Rendición de cuentas en la educación

Horacio Erik Avilés Martínez   La cultura de la rendición de cuentas a nivel internacional llegó para quedarse en el sector público. Bajo este enfoque, los funcionarios tienden a disminuir sus atribuciones potestativas y discrecionales, limitándose cada vez más por un marco normativo más específico, con lo que se ciñen incrementalmente a solamente cumplir y …

Horacio Erik Avilés Martínez

 

La cultura de la rendición de cuentas a nivel internacional llegó para quedarse en el sector público. Bajo este enfoque, los funcionarios tienden a disminuir sus atribuciones potestativas y discrecionales, limitándose cada vez más por un marco normativo más específico, con lo que se ciñen incrementalmente a solamente cumplir y hacer cumplir lo que la ley les mandata. De esta manera, desde esta visión de la gestión pública son gradualmente profesionalizados, acotados y convertidos en gerentes públicos, quienes rinden cuentas sobre la administración de recursos y procesos a su encargo a un consejo de administración, que no es sino la ciudadanía.

PUBLICIDAD

El cambio paradigmático que ello implica es grande, ya que implica transformar la visión de la clase política que está acostumbrada a ser evaluada solamente cada tres años en las urnas, para dar paso al atestiguamiento social continuo. Asimismo, la sociedad debe de reconocer la insuficiencia del mecanismo del voto como mecanismo de aval o repudio para ocuparse cotidianamente de informarse, opinar y acompañar a los asuntos públicos.

El sector educativo no es la excepción. Hay una gran cantidad de situaciones, procesos, instituciones y actores que requieren que permee en ellos la cultura de la rendición de cuentas.  Veamos los siguientes ejemplos vigentes en la entidad federativa:

PUBLICIDAD
  1. La respuesta institucional ante eventos naturales.

En días recientes, la respuesta de la SEE ante eventualidades y desastres naturales ha sido rápida, pronta y precisa. Es preciso aún así informar debidamente a la sociedad  estatal el alcance de los daños causados por los acontecimientos naturales recientes que han afectado a los planteles educativos, especialmente los sismológicos, para conocer con precisión el inventario de inmuebles siniestrados y de esta manera conocer el estado de fuerza real con que cuenta el sistema educativo estatal para proveer los servicios respectivos a los niños y jóvenes michoacanos.

Recordemos que precisamente uno de los compromisos de la actual administración de la entidad ha sido dignificar la infraestructura de los planteles escolares estatales, por lo que los planteles dañados impactarán irremisiblemente en las metas planteadas institucionalmente, razón por la cual es preferible informar con honestidad e inmediatez a la sociedad al respecto.

Asimismo, no pudo dejar de percibirse la confusión que reinó entre supervisores, directores, maestros, estudiantes y padres de familia durante los días 19 y 20 pasados, en donde no se contó con un posicionamiento oficial inmediato, lo cual dificultó que los padres de familia programaran la estancia en casa de sus hijos al día siguiente, al igual que el retorno a clases.

A manera de propuesta, construir canales y mecanismos bidireccionales de comunicación es una gran tarea que debe de asumirse por parte de la autoridad para lograr responder de mejor manera ante contingencias.

  1. El II Informe de Gobierno.

El II Informe de Gobierno de la actual administración estatal se acerca y aunque se omitirá el mensaje político, la documentación se entregará por escrito al Congreso del Estado el próximo domingo 24.

Se cuentan en el último mes como antecedentes inmediatos en materia educativa, a nivel nacional, la lluvia de cifras que brindó el Lic. Enrique Peña Nieto, Presidente de la República, las cuales no terminaron de mostrar una radiografía completa del sistema educativo nacional, así como en lo estatal la comparecencia del titular de la SEE ante el Congreso del Estado en donde no se siguió un modelo de indicadores para informar exhaustivamente respecto al estado de la educación michoacana.

En ese tenor, destaca que a manera de adelanto, se han brindado algunas cifras en el portal electrónico http://michoacan.gob.mx/informes/2017/, en donde en lo que respecta al sistema educativo estatal se destacan las siguientes afirmaciones:

“Por primera vez nuestros profesores se evalúan, lo que les permite acceder a mejores condiciones salariales y brindar una educación de calidad a niñas, niños y jóvenes.”

Tres aseveraciones que requieren soporte en datos duros. Los profesores se han evaluado de diversas maneras desde hace muchos años, pero en efecto la actual administración ha logrado elevar el porcentaje de participantes en los procesos evaluativos de ingreso, permanencia y promoción en el servicio profesional docente.

“Como ningún otro gobierno en la historia de Michoacán, apoyamos con becas a estudiantes de secundaria, bachillerato y licenciatura.”

Al afirmarse que como ningún otro gobierno se ha apoyado mediante becas al estudiantado, es preciso presentar un análisis comparativo. Asimismo, es sabido que no basta la entrega de becas llana para generar un repunte integral en los indicadores socioeducativos, sino que es preciso constatar el impacto de los recursos en la permanencia, eficiencia terminal, logro educativo y consecución de trayectorias completas a lo largo del sistema educativo estatal.

“Hemos sustituido más de 270 escuelas “de palitos” y dignificado mil 500 escuelas en beneficio de más de 400 mil estudiantes, algo nunca antes visto en nuestro estado.”

Al respecto vale la pena que se publique un informe detallado de las acciones de sustitución y dignificación de las escuelas mencionadas, en donde se detallen montos, conceptos y periodos de las intervenciones mencionadas, así como los procesos respectivos de licitación. Al nuevamente mencionarse que es una acción inédita, soportar con un análisis comparativo ante las últimas administraciones estatales dotaría de elementos a la sociedad.

“Durante el último ciclo escolar logramos aumentar la cobertura en Primaria, lo que significa que más de 100 mil niñas y niños tienen acceso a este nivel escolar.”

