La curva epidémica en México ha generado polémica, pero ¿es o no atípica a otros países?

Hay muchas cosas que se desconocen aún del nuevo virus y surgen varias hipótesis para tratar de entender cómo se mueve el virus y en qué tiempos. Lo único cierto hasta ahora, es que la toma de medidas de los gobiernos y la participación de cada ciudadano, marca la diferencia de un país a otro.

Foto: Ssa.

Omar Cuiriz / La Voz de Michoacán 

PUBLICIDAD
Las cifras de los casos mundiales es obtenida del Center for Systems Science and Engineering (CSSE), de la Universidad Johns Hopkins, de los reportes del Organismo Mundial de la Salud y del monitoreo de las fuentes oficiales de cada país.
 
*Contraste con México
 

Personajes de la esfera política como el expresidente Felipe Calderón, así como columnistas y usuarios en redes sociales, ponen en duda los datos que presenta diariamente el gobierno de México en voz del subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell Ramírez, sobre la situación de México ante el COVID-19.

El principal señalamiento ha sido: ¿por qué la curva epidémica que presenta México es tan diferente a la de otros países? Si bien es cierto que el número de casos es menor en México, las autoridades de la Secretaría de Salud federal han resaltado que uno de los factores principales es que México implementó medidas de distanciamiento social mucho antes que otras naciones.

PUBLICIDAD

Estados Unidos y Canadá cumplen nueve semanas de que registraron el primer caso de una persona portadora del coronavirus COVID-19 en sus países. Al primer país llegó el 23 de enero y al segundo el 27; España e Italia confirmaron su primer paciente infectado el 1 de febrero y el 31 de enero respectivamente, ambas naciones llegan a las ocho semanas; Francia lo detectó el 24 de enero y Alemania el 27, cumplen 9 semanas.

Estados Unidos, España e Italia destacan incluso por encima que China, cuna del virus, por su cantidad de contagios acumulados y por la letalidad que ha representado COVID-19 en sus territorios. Sin embargo, estas cifras no pueden interpretarse únicamente por su cumulo total diario, sino también, por las condiciones y medidas que cada país tomó, día por día, semana por semana, desde que iniciaron con el brote.

Es importante tener en cuenta que para las cifras de casos confirmados y muertes deben considerarse también los siguientes puntos:

 1.-Cantidad de pruebas hechas por cada país:  

“El número de casos confirmados, no necesariamente nos dice qué país tiene más infecciones. Sólo nos dice qué nación está haciendo más pruebas. Cuantas más pruebas se realicen, más casos se encontrarán”, señala el especialista en epidemiología de la Universidad de Hong Kong, Benjamin Cowling.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomendó enérgicamente a los países a que realizaran todas las pruebas que se pudieran. Sin embargo, no se detalló, ni se profundizó en la funcionalidad exacta de cómo frena la transmisión estar realizando estas pruebas. 

Lo cierto, es que realizar las pruebas obligaría a las personas con resultado positivo a aislarse en su domicilio, y así reducir al mínimo posible las transmisiones. En cambio, si una persona presenta síntomas leves o es asintómatica, pero no se le realiza la prueba, es muy probable que continúe con su vida diaria y esté transmitiendo el virus, aún cuando las autoridades han sido claras en que, si se tienen padecimientos leves, hagan caurentena en sus hogares.

Si a 100 personas se les hace la prueba diagnóstica y suponiendo que todos salen positivos, 80 de ellos presentará síntomas leves, además de que no recibirán un tratamiento específico, porque por el momento no existe vacuna ni retroviral para el COVID-19; “esta infección al igual que las infecciones respiratorias se curan solas, porque el sistema inmune genera anticuerpos que combaten al virus”, han explicado las autoridades mexicanas de Salud.   

Estos 80 contagiados tampoco serán hospitalizados, sólo deberán tener aislamiento domiciliario, mínimo durante 14 días, pero La Organización Mundial de la Salud recomienda que siga por una o dos semanas más.

Alrededor del 20 por ciento restante necesitará hospitalización pues sus síntomas serán más agudos. Estos pacientes serán adultos mayores o personas con enfermedades crónicas, diabetes, obesidad, entre otras. De estas 20 personas, 5 por ciento corre el riego de morir a causa del virus.

