Anterior

No puede ser, pero sí es.
Juan P Ríos y Valles Boysselle

Salió más caro el caldo que las albóndigas. Ya es conocido el método de cavar un hoyo más grande para tapar el hueco del agujero pasado, pero esta vez...