El incremento de la cobertura debe estar soportado por estadísticas en series de tiempo, donde se pueda plasmar el incremento. Es de notarse que la aseveración de que más de 100 mil estudiantes tienen acceso a ese nivel escolar es un hecho desde el siglo pasado, ya que sobrepasa con mucho la cifra citada la matricula en educación primaria desde hace más de dos décadas.

“La eficiencia terminal subió del 96 por ciento al 100 por ciento”.

Al respecto vale la pena que se informe la razón del incremento de la eficiencia terminal y cuál es el seguimiento institucional que se brinda a los estudiantes que logran concluir el nivel primaria de manera completa.

“La tasa neta de escolarización en educación básica subió del 93.8 por ciento al 95.8 por ciento”.

Es preciso para la sociedad que se informe consistentemente la modificación de esta tasa, lo que implica contar con el año de referencia y explicar los factores que inciden en el mencionado incremento.

“La deserción en secundaria disminuyó, pues en el año 2015 era de 3.1 por ciento y en 2016–2017 es de 2.6 por ciento”.

En donde las cifras presentan inconsistencias respecto a las presentadas en el Sistema Nacional de Indicadores Educativos de la SE y al no presentar el mecanismo de cálculo del abandono escolar ya mencionado.

“Logramos reducir de 51 a 32 la cantidad de municipios con dos dígitos en materia (sic) analfabetismo”.

Sería importante que la sociedad michoacana conociera por qué del empleo de la primera persona del plural, es decir, cuáles fueron las dependencias involucradas en el logro y las metas individuales, a la par que conocer el listado de los municipios que lo lograron y la ruta seguida, para aprender de las experiencias exitosas en materia de andragogía, máxime la atávica dificultad que ha tenido nuestra entidad federativa al respecto. Además es importante considerar que los datos duros que se brinden al respecto documentarán a la sociedad michoacana respecto a las posibilidades de alcanzar el compromiso anunciado por el titular de la SEE de disminuir a menos del cuatro por ciento el analfabetismo de la entidad al cierre del presente ciclo escolar.

III. Los acuerdos SEE-CNTE

A pesar del compromiso de la actual administración estatal de no dar concesiones a grupos fácticos al interior del sistema educativo michoacano, se cuenta como antecedente público los supuestos acuerdos establecidos entre la Sección XVIII de la CNTE y la Secretaría de Educación en el Estado durante julio pasado, los cuales no fueron desmentidos formalmente. Es también del dominio público que las cúpulas centistas continúan informando periódicamente de los avances en la mesa de negociaciones permanente establecida con el Gobierno del Estado.

De todos sus posicionamientos, destaca por su inaceptabilidad el comunicado gremialista sobre la reunión que entablaron ambas partes el pasado 11 de septiembre, en el cual se reseñan acciones verificables de seguimiento a acuerdos y compromisos bipartitas acerca de 27 rubros, donde muchos de ellos implican tráfico de influencias, favoritismo, corrupción e incluso hasta posibles faltas administrativas y delitos.

Específicamente, destacan las concesiones a los normalistas, quienes ante el entorno de adversidad que vive nuestra nación continuaron realizando lo que mejor saben hacer, que es presionar a la autoridad hasta obtener lo que quieren.

La autoridad debe cumplir con el principio de máxima difusión y transparentar las mesas de negociación y posicionarse, punto a punto, sobre cada uno de los acuerdos que difunde la CNTE, así como desmentir y anular por los medios legales a que haya lugar cualquier compromiso que pueda desviar el patrimonio educativo de nuestros hijos, atentar contra su derecho a aprender o alienarlo.

  1. La Convocatoria para Supervisores y Jefes de Sector, en Nivel Primaria de la Sección XVIII de la CNTE.

Mientras se acerca el II Informe de Gobierno de la actual administración estatal y como leíamos líneas arriba, se informa que en Michoacán los profesores se evalúan, en contraste, la Sección XVIII de la  CNTE en Michoacán convoca mediante "marchómetro" a sus afines a recibir encargaturas de despacho de supervisiones y jefaturas de sector, en el nivel de educación primaria.

Esto se opera aprovechando un  recoveco legal consentido mutuamente para evitar violar flagrantemente la Ley General del Servicio Profesional Docente; lo que acarrearía sanciones a los funcionarios.

Empero, quienes pagan el costo de la coordinada ocurrencia son los niños y jóvenes michoacanos, cuyas escuelas, tanto públicas como privadas, tendrán supervisores y jefes de sector a modo de la CNTE, bajo cuyos criterios se evaluarán y a quienes deberán el favor, dejando de lado la posibilidad de contar con auténticos líderes que promuevan el desarrollo educativo estatal.

Más aún, mientras tanto se continúa pasando por encima del derecho de los maestros que ganaron plazas de supervisores y jefes de sector por concurso de oposición mandatado en la LGSPD. Actualmente, de acuerdo a la información oficial, hay cinco profesionistas idóneos esperando a que se les entregue su nombramiento, recibiendo mutis institucional

Se requiere apego a la legalidad, transparencia y rendición de cuentas para evitar estos subterfugios que ponen contra la pared a la educación estatal.

En la medida en la cual se resuelvan cada una de estas interrogantes y las subsecuentes, los ciudadanos contaremos con mejor información para tomar decisiones, para entablar una relación de confianza con la autoridad establecida, elevando los niveles de efectividad y eficiencia gubernamentales, así como de gobernanza en general. La autoridad debe superar la inercia institucional y generar el cambio paradigmático que se requiere para lograr que la educación estatal sea la caja de cristal que ejemplarice la sociedad abierta que muchos deseamos para que en un futuro se materialice en Michoacán.