Las pruebas entonces, funcionarían para asegurar que el 80 por ciento de los contagiados se resguarden en casa y que no saturen los hospitales para que el 20 por ciento pueda ser atendido

Varios países están dando prioridad a realizar las pruebas a los pacientes con síntomas fuertes, pues son quienes sí necesitan hospitalización, pero no sin antes pedir a la población que asuma su responsabilidad y atienda puntualmente a las recomendaciones de prevención.

 2.-El tiempo que tardaron las naciones en restringir vuelos, suspender clases, cancelar eventos masivos, medidas de sana distancia, cierre de comercios y aislamiento obligatorio:  

De acuerdo con sus datos oficiales, Estados Unidos pasó de tener 7 mil contagios a 121 mil en sólo 10 días (18 de marzo al 28 de marzo). El presidente Donald Trump aclaró que el inmenso aumento fue por las numerosas pruebas que realiza su país en los últimos días, sin embargo, Corea del Sur y Australia realizaron también pruebas masivas, pero no llegaron a esa cantidad de contagios. Entre las razones posibles, están los tiempos en que aplicaron las medidas de prevención.

Estados Unidos, comenzó a restringir vuelos para evitar casos importados, hasta el 11 de marzo, 45 días después de su primer contagio (23 de enero) y hasta el 16 de marzo, 53 días después, se suspendieron clases y se cerraron restaurantes y escuelas. Durante la última semana de enero, todo febrero y el inicio de marzo, los eventos deportivos, conciertos y otras aglomeraciones continuaron.

En cambio, Corea del Sur, con 9 mil casos acumulados hasta el 29 de marzo y un inicio del brote el 20 de enero, tomó medidas desde mediados de febrero, además de que justo la contingencia llegó a ese país en pleno periodo vacacional -Corea del Sur, termina su ciclo escolar en febrero y el nuevo comienza en marzo-, y el gobierno surcorea no ordenó a las escuelas retrasar el inicio de clases.

Corea del Sur, se comprometió desde el 23 de febrero a restringir los eventos públicos. Este país actuó mucho antes que Estados Unidos, siendo que el primer contagio de cada país se dio casi simultáneamente.

Corea del Sur tuvo un veloz dispositivo de detección temprana, Estados Unidos, no.

Algo parecido sucede con Italia y España, los dos países europeos más castigados por este coronavirus:

ESPAÑA

Primer caso: 1 de febrero
Suspensión de clases: 12 de marzo, 42 días después (cuando ya tenía 3,146 casos)
Restricción de algunos vuelos: 9 de marzo, 38 días después
Sana distancia: 15 de marzo, 44 días después
Distanciamiento total: 28 de marzo, 57 días después
Casos acumulados al 31 de marzo: 94.417

ITALIA

Primer caso: 31 de enero
Suspensión de clases: 5 de marzo, 34 días después (cuando ya tenía 3,588 casos)
Sana distancia: 3 de marzo, 32 días después
Restricción de movilidad: 10 de marzo, 39 días después
Casos acumulados al 31 de marzo: 105.7925

“Todos los países europeos se han quedado cortos. En Wuhan, China, donde nació el virus, llegaron tarde y luego consiguieron reducir la epidemia con medidas bestiales, casi crueles. Pero todas las otras ciudades chinas actuaron antes y fueron capaces de evitar brotes con el cierre de escuelas y otras medidas similares muchísimo antes del momento de epidemia que está ahora Europa. Los límites al contacto social han llegado tarde, aunque Estados Unidos lo ha hecho todavía peor", señala a El País, Miguel A. Hernán. catedrático de Epidemiología de la Universidad de Harvard.

Si bien es cierto que Corea del Sur tiene mejor servicio y atención médica que China y la gran mayoría de paises europeos, la diferencia entre Corea del Sur y países como Estados Unidos, España, Italía, Francia y Alemania no es sólo la actitud de los gobiernos, sino también la de los ciudadanos.

