Información que quizá no cura, pero sí es útil: se dice “la COVID-19”

Desde que la pandemia empezó a acaparar espacio en los medios de comunicación, la Fundéu explicó la forma correcta de nombrar a la enfermedad

Redacción / La Voz de Michoacán

Morelia, Michoacán. Luego de que en una publicación en las redes sociales de La Voz hubo quienes criticaron por haber escrito “la COVID”, hemos decidido explicar por qué nos referimos a la enfermedad en femenino, y no como “el COVID”, como muchas personas y medios manejan para referirse a la enfermedad causada por el virus SARS-CoV-2.

Desde que la pandemia empezó a acaparar espacio en los medios de comunicación, la Fundéu explicó la forma correcta de abordar a la enfermedad.

PUBLICIDAD

La Fundación surgió en 2005 en Madrid, España, del acuerdo y participación de la Agencia EFE y del banco BBVA (Banco Bilbao Vizcaya Argentaria), que fue su principal patrocinador hasta 2020. Cuenta además con el copatrocinio de la empresa de comunicación Prodigioso Volcán.

El principal objetivo de la Fundación es velar por el buen uso del idioma español en los medios de comunicación, en especial los informativos, y cuenta con el asesoramiento de la Real Academia Española. Así, ambas instancias son las más confiables a la hora de consultar dudas sobre el idioma español y su correcto uso.

PUBLICIDAD

Según la Fundéu, la forma más recomendada para escribir abreviado el nombre causado por el nuevo coronavirus es “COVID-19”, todo con mayúsculas pues se trata de un acrónimo en inglés de “coronavirus disease”, es decir, “enfermedad del coronavirus”. Por eso, dado que tanto en inglés como en español el sustantivo “enfermedad” o “disease” son femeninos, la forma correcta de referirnos a la enfermedad es diciendo o escribiendo “la COVID-19”, no “el COVID-19”.

  Desde el surgimiento de la pandemia, la Organización Mundial de la Salud decidió llamar “COVID-19” (acrónimo del inglés “coronavirus disease”) a la enfermedad causada por el nuevo coronavirus, y escribe esta denominación con mayúsculas y con un guion antes de los dos dígitos, en línea con códigos similares recogidos en la Clasificación Internacional de Enfermedades (ICD, por sus siglas en inglés). En español la pronunciación mayoritaria es aguda (/kobíd/), mientras que en inglés es llana (/kóvid/). 

Hay que destacar que esta identificación se aplica a la enfermedad, no al virus, al que oficialmente el Comité Internacional de Taxonomía de Virus ha pasado a denominar SARS-CoV-2 (aunque es frecuente que se siga empleando el provisional 2019-nCoV).

No obstante, si en un texto general se desea lexicalizar esta denominación pasándola a minúsculas, lo adecuado es no dejar la inicial mayúscula porque se trata de un nombre común de enfermedad: covid-19, no un nombre propio.

El guion forma parte del nombre establecido y nada impide conservarlo, pues, como explica la ortografía académica, “en aquellas piezas léxicas constituidas por una combinación de segmentos de cifras y letras se han venido separando tradicionalmente dichos segmentos con guion”. En cambio, no es adecuada la grafía “Covid-19”, en la que se mantiene la mayúscula inicial como si se tratara de un nombre propio.

Cabe la posibilidad de emplear, igualmente, expresiones descriptivas como “enfermedad del coronavirus” o “neumonía por coronavirus”. En estos casos, puesto que no se está indicando de qué coronavirus se trata, es posible añadir COVID-19 para especificarlo.

Por ello, en los dos últimos ejemplos dados anteriormente habría sido preferible escribir “la COVID-19 podría extenderse a 50 países” y “la COVID-19 sumó seis nuevas víctimas”, mientras que el primero es válido.

Con respecto al género del artículo, lo preferible es emplear el femenino, puesto que la sigla COVID está formada a partir de “coronavirus disease” (enfermedad del coronavirus). El género femenino se toma del sustantivo “enfermedad”; al igual que sucede con otras siglas: se dice “el SIDA” porque es “el síndrome de inmunodeficiencia adquirida”, o “la ELA”, por “la esclerosis lateral amiotrófica”.

No obstante, el uso del masculino no se considera incorrecto; la vacilación en la elección del artículo es habitual en casos como este, en los que el componente principal no queda claro para los hablantes, como explica la Gramática.

Es frecuente el uso de la forma acortada COVID (o covid), que, si bien es menos precisa, no puede considerarse incorrecta, aunque para referirse a esta cepa en particular, lo ideal es agregar el número “19” después del guion, ya que ese número indica el año en que la cepa fue descubierta: 2019.