AMLO afirma que la pandemia del COVID-19 en México va en descenso

En las últimas horas, las autoridades de Salud registraron 2,917 nuevos casos confirmados, elevando la cifra a un total de 700,580.

EFE / La Voz de Michoacán

Ciudad de México. El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, aseguró este martes que la pandemia de COVID-19 "va a la baja" en el país y que hasta el momento no se han registrado "rebrotes" de esta enfermedad, que acumula 700.580 casos y 73.694 fallecidos.

"Va a la baja esta terrible pandemia y afortunadamente no hay rebrotes. Vamos de salida", expresó el mandatario, del izquierdista Movimiento Regeneración Nacional (Morena), en su conferencia de prensa matutina desde Palacio Nacional.

PUBLICIDAD

No tenemos indicio de rebotes, es una buena noticia, en el contexto de la gravedad del problema, sobre todo, por la pérdida de vida humanas. Ha ido a la baja de manera lenta, pero ya vamos saliendo”, indicó López Obrador

PUBLICIDAD

El presidente subrayó que "es una buena noticia en el contexto de la gravedad del problema" el hecho de que haya "una disminución lenta" de los contagios y que hasta el momento no haya "indicios de rebrotes".

En la misma línea, el subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell, encargado de la estrategia contra la pandemia del coronavirus, habló de una "perspectiva alentadora", puesto que México acumula siete semanas consecutivas de "descenso sostenido" de los contagios.

Explicó que el punto de máxima expansión de la enfermedad se alcanzó durante la última semana de julio y que desde entonces ha ido a la baja, de manera que 27 de los 32 estados acumulan una "reducción semanal en el número de casos".

De todas formas, hizo un llamado a mantener las medidas de distanciamiento social durante la lenta reapertura económica iniciada en junio a fin de "evitar el fenómeno de rebote" que, dijo, están viviendo "la mayoría de países europeos occidentales".

Desde la llegada del coronavirus SARS-CoV-2 al país a finales de febrero, la estrategia del Gobierno ha sido polémica, puesto que México es el país de la OCDE que menos pruebas diagnósticas realiza a la población.