De acuerdo con medios locales y el diario El País, al día siguiente del llamamiento a permanecer en casa, cuando todavía apenas había 50 casos en todo el país, las calles se quedaron desiertas en Corea del Sur. En cambio, en los otros países los lugares públicos seguían atiborrados, aún y cuando ya contaban con miles de casos.

Por ejemplo, Estados Unidos comenzó a cerrar escuelas y comercios el 16 de marzo, cuando ya tenía 4600 casos confirmados

España, Italia, Francia, Alemania, Estados Unidos, Canadá y otros países, tienen algo en común: sus primeras 4 semanas (febrero) registraron poquísimos casos, pero a partir de la quinta y sexta semana, cuando todos rebasaban ya los mil contagios, (excepto Cánada, que fue a partir de la octava) se dispararon los casos confirmados y se empezaron a contabilizar por miles cada día.

México , fue muy criticado porque durante los primeros días las autoridades anunciaban que había menos de 10 casos, incluso se insinuó que el país ocultaba cifras, sin embargo, Hugo López-Gatell, explicó y mostró datos oficiales de que España, por ejemplo, duró tres semanas con solo 2 casos; Estados Unidos con 15; Italia con 3; Alemania duró 4 semanas con 16 y Canadá 4 semanas con 13 casos. 

 Conclusiones:  
  • -Los países ya mencionados, incluido México , duraron entre 3 y 4 semanas con menos de 20 casos.
  • -Después de la sexta semana inicio la transmisión a gran velocidad.
  • -Cuando el virus llegó a Corea del Sur, las escuelas estaban cerradas por el periodo vacacional, pero además el país tomo medidas tempranas. EUA, Canadá, Italia y España, Francia y Alemania duraron entre 40 y 50 días para hacerlo.
  • - México con 23 días, ya había suspendido clases, cancelado eventos masivos e iniciado la sana distancia.  

México quiere seguir los pasos de Corea del Sur, el compromiso social debe ser parecido al de ese país. El 28 de marzo, Hugo López-Gatell, llamó como nunca a los mexicanos a quedarse en casa y advirtió que la medida es impostergable: “esta es nuestra última oportunidad de hacerlo y esto requiere que de manera masiva nos restringamos y nos quedemos en casa, quédate en casa, quédate en casa, quédate en casa, porque es la única manera de reducir la transmisión de este virus”.

Por las fechas y el análisis anterior, México efectivamente tomó medidas tempranas, pero ya está por llegar al punto donde se disparan los contagios (como en Europa y EUA), o lo controla, como Corea del Sur y Australia.

 3.-La tasa de muerte varía en cada país por la cantidad de población vulnerable, pero también por la capacidad de atenderla en medio de una transmisión masiva que pudo ser gradual.  

De acuerdo con las cifras oficiales del CSSE, Italia tiene la tasa de mortalidad más alta a causa del COVID-19, de sus más de 100 mil contagios hasta este 30 de marzo, las muertes se elevan a 11 mil. En cambio, en Estados Unidos con 153 mil casos confirmados, suma 2 mil 800 muertes, 1.84 por ciento. ¿Por qué varia tanto la tasa de mortalidad?

Que haya más muertos en un país en comparación con otros, no significa que el virus sea más letal en ciertas regiones y más noble en otras. Hay que considerar dos cosas:

  • -Al realizar pruebas masivas se detectan muchos casos positivos por lo que el porcentaje de letalidad bajaría.
  • -Cuando el número de contagios aumentó rápida y exponencialmente, en uno u otro país, habrá escasez temporal de camas para los casos graves, lo que dará lugar a muertes evitables.

De acuerdo con El País, Corea del Sur realizó en cierto momento 15 mil pruebas por día, lo que elevó sus contagios y bajó su tasa de mortalidad a apenas 1.6 por ciento. Cabe destacar que Corea del Sur tiene la ventaja de que cuenta con empresas que fabrican los reactivos para detectar el virus, señala el medio.

En el caso específico de Italia, el país no tiene la cantidad de pruebas que realiza EUA o Corea, para que su tasa mortal baje de porcentaje, pero también hay que considerar que es la nación con una de las poblaciones más longevas de toda Europa. Según el Instituto Nacional de Estadísticas italiano (Istat), en Italia existen casi 14 millones de personas mayores de 65 años, lo que representa alrededor de 22 por ciento de la población.

