Morelos, el destino de García Luna para su patrimonio

Durante su gestión como secretario de Seguridad Pública del gobierno federal, el exfuncionario adquirió diversos terrenos y edificó casas en ese estado

Foto: AP.

El Universal / La Voz de Michoacán

Cuernavaca, Morelos. En las administraciones del PAN (2000-2012) en el país y Morelos, el exsecretario de Seguridad Pública, Genaro García Luna, eligió ese estado como zona de descanso y de residencia temporal, donde construyó una casa y compró otra que después vendió a su hermana, Luz María.

En esa entidad también adquirió un restaurante para su esposa que operó bajo el nombre Los Cedros, Café, Pastelería y Restaurante, pero, aparentemente, las ventas no le favorecieron y quebró. Por ahora, el negocio está cerrado, y de sus puertas, ventanas y espectaculares penden anuncios de venta.

PUBLICIDAD

Para edificar su vivienda, García Luna adquirió cuatro terrenos, que sumaron 2 mil 60 metros cuadrados en el fraccionamiento Pedregal de las Fuentes, en Jiutepec.

En el Registro Público de la Propiedad y del Comercio de Morelos hay expedientes catastrales que demuestran la adquisición de los predios y casas, sus gravámenes y los traslativos de dominio.

PUBLICIDAD

Esos reportes le adjudican otra propiedad en un fraccionamiento del mismo municipio.

La mayoría de los predios, unificados en construcción, fueron vendidos por García Luna en 2009, año en que la Marina abatió a Arturo Beltrán Leyva, El Barbas o El Jefe de Jefes, en el fraccionamiento Altitud, en Cuernavaca.

Como secretario de Seguridad Pública federal, García Luna tenía buena relación con el entonces titular de la corporación de Morelos, Luis Ángel Cabeza de Vaca; incluso una de sus hermanas trabajaba en la dependencia estatal, pero renunció porque el mando policiaco fue detenido en mayo de 2009 por agentes federales por presunta vinculación con el Cártel de los Beltrán Leyva.

Sin embargo, la vecindad del exfuncionario comenzó a molestar a los morelenses porque sus entradas y salidas hacia la Ciudad de México eran acompañadas camionetas blindadas, las cuales detenían y cerraban el tráfico para dar paso libre al entonces súperpolicía del expresidente Felipe Calderón.

Las viviendas. Conforme a los expedientes catastrales del Registro Público de la Propiedad y del Comercio de Morelos, García Luna fue propietario del lote 10, manzana A del fraccionamiento Rincón de las Delicias, de la segunda privada de Diana sin número, en el municipio de Jiutepec.

Esta casa tiene una superficie de 160 metros cuadrados, según el reporte 142, hoja 283, que le vendió a su hermana Luz María en 880 mil 800 pesos, en agosto de 2009.

La propiedad fue gravada en febrero de 2006 por un crédito que el exmando realizó con Metrofinanciera, SA de CV, por 485 mil 147.52 pesos a pagar en un plazo de 30 años. Requirió menos de tres años para cubrir el crédito, y el día que vendió la casa también liquidó la deuda. Todo quedó registrado en la Notaría 2 de Cuernavaca.

Para vivir con su familia, eligió el fraccionamiento Pedregal de las Fuentes y cerró la calle con altas barras de hierro, colocó cámaras en la entrada y pagó la construcción de una caseta de vigilancia.

En ese fraccionamiento del municipio de Jiutepec, compró los lotes 11-C, 12, 12-C y 13, todos de la manzana 22 de la calle Amate.

La primera propiedad, de 281.87 metros cuadrados, la comercializó en noviembre de 2009 a María de Lourdes Ramírez Rodríguez por 410 mil pesos, de acuerdo los antecedentes registrados por Patricia Mariscal Vega, en la Notaría 5 de Cuernavaca.