El movimiento #Metoo

Luis Sigfrido Gómez Campos   PUBLICIDAD Este próximo jueves ocho de marzo se celebra el día internacional de la mujer en un marco mundialinédito de reconstrucción de las relaciones de género. El surgimiento del movimiento #Metoo(#YoTambién) iniciado por el ‘caso Weinstein’, un afamado productor cinematográfico de Hollywood que fue señalado por más de 100 actrices …

Luis Sigfrido Gómez Campos

 

PUBLICIDAD

Este próximo jueves ocho de marzo se celebra el día internacional de la mujer en un marco mundialinédito de reconstrucción de las relaciones de género.

El surgimiento del movimiento #Metoo(#YoTambién) iniciado por el ‘caso Weinstein’, un afamado productor cinematográfico de Hollywood que fue señalado por más de 100 actrices que sufrieron agresiones sexuales que van desde el acoso hasta la violación, desencadenó toda una revolución a nivel internacionalque ha tenido consecuencias importantes y un replanteamiento en las relaciones humanas entre las mujeres y los hombres.

Los movimientos feministas a nivel internacional han tenido en el último año un repunte muy importante en cuanto a lacomprensión dela legitimidad de sus demandas. Pudiera no ser sólo una modaque una gran mayoría de personas acepte la racionalidad de los argumentos de la víctima de acoso y les crea más que al acosador. Pero el hecho de que se esté dando este fenómeno convierte a 2017 en el año más trascendente del feminismo en los últimos años.

PUBLICIDAD

Mi generación aprendió de los maestros “de mayor prestigio intelectual” que una violación no se puede dar sin el consentimiento de una mujer. Aprendimos Derecho creyendo en este dogma transmitido a través de la anécdota chapucera del capítulo XLV del Quijote de la Mancha, donde se cuenta cómo el gran Sancho Panza al gobernar su ínsula, cuando imparte justicia le presentan el caso de un individuo que había sido acusado de violar a una mujer. El escudero del Quijote ordena al acusado entregarle una bolsa de cuero con 20 ducados en plata para reparar el daño. Una vez entregado el dinero, le ordena quitarle el dinero. Después de un rato de forcejeo el hombre manifiesta que no puede y la mujer alega, entre otras cosas, que primero muerta que dejarse quitar los 20 ducados. Llegado ese momento, Sancho Panza ordena devolver a la mujer el dinero arguyendo que si hubiera defendido su honra del mismo modo como defendió la bolsa con la plata no se hubiera producido la supuesta violación.Dirigiéndose a la mujer de manera peyorativa la corre amenazándola con propinarle latigazos si regresa.

Esta era la concepción de mis maestros; este es el aprendizaje que recibieron generaciones y generaciones de abogados que ahora son defensores, fiscales o funcionarios del poder judicial que les toca conocer casos concretos de mujeres que han sufrido en carne propia alguna violación y, algunos de ellos, miran con sospecha a la víctima y le preguntan que si cerrólas piernas durante el ataque sexual.

El ‘caso Weinstein’ se dio y ha tenido su mayor resonancia en los Estados Unidos aunque sus repercusiones han alcanzado otras latitudes, principalmente, en algunos países de Europa, como en Suecia, donde se está promoviendo“endurecer la ley para para especificar que toda relación que no tenga el consentimiento expreso es abuso sexual”, y en donde el primer ministro Stefan Löfven, ha declarado: el “no es no” no es suficiente, “sólo el sí quiere decir sí”, refiriéndose al otro movimiento feminista que ha tenido gran repercusión internacional para exigir a los hombres que respeten la integridad de las mujeres.

En México pocas han sido las voces que se han levantado para acusar a los empresarios de los medios, actores ydirectores. Una declaración reciente de Gael García decía que México estaba preparado para un movimiento como el YoTambién, sin embargo, no obstante el gran respaldo que han recibido las pocas actrices que se han atrevido, han recibido también fuertes amenazas por parte de los acusados y cibernautas de baja calaña que intimidan a cualquiera. Es el caso de la valiente actriz Karla Souza, quiendenunció hoy haber sido acosada y violada sexualmente al principio de su carrera por un director de cine, en una entrevista a la periodista Carmen Aristegui.La respuesta del “presunto implicado”, Gustavo Loza, quien nunca fue señalado, fue llena de ira. Dijo:“si se le ocurre decir que fui yo, entonces sí me voy a ir con todo y que me lo compruebe”. ¡No!¡Pues así quien se va a atrever!

Estamos en el inicio de un movimiento que tendrá susefectos más importantes en los próximos años, cuando las mujeres aprendan que ese tipo de reclamos son legítimos, y que puede formularlos sin ningún temor a ser despedida, humillada y sometida al descrédito de una sociedad que no está preparada para entender como acoso sexualel queun productor,director, o cualquier superior jerárquico de cualquier empresa o negocio, pueda llegar a tocar la puerta de la habitación de una mujer a las dos de la mañana para comentarte sus proyectos y después pasar a los tocamientos y otras acciones no consentidas.

Vivimos en un mundo en el que el hombre más poderoso de la tierra, el presidente de los Estados Unidos de Norteamérica, ha sido reiteradamente señalado por distintas mujeres como un sujeto acosador; y no sólo eso, se han difundido evidencias de labajeza de su comportamiento con distintas mujeres, a quienes considera que toleran con agrado sus tocamientos obscenos por el simple hecho de ser un hombre famoso. Y nada pasa.

Este próximo jueves 8 de marzo se conmemora el año internacional de la mujer bajo un nuevo esquema de reflexión colectiva, que aunque fundamentalmente queda en los estratos de los intelectuales y la gente pensante, es el inicio de una nueva era para el feminismo.

luissigfrido@hotmail.com