Estados Unidos tienen una población de más de 320 millones de habitantes, y sus adultos mayores llegan a 27 millones, es decir 8.25 por ciento.

Las probabilidades de morir según el rango de edad son:
+80 años 15%
70-79 años 9%
60-69 años 3%
50-59 años 1%
40-49 años 0.6%
20-40 años 0.1%
0-19 años 0%

Sin embargo, no hay que olvidar que la mortalidad está relacionada con la prestación de servicios de salud de calidad y con el grado de acceso de los pacientes graves.

Ningún país del mundo puede atender simultáneamente a la población entera. Por eso los gobiernos del mundo han llamado con tanta urgencia a evitar la transmisión de alta velocidad, y aquí es donde se hacen los llamados de sana distancia y quedarse en casa.  Como ya se ha dicho, no se puede parar la transmisión, pero sí hacer que esta se dé poco a poco.

Así nació, desarrolló y cedió el virus en China

Sobre el inicio del brote del nuevo coronavirus, COVID-19, se puede hablar de tres fechas:

1.- Según una investigación del periódico hongkonés South China Morning Post, que estaría basada en datos gubernamentales, el primer contagio se dio el 17 de noviembre; se trata una persona de 55 años proveniente de la provincia de Hubei.

2.-  De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud, los síntomas del primer grupo de pacientes con una neumonía de origen desconocido, aparecieron entre el 8 de diciembre de 2019 y el 2 de enero de 2020. SE ACUMULAN 16 SEMANAS

3.- La Comisión Municipal de Salud de Wuhan, notifico oficialmente a la OMS la situación del brote de neumonía el 31 de diciembre.  SE ACUMULAN 12 SEMANAS AL 28 DE MARZO

En este reportaje, tomaremos como referencia el 8 de diciembre, teniendo en cuenta que las autoridades mundiales han coincidido en que la transmisión comenzó paulatinamente durante el transcurso de este mes.

China llega a la punta de su curva

Con 80 mil casos acumulados confirmados (faltaría contemplar los casos a los que no se les hicieron pruebas), el 10 de marzo, China anunció que había llegado al punto más alto de la curva de transmisión, y es que desde inicios de ese mes los nuevos casos se iban disminuyendo notoriamente hasta que solo había no más de 50 casos nuevos por día.  

Es importante recordar que las tres primeras semanas de febrero, resultaron gravísimas por la cantidad de contagios nuevos diarios que se registraban; por ejemplo, el dos de febrero se agregaron más de 4 mil infectados nuevos y en las siguientes 24 horas, más de 3 mil.

Si consideramos al 8 de diciembre como el inicio del brote en China, el 10 de marzo se cumplieron 13 semanas.

El 19 de marzo, después de casi 15 semanas, el país asiático anunció que amaneció sin nuevos contagios y el 25, decidió levantar la cuarentena de varias regiones.

¿España e Italia cerca del punto máximo?

Con ocho semanas, España habría comenzado lentamente a aplanar la curva, de acuerdo con El País, las muertes registradas por Covid en este país siguen multiplicándose, pero el crecimiento del brote ha dejado de ser exponencial: está desacelerándose.

El medio muestra que la mejoría se aprecia en el incremento diario del total de muertes: el día 21 de marzo supusieron un 30% del total registradas hasta entonces, pero esa cifra ha bajado paulatinamente hasta el 17% del pasado sábado.

Siguiendo el estudio de casos acumulados, España e Italia han comenzado a dejar de multiplicar sus contagios y muertos de un día para otro y han pasado a multiplicarlos por semana. Estos países en la última semana realizaron extremas medidas de confinamiento.

La OMS declaró la semana pasada, que Italia podría estar cerca del pico de nuevos contagios. Así mismo, un estudio del Centro Nacional de Investigaciones, un organismo oficial que consideró que en la mitad de las provincias italianas ya se habría superado el punto máximo en el crecimiento del número de contagiados.