'Carretera de la muerte': 80 personas, las víctimas mortales de la pelea entre grupos de la delincuencia

Las autoridades consideran las desapariciones consecuencia del incremento de las disputas entre cárteles en esta región, por las estratégicas ciudades fronterizas de Tamaulipas,

EFE / La Voz de Michoacán

Monterrey.- En la carretera fronteriza Monterrey-Nuevo Laredo han desaparecido en lo que va del año alrededor de 80 civiles, entre ciudadanos mexicanos y de Estados Unidos, como consecuencia de un recrudecimiento de la violencia por las disputas entre los grupos criminales y la llegada del poderoso Cártel Jalisco Nueva Generación.

PUBLICIDAD

Juan Pérez Hernandez, de 66 años de edad, desapareció junto con dos familiares el 24 de mayo de 2021 en la carretera federal Monterrey-Nuevo Laredo, que une los estados de Nuevo León y Tamaulipas, fronterizos con Estados Unidos.

Trabajaba como albañil y viajó a la frontera con dos sobrinos, un menor, Eloy Méndez de 16 años, y Julio Cesar Reyes González, de 29 años.

“Mi hija fue a poner la denuncia a Tamaulipas. Confío en Dios, le pido a Dios que nos los regresen”, contó este viernes a Efe su esposa.

Mencionó que a su marido le esperan en casa cuatro hijos y siete nietos.

“Le pedimos al presidente (Andrés Manuel López Obrador) que tenga un poco de consideración con el dolor que estamos pasando. Ellos no son criminales, iban por trabajo. Le pedimos al presidente simplemente que nos ayude a buscarlos para que ellos regresen a casa”, concluyó.

TIERRA DE CÁRTELES

Las autoridades consideran las desapariciones consecuencia del incremento de las disputas entre cárteles en esta región, por las estratégicas ciudades fronterizas de Tamaulipas, por donde se cruzan droga y también miles de migrantes, un negocio que ahora compite con el narcotráfico.

Un portavoz del Grupo de Operaciones Especiales de la policía del estado de Tamaulipas contó a Efe que en Nuevo Laredo existe una guerra soterrada por el arribo del todopoderoso Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG).

Precisó que el capo del Cártel del Noreste (CDN, antes Zetas) Juan Gerardo Treviño Morales, alias el Huevo, recién se alió con Fausto Isidro Meza Flores, “El Chapo” Isidro, actual líder de Cártel de los Beltrán Leyva, para frenar el ingreso del Cártel Jalisco Nueva Generación a Tamaulipas.

“El CJNG está penetrando en alianza con la fracción del CDG (Cártel del Golfo) que controla la frontera”, precisó el efectivo del Grupo de Operaciones Especiales, que prefirió guardar el anonimato.

Ahora, los antiguos Zetas del CDN están de cacería en el tramo de Sabinas a Nuevo Laredo y mantienen un retén en la entrada a Nuevo Laredo durante la madrugada, añadió.

Debido a la paranoica cacería de supuestos “rivales” que mantiene el CDN, han desaparecido inocentes, dijo.

Se trata de un 80% de hombres jóvenes a los que se les perdió el rastro en la entrada en la ciudad fronteriza de Nuevo Laredo, en horario de madrugada y particularmente los martes y jueves, concluyó la fuente.

LLORAN LAS PÉRDIDAS

Luis Ángel Cepeda Pérez, de 33 años, desapareció en la entrada en Nuevo Laredo el 9 de marzo del2021 de madrugada cuando se bajó de su tráiler para cargar diésel en una estación de gasolina.

El 25 de mayo del 2021, Ricardo y Jorge Luis, ambos de 29 años de edad, viajaban en un auto compacto por la carretera hacia Nuevo Laredo. Y cuando casi entraban a la ciudad se perdió la señal de sus teléfonos móviles.

Ambos eran ingenieros industriales egresados de la Universidad Autónoma de Nuevo Léon. Viajaron a la frontera para dar mantenimiento a maquinaria de una empresa.

“Ahí donde desaparecieron, en la entrada, existen varios reportes de la desaparición de otras personas", contó su madre, Yolanda Carrillo.

Entre los desaparecidos están también una madre mexicana y dos hijos originarios de Estados Unidos.

Sus familiares de Texas perdieron contacto con ellos el pasado 13 de junio de junio cuando se dirigían a Estados Unidos por la carretera federal Monterrey-Nuevo Laredo.

Viajaban en un vehículo compacto de Texas y la madre, de origen mexicano, fue identificada como Gladys Cristina, de 39 años, mientras su hijo tenía 16 años y su hija 9 años.

Debido a la nacionalidad estadounidense de los menores ya intervino en el caso el Buró Federal de Investigaciones de EEUU (FBI, por sus siglas en inglés).

Este caso recuerda al acontecido hace unos años en San Fernando, en Tamaulipas, donde secuestraron en una carretera a decenas de personas, muchos de las cuales viajaban incluso en autobuses.

En México hay actualmente más de 89,000 personas desaparecidas, según datos de la Comisión Nacimiento de Búsqueda. Tamaulipas es el estado del país que reporta más desapariciones, con más de 11.500.